sábado 29/1/22

SEPTIEMBRE MOVIDO EN LA POLÍTICA LOCAL Y EN LOS MEDIOS

Las escandalosas facturas de las fiestas de San Ginés han provocado un problema más que serio en el pacto entre PP y PSOE, por mucho que algunos traten de disimularlo. De momento se ha contado sólo una parte de lo que realmente ha sucedido. Septiembre viene acompañado de tormentas fuertes en la política local y en los medios. Hablando de medios, ¿por qué hay tanta preocupación por la más que posible aparición de una televisión local bajo el paraguas del grupo Crónicas? Y lo peor, ¿por qué hay tanto empeño en propagar rumores sobre el cambio de grupo de la COPE en Lanzarote y Fuerteventura?

Pasaron desapercibidas en estos tiempos en los que la gente pasa casi de todo las declaraciones del actual vicepresidente primero del Cabildo, Jacobo Medina, justo antes del descanso veraniego. En una fantástica y sincera entrevista en el programa “A buena hora” de nuestra emisora local, Crónicas Radio, contó prácticamente todo lo que se puede contar sobre lo que ha sucedido en estos meses en Lanzarote. Una de las cuestiones que se plantearon fue la confirmación de que en este confidencial no andábamos desencaminados cuando soltamos el nombre de Eva de Anta como candidata a dirigir los Centros Turísticos. El joven político del Partido Popular (PP) confirmó que la intención de sus socios era la de colocar a la ex alcaldesa de Arrecife al frente de la empresa pública, cuestión que provocó el primer problema serio entre ellos; los populares no estaban dispuestos a pasar por semejante aro. Era invendible de cara a la opinión pública, como ya adelantamos, que alguien que no les servía siquiera como relleno en un grupo de gobierno de un ayuntamiento sí les sirviera nada menos que para manejar la joya de la corona de todos los cabildos canarios. Está claro que el veto del PP surtió efecto y fue cuando deprisa y corriendo apareció el nombre de Juan Félix Eugenio.

Sin duda alguna, y ahí coinciden hasta los que tratan de lapidarlo ahora públicamente, el viejo conocido de la política local cuenta con un perfil y un currículum mucho más adecuado para dirigir la empresa pública que De Anta. Tanto es así que en la polémica actual en la que se ha visto envuelto no se discute en ningún caso su valía, sino si es ético o no que se ponga al frente de una entidad a la que su pareja adeuda más de medio millón de euros. Tema peliagudo desde luego sobre el que de momento se ha pasado de puntillas pero que en breve traerá cola, una más. Mucha gente se pregunta, y desde luego dentro del Partido Socialista (PSOE) también, si los Centros están siendo dirigidos realmente por el ínclito y ahora omnipresente Carlos Espino. Más le vale al bueno de Juan Félix que eso no sea así, básicamente si no quiere terminar en el lugar en el que su no se sabe si compañero de partido terminó por ser el peor gestor que ha tenido la empresa pública en toda su historia. Y decimos sólo lo de mal gestor a la espera de que termine de una vez la eternizada instrucción del caso que lleva diez años durmiendo el sueño de los injustos en el juzgado, no vaya a ser que una sentencia nos aclare de una vez si además de mal gestor fue un corrupto.

Pero se inicia septiembre y todo sigue más o menos igual. Eso es lo que nos cuentan. Espino, al que para su suerte le han dejado salir del armario en el que los socialistas guardan los trastos poco éticos que pululan en sus entrañas, parece que se está tratando de ganar el generoso sueldo que cobra de las costillas de los sufridos feligreses de Lanzarote apareciendo por todas partes. Dicen en el Cabildo, nos cuentan algunos de sus funcionarios, que mete el hocico en todos los rincones. No es para menos. Algunos, los peor pensados, creerán que es por su evidente afán de encontrar los muchos chanchullos que él y los suyos creen que se esconden detrás de la gestión de Pedro San Ginés y de Coalición Canaria (CC). De momento, al menos que sepamos en este confidencial, no han encontrado mucho, salvo un montón de perras para poder hacer frente entre otras cosas a las costosas fiestas de San Ginés.

Y ahí nos detenemos en este arranque oficial de la temporada confidencial de nuestro periódico. Lo que ha sucedido con las fiestas de San Ginés es un escándalo morrocotudo difícil de disimular. Cualquier persona sensata habría entendido que un Gobierno recién estrenado que se encuentra doscientos euros en el departamento de Festejos hubiera desarrollado unas fiestas sencillas, acordes a las circunstancias. Astrid Pérez y los suyos se empeñaron en hacer lo contrario, en pedir agua por señas a todo el mundo y en hallar el parné con el que celebrar unos fastos de aúpa. Ahora, el aúpa va a aupar a algunos a un lugar en el que casi nadie presagiaba que iban a llegar a las primeras de cambio. A lo ya publicado por este diario y a lo contado en nuestra emisora de radio va a tenerse que sumar lo mucho que está recopilando la oposición, que tiene sospecha de que se puede haber producido algo muy grave, como el sobrecoste en el pago de facturas que son de auténtico escándalo y que podrían alcanzar ya el millón de euros. ¿Acabará todo esto en la Fiscalía? Algunos nos aseguran que sí. ¿Será suficiente el lío para romper el actual pacto entre populares y socialistas? Unos nos dicen que sí y otros, estos últimos con algo más de fundamento, que no. La unión de Corujo y Pérez, de Pérez y Corujo, es evidente. ¿Y la unión de PP y PSOE, de PSOE y PP? Pues no tanto.

