martes 27/7/21
Carmelo Dorta, director general de Pesca del Gobierno de Canarias

“Nuestra pretensión es que se nos prime por ser flotas artesanales y tener más cuotas o bien desligarnos del sistema de cuotas, pero es una lucha a largo plazo”

"Soy partidario de que La Santa también se incluya en Puertos Canarios. Toda la gestión de las zonas portuarias que sean de actividad pesquera va a pasar a la Dirección de Pesca y luego ésta las va a gestionar con las cofradías, a las que se las va a ceder"
carmelo dorta

-“Si la flota del atún hubiera podido vender mejor sus productos, probablemente no tendría esa pérdida en el global del año. En cuanto a los pescadores que se han dedicado más al pescado blanco hemos tenido también ese problema, pero ellos sí han tenido unas pérdidas claras en esos meses, por lo que se les ha compensado”

- “Una cuestión que ha afectado muchísimo a las islas menores con el coronavirus ha sido el cierre del Canal Eureka. Antes vendían pescado en sus restaurantes y ahora además se les ha cerrado también el circuito en el que exportaban hacia otras islas”

-“Con las pruebas de Corralejo hemos visto que hay unos meses en los que la pesquería tradicional falla y hemos intentado introducir el camarón soldado y la gamba de La Santa para que en determinados meses se haga una derivación hacia estas pesquería”xcv

El director general de Pesca del Gobierno de Canarias, Carmelo Dorta, explica en la entrevista concedida este miércoles al programa ‘A buena hora’ de Crónicas Radio-COPE Lanzarote que el Ejecutivo regional debe librar la batalla por aumentar la cuota de túnidos en la Unión Europea. Sin descartar que Canarias abandone este sistema de cuotas, Dorta analiza los efectos y pérdidas que está trayendo el coronavirus para el sector, sobre todo en islas no capitalinas como Lanzarote. Tras repasar las relaciones con Marruecos y otros asuntos de actualidad, el director general asegura que es partidario de que La Santa también se incluya en Puertos Canarios.

-Ya se habrá enterado de que estamos en Lanzarote otra vez afectados por el tema de inmigración, que han muerto ocho personas ahogadas y que han llegado pateras.

-Sí. La verdad es que es una desgracia. Es año hemos tenido muchas cuestiones sobrevenidas que nos están sorprendiendo día a día, tanto el tema del COVID como con el fenómeno migratorio, que está ahí durante tanto tiempo y para el que no hay una cura mágica. Veremos cómo podemos ir capeando de alguna manera este temporal.

-Además, usted tiene relación directa con este tema porque estuvo visitando a la cofradía de Arguineguín. Imaginamos que los pecadores de habrán estado sobredimensionados con este fenómeno, ¿no?

-Sí, es una cuestión que está dejando una situación muy complicada en el puerto. En todos sus espacios pesqueros ya de por sí en muchas ocasiones han ido relegado la pesca profesional y encima tenemos esta situación que de alguna manera llena todas las áreas donde ellos trabajan, así que todo dificulta esta cuestión.  Sería conveniente poco a poco ir buscando lugares mejores para para estas personas, que probablemente estén en una situación más complicada que los propios pescadores.

-Los pescadores han tenido problemas con el coronavirus ante y pérdidas económicas . Creo que están intentando también que haya ayudas para el sector ante esas pérdidas por el coronavirus, ¿no?

- Nosotros tenemos dos cuestiones que sí han afectado muchísimo y más con el tema del coronavirus, que ha sido el cierre del Canal Eureka. En algunas islas ha afectado mucho más que en otras. En las islas menores ha afectado muchísimo porque aparte del cierre del Canal, en cuyos restaurantes generalmente vendían, se les ha cerrado también el circuito en el que exportaban hacia otras islas. Lo han tenido difícil. Por otro lado, hemos tenido un efecto que la verdad es que no estaba previsto, pero que es un efecto dominó por el tema del coronavirus. Uno mira los datos y ve que este año por ejemplo se ha capturado mucho más túnidos en los primeros seis meses que otros años. Pero claro, el precio ha sido tan bajo que al final y al cabo estos pescadores realmente no han tenido pérdidas en los seis primeros meses.  Pero claro, como han concentrado sus capturas en esos primeros seis meses, en los siguientes sí están teniendo esas pérdidas. En realidad es algo achacable al coronavirus. Si hubieran podido vender mejor sus productos, probablemente no tendrían esa pérdida en el global del año. En cuanto a los pescadores que se han dedicado más al pescado blanco hemos tenido también ese problema, pero ellos sí han tenido unas pérdidas claras en esos meses, por lo que se les ha compensado. Estamos ya en la última fase de la ayuda pues se les va a compensar económicamente por esas pérdidas. Se ha cogido el histórico de ganancias que ellos tenían, los ingresó que ellos tenían en los tres años anteriores y se ha hecho una media. A esa media se le ha restado las ganancias que han tenido en ese período de este año y esa diferencia se les ha compensado económicamente de tal manera que esos pescadores no van a tener pérdidas.

