martes 19/10/21

LARGA VIDA AL PODER

Tomás Fajardo es el primer problema serio que tiene el pacto de la capital; el hombre no anda muy contento ni con Herbón ni con Pérez, que le ha dejado incluso fuera de los temas portuarios. Su amiga Eva de Anta sigue a la espera de que le confirmen el puesto prometido. El PSOE utiliza el misterio para anunciar algo tan importante como es saber quién va a dirigir realmente el día a día de los Centros. En Ciudadanos han tratado de repescar sin éxito a Benjamín Perdomo. Los intentos de CC por erosionar el pacto en Lanzarote a través de la cúpula del PP no están dando los frutos esperados. En Haría, con alguna que otra trampa, se ha logrado un acuerdo de mínimos que tiene una pinta bastante extraña

Veinte segundos son suficientes para saber las cosas que no van a funcionar en cualquier pacto de gobierno entre formaciones distintas. Quince segundos sobran incluso para adivinar qué personas no casan cuando los gobiernos son hasta del mismo color. ¿Quiere decir esto que por ejemplo un acuerdo entre el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista (PSOE) como el de Lanzarote no va a durar por las evidentes diferencias ideológicas y porque haya personas que no casen con otras? ¿Quiere decir que en veinte segundos se puede pronosticar un ocaso? Pues no, quiere decir que de entrada en cualquier gobierno surgen problemas antes de que se planteen siquiera los propios problemas. En el caso del Cabildo y del Ayuntamiento de Arrecife también.

De entrada, hablando de Arrecife, es evidente que hay personas que no son afines. ¿Qué tiene que ver Roberto Herbón con Tomás Fajardo? Nada, y de la nada surge el problema. El concejal del PP ha cogido el área de Limpieza y ha contestado a lo que los periodistas le han preguntado. “¿Cómo se ha encontrado usted el departamento?”, le han soltado a lo largo y ancho de la poblada geografía mediática insular. Ante esta fácil pregunta tenía tres opciones: decir la verdad, mentir o hacer un pepejuancruz, esto último poco recomendable para los políticos que aspiren a ocupar buenos espacios en la prensa digital o de papel con titulares llamativos. Herbón optó por la primera, dijo la verdad, que no era otra que el departamento estaba desarmado, como ya anticipamos en nuestro anterior confidencial, donde le explicamos al despierto lector, antes de que lo supiera la plebe, que el Consistorio capitalino que dirigieron casi en solitario Eva de Anta y el propio Tomás Fajardo estaba mucho peor de lo que cualquiera se podría imaginar.

Salta a la vista que la asignación al veterano/nuevo político proveniente de las entrañas del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL) de un área tan poco trascendente y con tan poco margen de actuación como es Parques y Jardines va a generar problemas. Sin la protección de Eva de Anta, que todavía está a la espera de que el PSOE le dé el cargo prometido, Tomás Fajardo se ha quedado más solo que la una. De ahí que ni Dolores Corujo ni nadie peleara con el PP por darle algo de mayor relevancia siendo como es uno de los pocos vestigios que queda de lo que para los populares es un lamentable pasado sobre el que no quieren ni hablar, y mucho menos edificar el futuro. Tampoco el PSOE ha peleado por que le dieran algo tan lógico como es la representación del Ayuntamiento en el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria. Aunque es la persona que más sabe de puertos de todos los que están en la institución, al PP no se le pasó por la cabeza premiarle con el cargo, no sólo por los seiscientos euros que se cobra por reunión sino por el hecho de que no quieren que tenga más poder del que entienden que merece. El puesto se lo queda Astrid Pérez, que será la representante en el Consejo junto a su ahora parece que inseparable amiga Dolores Corujo. Ambas tienen difícil superar la etapa que se ha vivido, que ha sido la mejor de la turbulenta historia de Lanzarote dentro de la Autoridad Portuaria de Las Palmas. Fíjense si ha sido buena que ni el autoproclamado presidente de la Cámara de Comercio, Pepote Torres, ha vuelto a hablar de la independencia que con tanto empeño defendió.

Es un ejemplo que ponemos en el devenir de las lógicas discrepancias que van a ir surgiendo a lo largo y ancho del pacto entre populares y socialistas. ¿Serán suficientes para provocar rupturas? Si sólo es lo que se ve hasta ahora, está claro que no. ¿Cuánto está presionando Coalición Canaria (CC) al PP para que cambie el viento de Lanzarote? Mucho es quedarse corto. ¿Funciona la presión de los nacionalistas? En casos como La Palma o Tenerife sí, en Lanzarote de momento no.