Y hablando de Corujo. Sorprende a algunos (a nosotros ya no nos sorprende nada) que la actual presidenta del Cabildo tomara posesión el pasado 27 de junio y no haya tenido ningún día para poder atender a este grupo de comunicación. Nos cuentan que se ha solicitado la entrevista por tierra, mar y aire. Por lo visto, el nuevo jefe de prensa, Carlos Hidalgo, una persona a la que los socialistas han traído de la capital (no de Arrecife, de Madrid) no ha encontrado el hueco necesario. Parece que hay una larga lista de espera, que son miles los medios que han pedido entrevistar a la también parlamentaria y también secretaria general del PSOE en Lanzarote. Será cuestión de esperar, como el que espera para una operación en la sanidad pública. ¿O no?

Cambios en los medios

Con el inicio del nuevo año, que como bien sabe el despierto lector realmente comienza en septiembre y no en enero, se van a producir importantes cambios en la comunicación local. Y no nos referimos a los que tienen que ver con el pelotón de fusileros que integra la Loca Academia de Periodismo de Lanzarote, a punto de abrir sus puertas de forma oficial para impartir clases y lecciones de desinformación pública. Mientras las fuerzas del mal, la caverna progresista de salón, siguen operando a sus anchas al amparo de sus triunfos parciales, las fuerzas del bien siguen aliadas en el intento de hacer que progrese el grupo Crónicas. Como es sabido, en este país ni se respeta ni se valora ni se soporta el éxito ajeno. De ahí que durante el último año no sólo el director de esta casa sino la propia casa en sí esté siendo objeto de todo tipo de ataques, que en el caso de la política han venido por la izquierda, por la derecha y hasta por el centro. Lógico. Hacer periodismo comprometido y no pesebrista genera notables problemas. Hay que pagar un peaje que aquí hemos pagado sin rechistar. Al menos de momento. Mientras los de la Loca Academia de Periodismo Local se estancan a un lado y a otro, mientras están más pendientes del dinero que se va a repartir una vez que han cambiado las tornas y los vientos, aquí no hemos parado. Y sí, efectivamente, vamos a poner en marcha una televisión local, un proyecto sencillo y que hoy en día, con la tecnología actual, es absolutamente viable; de lo contrario el grupo Crónicas no se embarcaría en semejante obra, para la que ya se ha invertido mucho tiempo, mucha ilusión y algo de dinero. Será una televisión al estilo Crónicas, muy pegada a la actualidad y muy pegada sobre todo a la tierra, amena, entretenida y distinta. Para hacer lo mismo que ya están haciendo otros no era necesario tanto sacrificio. El tema preocupa y mucho a la insana competencia, que anda de esquina a esquina preguntando, con una enfermiza y constante preocupación por nuestros quehaceres, tratando de poner zancadillas y de averiguar cosas que no son ni lo que creen ni lo que cuentan. Nosotros, como siempre, con calma, despacito, asentando los cimientos de este complejo y enrevesado mundo, poniendo en muy poco tiempo las cosas en su sitio. Ellos, los de la desinformación local, trapicheando en la oscuridad de sus pobres mentes más pendientes de lo que hacemos aquí que de lo que deben hacer allí. Así les va.

Esos mismos integrantes de los medios de desinformación local andan como locos detrás de la noticia. Parece que les preocupa, y mucho, la llegada de una tele local diferente, con periodistas de verdad haciendo periodismo de verdad. Parece, especialmente, que les preocupa la financiación del medio, el averiguar quién está detrás de la empresa. Como es sabido, piensa el ladrón que todo el mundo es de su misma condición. De ahí que alguno se haya atrevido incluso a insinuar que hay políticos detrás del asunto. Debe ser que detrás de todo lo que ellos hacen los hay, como hay empresarios con mucho rostro y fundaciones de las que nos ocuparemos cuando se inicie la nueva temporada, que va a ser terriblemente divertida.

Y para terminar lo de la radio: algún día escribiremos un serial –habrá que hacer varios capítulos- sobre lo que ha sucedido en estos meses en torno a la COPE en Lanzarote y Fuerteventura. Algunos han tratado, valiéndose incluso de conocidos políticos, de quedarse con algo que ni es suyo, ni han trabajado ni siquiera merecen. Todo con sucias artimañas de las que ya daremos cuenta en su momento. No lo han logrado. Insistimos en que no lo han logrado porque ahora que la COPE va muy bien en las dos islas, gracias al esfuerzo y al talento de los profesionales que la han defendido estos años en las dos islas antes incluso de la llegada de profesionales de la talla de Carlos Herrera, Paco González o Ángel Expósito, ahora que por ejemplo la Cadena 100 ha dado 12.000 oyentes al día en el último Estudio General de Medios (EGM) a pesar de contar como el resto de emisoras del grupo con una frecuencia nueva, algunos no sabemos por qué están propagando que va a haber un cambio de grupo de comunicación que dirija bajo franquicia la marca. Es absolutamente falso. El grupo Crónicas seguirá llevando la COPE en las dos islas de entrada por unos cuantos años más, hasta que termine su contrato y si las dos partes no deciden ampliarlo. Parece mentira que tengamos que salir en un confidencial como el nuestro a aclarar este tipo de cosas, pero era necesario. Propagar hoy en día noticias falsas es muy sencillo. Desmentirlas no tanto. Y de momento lo dejamos ahí. Los perros ladran, pero la caravana avanza. Ladran por tanto, luego cabalgamos.

SEPTIEMBRE MOVIDO EN LA POLÍTICA LOCAL Y EN LOS MEDIOS
Comentarios