-Hablaba usted de la cuota del atún rojo, de lo que se habla cada año. Es una pelea constante. ¿Cree que alguna vez el Gobierno de Canarias ganará alguna vez esta batalla?

- Bueno. Esto también hay que dimensionarlo. Yo sé que en los medios de comunicación muchas veces se habla del atún y se dice que el atún básicamente es el atún rojo. Nosotros tenemos problemas mucho más graves con otra especie, que es la tuna. A la tuna la llaman en la Península patudo, y nosotros llamamos patudo al atún rojo.  Es un juego de nombres que a veces genera confusión. La tuna es la especie más problemática porque realmente es el que más dependencia genera. Nosotros cogemos al alrededor de 3.000 toneladas anuales y nos han limitado la cuota este año a 2.500, aunque en realidad final hemos capturado 2.600. Vamos a ver para el año que viene si nos la restan o al final nos la perdonan. Pero los túnicos en general son cinco especies que aquí se capturan mucho, tanto la tuna como el bonito listado, que no tiene cuota en estos momentos, pero que no ha entrado mucho últimamente y no han sido años buenos del bonito listado por los flujos migratorios. Esto lastra un poco la rentabilidad de los barcos que se encargan del bonito listado.  Y luego tenemos el atún rojo, con el que ya tenemos 700 toneladas de cuota. Este año todavía no la hemos agotado, pero también este año por la caída de los precios no se ha capturado todo lo que se podía haber capturado. Pero bueno, con el atún rojo por lo menos hemos logrado que ya que se nos abra el período de captura, que antes estaba limitado a dos meses y que ahora se puede capturar todo el año. Para el año que viene se podrá empezar a capturar a partir de enero. Esto es un avance ya significativo porque nos va a permitir gestionar mucho mejor esa cuota. Seguiremos aspirando a que nos aumenten un poco esa cuota y por lo menos poder llegar a las mil toneladas.  Y poco a poco yo creo que se van ganando pequeñas batallas. Donde sí es necesario posicionarnos es ante la Unión Europa, porque ahí es donde tenemos que pelear nuestra especificidad como flota artesanal diferenciada de las flotas industriales, que hacen otro tipo de pesquería. En el caso de las flotas industriales, solo han gastado alrededor de un 60 por ciento y nosotros ya hemos agotado toda esa cuota.  Yo creo que de aquí a fin de año esa cuota no se va a agotar. Son pesquerías diferentes y tenemos que gestionarlas de una manera distinta. Nuestra pretensión es poco a poco ir a que se nos prime por ser flotas artesanales y tener más cuotas evidentemente, o bien desligarnos del sistema de cuotas, que sería otra opción. Pero esto es una lucha a largo plazo.

- Esa sería quizás una buena opción. Ya que hablaba de batallas, ¿en qué situación estamos ahora mismo en cuanto a las relaciones con Marruecos?

-Bueno esas cuestiones se llevan más bien al nivel del Gobierno de España. Nosotros ahí solamente recibimos información a nivel también de la Presidencia del Gobierno de Canarias, donde evidentemente hay más información, pero nosotros desde el punto de vista pesquero tampoco tenemos grandes roces con Marruecos. Es verdad que en su día se nos cerró el banco canario-sahariano, pero esa ya es una lucha muy vieja. Lo que es la flota canaria, al margen de una pequeña flota industrial, que tiene sede en Canarias, pero que de alguna manera no es esa flota artesanal que antes teníamos y que iba a pescar frente a Marruecos, se ha ido poco a poco reduciendo y cada vez hay menos barcos de ese tipo. En estos momentos tenemos dos o tres nada más que hacen esa pesquería. Nosotros con Marruecos no tenemos mucha relación, al margen de malentendidos como los de las aguas, que en realidad no eran aguas de Marruecos, sino un área que se denomina costa de Marruecos Cabo Bajador, que es una denominación que da la FAO a ese sector marino, pero que en un momento dado se malinterpretó que se trataba de aguas de Marruecos, ya que en la zona comercial se decía que eran aguas españolas. Son cuestiones en las que hay la sensibilidad está muy alta muchas veces y en las que tendemos a veces incluso a la exageración.

