sábado. 01.10.2022
El Gobierno ha suprimido el Plan Prever a la vez que ha aumentado los impuestos de los todoterrenos en la controvertida Ley de Calidad del Aire

Los conductores lanzaroteños no muestran ningún interés por los automóviles ecológicos

Resulta incomprensible que se grave a coches modernos que casi no contaminan y se dificulte que los usuarios se deshagan de los vehículos viejos

La fórmula que el Gobierno ha encontrado para mejorar la calidad del aire es aumentar el impuesto de matriculación en los coches que supuestamente contaminan más; es decir, los todoterrenos. Todavía no está claro cómo van a hacerlo, es decir, si tanto contaminas tanto pagas o si se va a establecer una cuota fija por vehículo. Lo que sí resulta paradójico es que se lleve a cabo esta medida al tiempo que se elimina el Plan Prever, lo que supone que muchos conductores no se animen a cambiar de vehículo y mantengan en la carretera auténticas cafeteras andantes, que son los que realmente atentan contra el medioambiente.

Loli Morejón es la responsable de ventas de RAHN Lanzarote y opina que “sabíamos que estaban mirando posibles cambios en el impuesto de matriculación pero no teníamos ni idea de que era para mejorar la calidad del aire”.

Del mismo modo que el Gobierno aseguró al instaurar el carné por puntos que en ningún caso la intención era recaudatoria, de nuevo afirma en el aumento de este gravamen que no pretende vaciar más los ya vacíos bolsillos de los consumidores. Pero parece que la explicación no convence, por lo menos, no a los responsables de los concesionarios. En opinión de Morejón, “el único fin es recaudatorio porque es muy difícil cuantificar las emisiones de CO2 y ahora mismo hay vehículos exentos del pago del impuesto de matriculación que son muy contaminantes”.

Hay que tener en cuenta que a día de hoy este impuesto se paga en función de la cilindrada y del tipo de vehículo, ya que hay grupos exentos de esta tasa: los furgones, derivados del turismo y los automóviles para uso público como taxis, o coches de renta car. En función del motor se paga el 6% o el 11%. La responsable de RAHN Lanzarote comenta que los únicos beneficiados de esta ley van a ser los coches pequeños, que son los que menos contaminan, pero también los que menos impuestos pagan. De hecho, no le cuadra que “se está oyendo que va a haber un descuento de hasta 1.800 euros pero que me digan en qué coche porque no hay ninguno que supere los 700 euros”. Los todoterrenos podrán pagar hasta 1.200 euros más. Morejón comenta que el Gobierno no les ha hecho llegar esta ley a los concesionarios, que dice, son siempre los últimos en enterarse de los asuntos gubernamentales relacionados con el sector.

Aún así, no cree Morejón que esta ley vaya a afectar a la compra de vehículos en Lanzarote, donde hay una gran afición a los 4x4. Sólo comenta que “la gente que quiera comprarse uno de estos coches procurará hacerlos antes de que finalice el año, lo que puede beneficiarnos a los concesionarios pero los que vayan a hacerse con un vehículo pequeño van a esperar a que entre la nueva ley, ante la posibilidad de ahorrarse esos 1.800 euros de los que se está hablando”.

Adiós al plan prever

Loli Morejón no entiende que el Gobierno diga que está tomando las medidas necesarias para evitar la contaminación del aire cuando ya ha establecido que el 1 de enero del año que viene desaparece el Plan Prever. “Cada vez están limitando más las ventajas a la hora de deshacerse de coches viejos, que son los que realmente contaminan porque no tienen catalizador y ahora encima, eliminan esta opción al tiempo que aumentan el impuesto de matriculación”, asevera. Cree que “se está desanimando a los usuarios a desprenderse de los autos viejos, cuyas emisiones de CO2 pueden ser el doble que las de un vehículo nuevo de inyección directa”. Por todo esto, Morejón piensa que los propios fabricantes se preocupan mucho más del cambio climático que el Gobierno.

Sobre la toma de las decisiones relacionadas con el sector, la responsable de ventas de RAHN Lanzarote, asevera que “me parece que el Gobierno se ha puesto en contacto con la Federación de Venta de Vehículos pero sólo a título informativo y no para consultar opiniones al respecto; es decir, no nos toman en cuenta, simplemente nos cuentan las medidas que se van a tomar”.

Coches híbridos

Uno de los grupos cuya venta pretende estimular el Gobierno es el de los coches híbridos. Loli Morejón asegura que en 10 años nunca nadie ha llegado al concesionario interesándose por estos automóviles. Cree que la preocupación por el medioambiente a la hora de comprar un coche es nula. Es más, asevera que son muy pocas las personas que saben lo que es un híbrido y que “hay gente que cree erróneamente que no necesitan combustible o que funcionan por energía solar cuando lo que supone es que son vehículos que emiten muy poco CO2 y utilizan energía eléctrica y combustible”. Son mucho más caros que los autos convencionales y en su opinión, “es posible que ese descuento de los 1.800 euros afecte precisamente a estos vehículos”.

La responsable de RAHN no sabe a ciencia cierta si fabricar coches menos contaminantes supone más gasto para las empresas pero sí cree que todas las marcas de coches se están preocupando cada vez más por hacer productos ecológicos y “son los que más invierten en ingeniería, desarrollo o nuevas tecnologías”.

Seguirá la gasolina

A pesar de que llevamos años oyendo hablar del efecto contaminante de la gasolina, mientras los países productores de petróleo tengan un peso específico en la economía mundial, este tipo de combustible seguirá ahí. Por eso, Morejón apuesta por el fomento del transporte público, con guaguas en condiciones, o que se sea más estricto en la ITV para que no se permita circular a vehículos que son auténticos emisores de CO2 andantes.

Los conductores lanzaroteños no muestran ningún interés por los automóviles ecológicos
Comentarios