En todos los partidos además brotan los problemas incluso cuando se tiene que repartir poder. Aunque haya mucho, como es el caso del PSOE, siempre hay gente que se queda fuera o que no se siente valorada con lo que le han dado. En las filas socialistas ha sucedido algo parecido, sobre todo por el sorprendente anuncio de Dolores Corujo de que asumía como propias áreas tan importantes como Política Territorial y nada menos que la principal empresa pública que maneja el Cabildo, los Centros Turísticos. Uno de los grandes misterios de los primeros días de gobierno es saber quién va a ocupar el puesto de consejero delegado. Ni los medios más afines se han atrevido a adelantarlo. Aquí desde luego no lo sabemos, porque es consciente el despierto lector de que lo habríamos hecho público. Nombres si nos han llegado, algunos desde diferentes direcciones, como el del ex portavoz de Ciudadanos Benjamín Perdomo. Que los socialistas cuentan con él para el presente y para el futuro es una obviedad; ahora, de ahí a colocarlo al frente de la empresa que Corujo sabe que debe como mínimo mantener al nivel de rendimiento económico actual va un trecho. ¿Quién será entonces? En breve, si no durante el momento en el que usted está leyendo esto, se tendrá que saber. Y no sólo parece que cuentan con Benjamín Perdomo, también parece que lo hacen, si no de forma directa sí indirecta, con otros rostros conocidos de la política local que se han quedado compuestos y sin cargo como es el caso de Manuel Cabrera. ¿Y Espino, dónde van a colocar al siempre polémico personaje que orbita alrededor de la presidenta? Otro de los grandes misterios del PSOE actual que van a resolver sí o sí.

En el resto del reparto casi todos salen bien parados, salvo casos extraños como el de Ariagona González, mujer a la que habría que dar más peso político en el hipotético y remoto caso de que Pedro Sánchez decida convocar otras elecciones generales para el próximo otoño. Porque lo de Marcos Bergaz tiene una explicación clara: es un hombre con notable proyección para los socialistas, que creen realmente que puede asaltar en las próximas elecciones locales el poder de CC en Teguise, si como todo el mundo intuye Oswaldo Betancort, esta vez sí, da el salto al Cabildo. De ahí lo de Bienestar Social, el departamento que se va a encargar nada menos que de la puesta en marcha e inauguración de la enorme residencia de ancianos que el Gobierno de Pedro San Ginés dejó encaminada en el municipio de La Villa.

Luego surgen pequeños problemas como la dimisión del director insular de la Administración General del Estado, Juan Ramón Pérez, quien según ha explicado este martes su compañero de profesión y amigo Mario Pérez ha preferido dejar el puesto por la merma económica que le suponía cada mes, amén del nulo papel político que se juega hoy en día en un cargo de este tipo. No es fácil encontrar un sustituto que reúna las características que demanda el puesto.

En donde parece que sí hay sustituto es en el también polémico cargo de asesor del Diputado del Común. Después del baile de la yenka protagonizado por Cristina Duque, que desplazó del lugar a la persona que ya en tiempos de Nicolás de Páiz ocupó el puesto y no generó el más mínimo problema, el PSOE se ha decidido por colocar allí a un abogado muy de la causa, Octavio Topham, alguien que tiene el perfil que también requiere un cargo que no está mal remunerado en las Islas. En breve imaginamos que lo harán público.

¿Será por cierto un otoño caliente como pronostica el número dos del PP, Teodoro García Egea, es una realidad o un deseo del hombre que fue engañado por José Manuel Soria para que viniera a Canarias a firmar un acuerdo que ni de lejos estaba cerrado, es la única persona a la que Soria ha prometido algo que no ha sido capaz de conseguir? No, sí y no.

Cambios en Ciudadanos

Hablando de Benjamín Perdomo, es también un secreto a voces que Ciudadanos quiere un cambio radical en Canarias. Son conscientes de que ha habido muchas cosas que no han hecho bien, como la nefasta gestión que realizaron en Lanzarote precisamente por no hacer lo que se debe hacer en un territorio como es el Archipiélago, que no es otra cosa que escuchar lo que la gente de cada isla piensa de cada una de las decisiones que se toman. Ahora, según nos cuentan, hay personas en la cúpula de la formación naranja que se han dado cuenta de lo que han perdido al defenestrar al activo portavoz que tenían en el Cabildo. A buenas horas. Benjamín Perdomo, con sus defectos y con sus enormes virtudes, no es recuperable para la causa naranja por mucho que le ofrezcan. Partidos como el PSOE están en condiciones de ofrecerle mucho más y a menos largo plazo. Ahora, intentarlo lo han intentado, utilizando para ello a gente con plaza en Madrid que ha sabido y querido mantener buena relación con el repudiado.

Pero en Ciudadanos quieren también cambios en Lanzarote. Los va a haber, los tiene que haber. No todo lo que se ha hecho ha estado mal, ni muchísimo menos. De ahí que no sea extraño que confíen en Carmen Pellón como coordinadora del nuevo proyecto, una directora de instituto que no tiene pelos en la lengua y que siempre ha tenido las cosas claras, como cuando ha dicho este lunes en Crónicas Radio que tiene más fuerzas que nunca para tirar del carro y para trabajar para mejorar la situación actual.

El caso de Haría

De lo de Haría no hay nada nuevo que no contáramos ya en el anterior confidencial. CC y PSOE se reunieron el pasado viernes y allí concretaron una oferta para compartir la Alcaldía y dejar fuera a la Plataforma de Pepe Torres. La única duda es quién estará primero de alcalde; lo demás parece que está claro.

Alfredo Villalba finalmente se saldrá con la suya y logrará un puesto al que ha llegado por la firmeza de su planteamiento inicial. ¿Es el final del culebrón del norte? Ni de lejos. De entrada socialistas y nacionalistas tienen numerosos asuntos pendientes que resolver y temas clave en los que van a chocar sí o sí, como el de la sentencia de la Cueva de los Verdes.

¿La Plataforma se ha quedado cruzada de brazos mientras se ha hecho público el principio de acuerdo entre sus ahora dos rivales? Pues tampoco.

LARGA VIDA AL PODER
Comentarios