-La semana pasada hablamos de unas pruebas que se hicieron en Corralejo con el camarón soldado y con la gamba de La Santa. ¿Qué tal fueron esas pruebas?

- Pues mire, las pruebas salieron muy bien, muy bien. La idea era transmitir también información a los pescadores de mano de un barco que tradicionalmente pesca en La Santa, para formar también a los pescadores en ese tipo de pesquería. Porque se requieren también una serie de nasas diferenciadas y demás. La prueba ha salido muy bien y de hecho se ha abierto ya mercado. Los pescadores están muy interesados en añadir esa pesquería y esto se enmarca dentro de un plan que tiene la Dirección General, basado en hacer planes estratégicos de pesca y que estamos desarrollando en todos los enclaves pesqueros de Canarias. Estamos verificando con ayuda de un equipo de científicos, verificando cómo es su pesquería y viendo qué puntos tienen los que carecen de pesquería y que generalmente tienen menos viabilidad económica.  Estamos viendo la posibilidad de introducir esta otra pesquería que ayude a compensar la viabilidad económica a lo largo de todo el año. Eso lo hemos analizado en Corralejo y hemos visto que hay unos meses en los que la pesquería tradicional falla y hemos intentado introducir esta pesquería para que en determinados meses se haga una derivación hacia esa pesquería. Tenemos estudios que certifican que ese recurso está perfectamente biológicamente y que se podría explotar sin ningún riesgo para el caladero. Creemos que es una buena iniciativa y ya varios pescadores han dicho que están muy interesados. Vamos a intentar hacer una regulación en el nuevo decreto que estamos elaborando sobre el uso de este arte, y para que pueda ser una cuestión que se derive, que no sea algo exclusivo de pescadores que se dediquen todo el año a esta pesquería, sino que de alguna manera vaya derivando en distintos tipos de pesquerías a lo largo de todo el año. Esto parece que está dando un buen resultado y el miedo que más teníamos era que no se lograra abrir mercado, pero yo creo que poco a poco los pescadores se van dando cuenta de que el pescado ya no podemos seguir vendiéndolo como antes, y de que hay distintos mercados. Tenemos el nivel más estándar para una restauración más típica, pero también tenemos una alta restauración para la que todavía no hemos fijado una buena estrategia para comercializar con este tipo de restaurantes. El camarón soldado por ejemplo es una especie muy bien pagada y cotizada. Está en torno a los 25 ó 30 euros el kilo y eso requiere de una restauración especial. Creo que esto abre un mercado interesante en esta isla y creo que vamos en buen camino en ese aspecto.

- Desde La Santa nos recuerdan los pescadores que llevan mucho tiempo pidiendo el refugio pesquero, pero también están pidiendo que se les incluya dentro de Puertos Canarios. ¿Usted es partidario de que esa zona de La Santa también se incluya dentro de Puertos Canarios?

-Sí, yo soy partidario de eso, pero vamos a ver, porque esta es una gestión a tres bandas. Habría que incorporar a Costas y a Puertos Canarios. Creo que esta semana ya se ha firmado un convenio con Puertos Canarios, de tal manera que toda la gestión de todas las zonas portuarias que sean de actividad pesquera va a pasar, van a ser concesionadas a la Dirección de Pesca y luego la Dirección General de Pesca las va a gestionar con las cofradías, a las que se las va a ceder. Creo que es un convenio interesante y novedoso porque lo que hemos tratado ha sido regularizar todas estas áreas. Cuando hemos entrado en el Gobierno había, no irregularidades, pero sí cesiones en precario. Era una cuestión que no estaba bien definida y con la que las cofradías no sabían bien si esas áreas eran de ellas o no. Yo creo que con este convenio se fija ya una posición para regularizar ya este tema. Ver los núcleos pesqueros que han quedado fuera de este convenio donde estaba Puertos Canarios e ir ampliando esta misma estrategia creo que es una asignatura pendiente que tenemos a lo largo de la legislatura, pero yo creo que sí que lo vamos a lograr.

“Nuestra pretensión es que se nos prime por ser flotas artesanales y tener más cuotas o...
Comentarios