domingo 24/10/21
Nicolás Cabrera Acosta, secretario general de Sanidad y del sector socio-sanitario de CC OO en Lanzarote

"Si el Gobierno sigue haciendo concursos de oposición por Comunidad Autónoma, continuará la temporalidad en el sector sanitario"

"Creo que debemos ser prudentes, cautelosos y no bajar la guardia. Hay que usar la mascarilla, mantener el distanciamiento social y lavarnos las manos. En cualquier momento va a haber un brote. Eso es inevitable, pero creo que no hay que demonizar a nadie. Es muy contagioso este virus y si bajamos la guardia, va a pasar lo mismo que está pasando en otros lugares"

IMG-20200413-WA0012

El anuncio del Gobierno de Canarias estos días corroborando su intención de darle fin a la temporalidad de los contratos del personal sanitario y no sanitario del Servicio Canario de Salud (SCS) ha sido acogido con los brazos abiertos aunque con cierta desconfianza por parte de los sindicatos del sector en Lanzarote y toda Canarias. Como muestra, este lunes Nicolás Cabrera Acosta, secretario general de Sanidad y del sector socio-sanitario de Comisiones Obreras (CC OO) en Lanzarote, ha abogado en la entrevista concedida al programa 'A buena hora' de Crónicas Radio-COPE Lanzarote por que la aprobación de la propuesta que salió adelante la semana pasada en el Parlamento de Canarias no quede otra vez en aguas de borrajas y permita terminar con una temporalidad que ha hecho que profesionales de la Sanidad lleven 14, 15 y en algunos casos 16 años con contratos temporales, unos términos muy alejados de lo que la Unión Europea está reclamando a día de hoy. Cabrera apuesta por no bajar la guardia para evitar nuevos brotes de COVID19 en Lanzarote y Canarias.

- Parece que esta vez el Parlamento y el Gobierno autonómico se están tomando en serio lo de acabar con la temporalidad de los empleos en la sanidad pública. ¿Cómo acogen los sindicatos este anuncio del Gobierno?

- Bueno, estamos esperanzados una vez más. Dicen que la ilusión nunca se pierde. Sin embargo, los años pasan y con ellos, la vida. Hay compañeros que llevan mucho más de diez años enlazando contratos o con un único contrato de interinidad, que al fin al cabo es un contrato de sustitución, y pendientes de que una persona que tenga plaza o que la consiga tras un proceso de oposición y un traslado. Es decir, es personal de sustitución durante muchos muchos años. La verdad es que nos da qué pensar y esperamos que se lleve a buen término. Si realizáramos un proceso de concurso de oposición como los que venimos realizando hasta ahora, por Comunidad Autónoma, sin lugar a dudas resultará complicado y volverá a suceder lo de siempre. Ya no solo podrán venir a presentarse a ese concurso y oposición personas de cualquier otra comunidad autónoma, sino cualquier persona de Europa. Porque al fin al cabo estamos en Europa y todos tenemos derecho a presentarnos a cualquier oposición.

- En ese caso serviría de poco esta iniciativa, ¿no?

- Efectivamente. Se están buscando fórmulas y para ello ya no solo sería necesaria la voluntad del Gobierno de Canarias, sino que tendría que haber algún acuerdo a nivel nacional, incluso con alguna modificación o arreglo de la normativa del Estatuto Básica  del empleado público, para que se pudiera concretar de alguna forma con ese personal que llevamos teniendo aquí tantos años, llámese Medicina, Enfermería, técnicos de Laboratorio, auxiliares de enfermería, que a día de hoy no tienen aún su plaza fija. Esta es la circunstancia que nos tiene en vilo desde hace muchos años y por la que no podemos ver la estabilidad en el empleo. 

- Claro. Es que hay casos insólitos. Pero esto pasa también en el otro pilar básico, en la Educación, ¿verdad?

- Efectivamente. La verdad es que es increíble. Sabemos que la Educación es también otro pilar básico de nuestra sociedad y ahí está en el punto de mira la educación de nuestros hijos. A pesar de ello, tenemos profesores que han estado toda su vida, y que se van a jubilar siendo personal interino, es decir, personal sustituto. Es realmente lamentable. En el caso particular de ellos, los trasladan de unas islas a otras si no quedan suficientemente bien en esas listas cuando se hacen los procesos de oposición. Ese es otro gran error, vincular la nota de examen, a lq ue se le da tanto valor, con la lista de contratación. Eso hace que ese día no solo te juegues el poder acceder a una plaza fija, sino también el lugar donde vas a quedar en la lista de contratación. Son circunstancias y situaciones inadmisibles, pero se repiten año tras año, oposición tras oposición. Creemos que la política no está realmente concienciada de los valores que nos aportan la Sanidad y la Educación. 

- Y no es normal que hayan pasado tantos gobiernos y que la situación siga igual, ¿no? ¿Qué papel han tenido en esstos temas los sindicatos? ¿Han tenido alguna responsabilidad en esta historia?

