miércoles 20/10/21

Preguntas que suenan a chino

La UD. Lanzarote perdió su tercer encuentro consecutivo y se situó a cinco puntos de la promoción de descenso a la tercera división. Los aficionados rojillos (aquellos que aún permanecían en el estadio porque muchos abandonaron la Ciudad Deportiva tras el segundo gol del Ourense) despidieron a sus jugadores con una sonora pitada, lo que algunos quisieron interpretar como un divorcio entre la parroquia rojilla y sus jugadores.

En la rueda de prensa posterior al partido caras largas, desánimo y una fotografía que más se asemejaba a la de un velatorio que a la de una comparecencia pública del entrenador de un equipo ante los medios de comunicación. Un cariacontecido Adolfo Pérez no encontraba argumentos para explicar la supuesta debacle que estaba experimentando su equipo en las últimas semanas. El mister conejero tuvo que escuchar preguntas del tipo de si pensaba en dimitir o si temía por su continuidad al frente del banquillo de la UD. Lanzarote, cuestiones que al arriba firmante le sonaron a chino.

La UD. Lanzarote, que dicho sea de paso no atraviesa por su mejor momento económico ni deportivo desde que hiciese su incursión en el fútbol profesional, está realizando una campaña más que digna en relación a su presupuesto, uno de los más bajos de la categoría (durante toda la campaña el equipo rojillo se ha mantenido alejado de los puestos de descenso y ha tenido una liga de lo más tranquila). Nos estamos rasgando las vestiduras y hemos entrado en un estado de esquizofrenia colectiva tras caer derrotados en casa frente al Rayo, sí, ese equipo que hace cuatro campañas disputaba la UEFA y frente al Ourense, un conjunto que tiene una dilatada trayectoria en segunda y cuya clasificación no hace justicia con la calidad que atesoran sus jugadores. También se perdió en casa del colista, el Móstoles, pero el equipo madrileño no es de los que peor fútbol practican de la categoría y si no que le pregunten al Pontevedra.

Con el líder Universidad de Las Palmas y el segundo clasificado, el Vecindario, en el horizonte de próximos rivales ligueros de la UD. Lanzarote, han empezado a sonar todas las alarmas en el entorno rojillo porque nadie confía en que se obtenga nada positivo en dichos encuentros.

Señores, un poquito de por favor, como diría el portero de “Aquí no hay quien viva”. No podemos dejarnos llevar por el desánimo con un colchón de cinco puntos sobre el descenso, que se preocupen y se lamenten en Móstoles, Leganés, Negreira, Vigo y San Isidro, cuya situación si que es de cuento chino.

Preguntas que suenan a chino
Comentarios