jueves. 29.09.2022
Samuel Perera, guitarrista de la formación, solicita también un lugar apropiado para conciertos en Lanzarote

Kardomillo piden a los políticos que se impliquen en la contratación de grupos locales

Este jueves 1 de noviembre participarán en el concierto Lanzarote en Rock 2007 en el recinto ferial

Aunque llevan 15 años haciendo canciones, “Makekele” y “Aguita con los gasolineros” serán los temas que seguro corearán todas las personas que mañana acudan al concierto “Lanzarote en Rock 2007”. Junto a ellos actuarán Medio Almud, Kachobicho y la formación uruguaya nominada a los premios MTV No te va a Gustar.

La posibilidad de participar en este evento les surge a Kardomillo cuando se pusieron en contacto con ellos y vieron qué tipo de música se iba a tocar esa noche. Samuel Perera es el guitarrista de la banda y asevera que “vimos que los grupos tienen una idea bastante parecida a la nuestra sobre lo que queremos hacer en la música y nos gustó mucho porque No te va a Gustar no es el típico grupo que suele venir a la Isla y a los que nos gusta este tipo de música sabemos que es un grupazo”.

De nuevo, la falta de oportunidades

Aunque este año ha habido un par de ocasiones en las que se ha permitido a los grupos locales tocar en directo, la falta de conciertos sigue siendo uno de los grandes lamentos de los músicos lanzaroteños. Según Samuel, “hay grupos y asociaciones como los que están haciendo la Bienal que están organizando cositas pero los políticos siguen cometiendo un error gravísimo y es atentar contra la propia cultura de su pueblo”. Piensa que “es increíble que en conciertos grandes como Costa de Música en Teguise o el del campeonato de surf no haya habido ni un solo grupo de Lanzarote y han traído bandas de fuera infinitamente peores que las que estamos aquí”. Explica que “somos la única isla de Canarias en la que pasa esto porque en el Fuertemúsica o el Womad que son dos eventos mucho más importantes tenían grupos locales”. Dice que “no hay ningún motivo por el que no incluir a los grupos de Lanzarote porque tienen calidad suficiente y de todos los estilos posibles porque nunca ha habido tanta variedad como ahora mismo”.

La culpa, del político

En opinión del guitarrista, “la culpa es del político de turno que invierte casi 300.000 euros en conciertos y lo deja en las manos del productor de turno, que busca su negocio, no un tema cultural, y no tiene ningún interés en meter a grupos de aquí”. Según Perera, “lo más gracioso es que lo hacen políticos que presumen de nacionalistas pero claro es como si pones concejal de urbanismo a un señor que nunca ha hecho una carretera; aquí hay gente de cultura que no sabe lo que es un concierto”.

Perera asegura que ellos sí se ponen en contacto con las productoras que organizan los eventos para demostrarles que sí es rentable incluir a un grupo de Lanzarote pero siempre les responden que ya tienen el cartel cerrado. Sin embargo, no quiere cargar las tintas sobre los promotores porque reconoce que hay algunos, sobre todo los de la Isla, que organizan conciertos y siempre meten bandas locales. Se queja de que “esto no ha sido siempre así, es cosa de los últimos dos o tres años”. En este sentido, destaca el concierto que hubo recientemente en Tinajo en el que sí tuvieron cabida las mejores agrupaciones de música pop de Lanzarote. Dice que “quien lo organizó estaba informado y sabía lo que estaba haciendo ya que el problema viene cuando lo hace gente que no tiene ni idea y sólo busca un negocio para ganar dinero”. Por eso, piensa que desde los departamentos de cultura se tiene que vigilar para que esto no ocurra.

Pagar por los conciertos

Lanzarote en Rock les supondrá a los asistentes un desembolso simbólico de 10 euros. Sin embargo, todavía son muchas las personas que se echan para atrás cuando a un concierto se le pone precio. Para Samuel, “es lógico que en Lanzarote no tengamos costumbre de pagar por los conciertos porque no hay ninguna sala para ello y todos los que ha habido han sido en sitios abiertos”. Dice que “la solución para ello es hacer una sala pero está complicado”.

Perera espera que la gente sí se anime a pagar los 10 euros este jueves porque “a los que nos gusta este tipo de música sí pagaríamos por escucharla”.

En cuanto a la calidad de sonido que se puede esperar en este tipo de recinto, Samuel dice que si en otras ocasiones no se ha escuchado bien es “porque a lo mejor los grupos que venían no eran tan buenos como se suponía”. Comenta que “sólo hay que ver actuaciones como la de Paulina Rubio, que se suponía que eran buenísimas y mira...”.

En todo caso, reconoce que “el recinto ferial es una cosa que hicieron ahí, que ni tiene que ver con la música ni sé para qué sirve pero como no hay otro sitio se tiene que hacer ahí”. De todos modos, explica que “yo he estado en conciertos y no se ha oído mal”.

En el caso de Kardomillo, asegura que van con el concierto preparado en condiciones porque “la mayor parte del grupo tenemos los mismos horarios y disponemos de tiempo para ensayar como mínimo 3 días en semana una horita y media”. Además, llevan mucho tiempo juntos y las canciones se las tienen bien aprendidas.

También asevera que un concierto como Lanzarote en Rock requiere más un recinto abierto que una sala teatro, aunque afirma que “no entiendo ese techo tan raro, que no sé si es uralita o plástico para el frío, porque en ninguna otra isla hay un recinto como este”.

En cuanto a lo que van a ofrecer este jueves, dice que “la evolución del grupo es constante y no hacemos ahora la misma música que hace quince años”. Además, cada uno de los componentes ha ido recibiendo la influencia de grupos distintos y esperan poder coger también todo lo interesante que pueda proporcionarles No te va a Gustar.

Kardomillo piden a los políticos que se impliquen en la contratación de grupos locales
Comentarios