- Todos tenemos algo de culpa, sin duda. Cuando uno se sienta en una negociación, siempre sabemos hasta dónde podemos llegar pero debemos procurar que el chicle se estire pero sin llegarse a romper. Nos hemos quedado donde nos hemos podido quedar. Antiguamente, en las primeras oposiciones del Servicio Canario dse Salud, se puntuaba la residencia. Con varias demandas que se hicieron yq ue llegaron a buen puerto, finalmente esos cinco puntos por residencia que se daban se eliminaron pues era algo inconstitucional. Ustedes saben que dentro del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias tenemos unas particularidades por estar donde estamos situados y demás.Sin embargo, en el empleo público en Canarias no tenemos absolutamente nada. Si para unas cosas somos peculiares porque somos ultraperiféricos y demás, entonces, ¿por qué no hemos conseguido nada con nuestro personal de las instituciones públicas? Es una reflexión que lanzo a la política para que lo valoren, porque yo creo que ya está ben. De alguna forma también hay que solucionar esto. Ya son muchísimos años y las condciones no cambian. Hay que tener en cuenta que las condiciones de trabajo y dinerarias en otros lugares son mucho mejores que aquí. Los profesionales médicos escasean y cuando éstos finalizan sus estudios, de aquí se marchan. Pero ya no solo ocurre esto con Medicina, también está pasando con Enfermería. De hecho, ahora mismo no tenemos suficiente personal de Enfermería. Las condiciones en otros países son mucho mejores que aquí. 

- Entonces hay gente que estudia en la Escuela de Enfermería en Lanzarote y luego se va a trabajar afuera?

- Ahora mismo no, porque prácticamente todos quedan trabajando, pero sí es cierto que en Medicina, aun terminando los estudios aquí y teniendo trabajo, muchos profesionales deciden marcharse porque las condiciones no son las idóneas.

- Éstos han sido meses muy duros  para los sanitarios. Ha habido un cambio en la cúpula de Sanidad. ¿Cómo han recibido ustedes estos cambios en la Consejería? 

-La verdad, estas son decisiones políticas que no quiero ni entrar a valorar. No quiero entrar en ese asunto. Me va a disculpar. 

- Pero no han notado ningún cambio por el momento, ¿verdad?

- Sí, seguimos  y siguen intentando controlar el timón de esta nave compleja que es la Sanidad, sin duda. Y además con una situación tan complicada como la que estamos viviendo por la pandemia. Se va avanzando y hay situaciones que se van solucionando. Están saliendo algunas listas de contratación derivadas de algunas oposiciones de allá cuando, del año 2007, que creo que recordar que aquel examen se hizo en 2015. Cosas curiosas. Y siguen vinculando una nota de examen a una lista de contratación. Y luego nos pegamos cinco años de retraso. Cuando se ponga en marcha esa lista de contratación que aún a día de hoy no está publicada en el Boletín Oficial de Canarias, ya estará totalmente obsoleta. Tenemos que formular una nueva iniciativa de creación de listas supletorias para poder actuar y trabajar con esas listas. La Sanidad no va bien, sin duda alguna. 

- Y respecto al coronavirus, ¿hay motivos para preocuparse por los rebrotes de la Península? ¿Están ustedes tranquilos? 

- Estamos tranquilos pero exhaustos, cansados y adaptándonos. Se dan muchas situaciones. Ahora mismo tenemos los aeropuertos abiertos y nos llegan turistas de cualquier lado. Sabemos que no se están haciendo las pruebas de PCR ni tests en origen. El hecho de que el uso de la mascarilla en lugares abiertos tampoco sea obligatoria a mí personalmente me genera mis dudas. Viendo lo que pasa en otros sitios, aquí también puede pasar. Ha habido varias comidas familiares en las que ha habido varios contagiados. Creo que debemos ser prudentes, cautelosos y no bajar la guardia. Hay que usar la mascarilla, mantener el distanciamiento social y lavarnos las manos. En cualquier momento va a haber un brote. Eso es inevitable, pero creo que no hay que demonizar a nadie. Es muy contagioso este virus y si bajamos la guardia, va a pasar lo mismo que está pasando en otros lugares. 

-¿Cree que es un problema para la población la inmigración irregular, sobre todo con casos como el de Fuerteventura, donde han llegado más de 40 personas contagiadas?

- Bueno, desconozco la realidad de nuestro país vecino, Marruecos. Sé que están cerrados a cal y canto y que cuando las pateras se localizan una vez llegada a tierra, automáticamente se les realiza a los inmigrantes las pruebas de PCR que se les vuelve a repetir a los 7 u 8 días. Por esa parte yo sí estoy tranquilo. Otra cosa es que lleguen a tierra y no se les localice. Eso sí representa un gran problema, y ha sucedido ya, por cierto. No me preocupa tanto, siempre y cuando sean localizados a tiempo. En ese sentido, creo que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los sanitarios estamos haciendo bien nuestro trabajo. 

"Si el Gobierno sigue haciendo concursos de oposición por Comunidad Autónoma,...
Comentarios