jueves 21/10/21
El vacío en la plantilla docente del centro afecta a 300 escolares desde principios de curso

Comienzan a cubrirse las plazas de los profesores que faltaban en Las Salinas

El director insular de Educación, Juan Cruz, asegura que el problema ha sido consecuencia de un “casual cúmulo de renuncias consecutivas”, añade que “ya se han cubierto dos vacantes y espero que se cubra el resto en los próximos días”

Fotos: Dory Hernández

Comienza a solucionarse el problema por falta de profesorado en el IES Las Salinas. Los padres de los alumnos del IES se dirigieron el pasado lunes a Juan Cruz, director insular de Educación, para pedir más profesores. El Instituto contaba con cinco plazas vacantes desde comienzo de curso y los profesores y padres de los 300 escolares afectados aseguraban estar “hartos de aguantar una situación insostenible”.

“Nos hemos reunido con algunos padres y con el director del centro y les he comunicado que la situación ya está empezando a resolverse”, aseguró Juan Cruz en Crónicas. El director insular adelantó que ya se han cubierto dos de las plazas y que una tercera estaba pendiente para el este mismo miércoles. “Se solucionará totalmente en los próximos días a no ser que continúe la cascada de renuncias que fue la que provocó el vacío en el instituto”, explicó.

¿Por qué faltan profesores?

Profesores y alumnos de Las Salinas han sido los peor parados por el insuficiente profesorado pero, como explicó Juan Cruz, “no contábamos con tal cantidad de casuales renuncias que se han ido sucediendo, pero es algo sobre lo que no puede hacerse nada porque se trata de respetar el derecho de los profesores para aceptar o no la plaza que se le oferta”.

El proceso de asignación de profesorado sigue unos puntos estáticos y, en ocasiones, puede ocurrir el desafortunado incidente que Las Salinas está viviendo. Cuando a un profesor le comunican su plaza, éste cuenta con 48 para aceptarla o rechazarla. Si la rechaza, se necesitan otras 48 horas para comunicarle su plaza al siguiente de la lista y éste último tiene el mismo plazo de decisión.

Prevenir es curar

Debido a este proceso de adjudicación, a la falta de previsión y al gran número de renuncias que, de manera inesperada, se produjeron en el instituto, el primer mes de clases ha resultado un verdadero inconveniente para todos en Las Salinas. Aunque exista una solución anunciada y asegurada, es momento ahora de no olvidar lo ocurrido. Prevenir es curar, y por eso es necesaria una previsión formal que contemple este tipo de situaciones ya que, como en este caso, pueden volver a repetirse.

Comienzan a cubrirse las plazas de los profesores que faltaban en Las Salinas
Comentarios