lunes. 08.08.2022
La encargada insultó y amenazó a los agentes, a los que intentó agredir, por lo que terminó siendo detenida

La Policía Local de Arrecife clausura un establecimiento ilegal de tatuajes por el riesgo para la salud pública

Los agentes acudieron para inspeccionar un establecimiento clandestino de tatuajes que no tenía licencia ni cumplía con los protocolos sanitarios
2234234

La Policía Local de Arrecife clausuró la semana pasada un establecimiento ilegal donde se realizaban tatuajes tras comprobar, en actuación conjunta con inspectores del Área de Salud de Lanzarote, cómo el local incumplía cada una de las medidas sanitarias e higiénicas y cómo la mujer que allí trabajaba ejercía sin ningún título o acreditación.

Además, los agentes pudieron comprobar que las tintas que se utilizaban en las diferentes sesiones no estaban homologadas por la Agencia Española del Medicamento, poniendo en peligro la Salud Pública. Tampoco pudo acreditar que contara con programas para las operaciones de mantenimiento y desinfección.

De esta forma, según explica en nota de prensa este miércoles la Policía Local, los agentes procedieron a cerrar el local, momento en el que la mujer comenzó a profesó insultos y amenazas a los agentes, llegando incluso al intento de agresión, motivo por el que fue detenida y puesta a disposición de las autoridades competentes.

Además, la Policía Local ha querido dar una serie de recomendaciones sanitarias para que los clientes puedan acudir a un establecimiento de este tipo de forma segura:

• Acuda a establecimientos abiertos al público y que dispongan de autorización municipal para esta actividad.

• Evita acudir a lugares clandestinos o que funcionen en domicilios particulares, así como en puestos ambulantes en la calle o en discotecas o bares.

• El personal del negocio debe utilizar ropa y calzado de uso exclusivo para el trabajo y guantes de tipo quirúrgico.

La sala donde se realiza la práctica sólo se puede utilizar para ese fin y no puede haber personas extrañas.

• Los utensilios y materiales que atraviesen o penetren en la piel, mucosas u otros tejidos, deben ser estériles, de un solo uso y tendrán que estar empaquetados individualmente, abriéndolos ante el consumidor.

• La tinta usada en el tatuaje tiene que estar autorizada por Sanidad y deben colocarla en pocillos empaquetados individualmente y esterilizado.

• Tienen que facilitarte una factura, muy útil en el caso de posibles reclamaciones.

• Antes de hacerte la técnica deberán informarte (de manera comprensible y por escrito) de los riesgos, complicaciones, cuidados posteriores y condiciones de reversibilidad; además el consumidor deberá firmar un consentimiento informado.

• Si eres menor de edad y no estás emancipado, debes contar con un consentimiento autorizado por tus padres o tutores.

La Policía Local de Arrecife clausura un establecimiento ilegal de tatuajes por el...
Comentarios