martes 19/10/21
El proyecto plantea la necesidad de que actividades cotidianas como lavarse los dientes o atender el teléfono ayuden a alcanzar los objetivos de la educación obligatoria

La escuela se acerca a la vida con el nuevo proyecto educativo del grupo Atlántida

El Cabildo y la comunidad educativa presentan los documentos elaborados en el marco de la nueva Ley Orgánica de Educación que prepara el Ministerio tras las ocho competencias básicas planteadas por la UE a impartir tanto en aulas como en hogares

Fotos: Jesús Porteros - Cabildo insular de Lanzarote

La consejera Participación Ciudadana del Cabildo, Lourdes Bernal, y el director de la Oficina de Educación en Lanzarote, Juan Cruz, han presentado este martes por la mañana los documentos pedagógicos elaborados en el marco del Proyecto Atlántida, unos trabajos que persiguen que la educación básica se centre en que el alumno sepa usar sus conocimientos para el día a día. Tras más de un año de trabajo, el equipo del Proyecto Atlántida y distintos colaboradores han elaborado una serie de documentos sobre las competencias básicas y el currículum común imprescindible para el alumnado, que ahora trasladan a la comunidad educativa.

Ante la crisis de los modelos educativos tradicionales y la nueva Sociedad de la Información, lo que la comunidad educativa plantea ahora es la necesidad de que los conocimientos que se impartan en las aulas no sirvan sólo para preparar y aprobar exámenes, sino que puedan ponerse en práctica en cualquier aspecto de la vida. Por eso, consideran que las materias habituales no sobran, pero no son las fundamentales. Por ejemplo, no es posible saber los adverbios y no tener hábito lector, como tampoco resulta nada útil estudiar inglés en la escuela durante 14 años para luego no saber pedir ni una barra de pan en dicho idioma.

En este vuelco sobre la educación clásica se pretende involucrar tanto a profesores, como a alumnos y a los padres de éstos, para que entre todos sean capaces de determinar cuáles son los conocimientos realmente importantes para quienes estudian y qué competencias deben impartirse en las clases. Esta inversión de roles queda recogida en el artículo 121 de la nueva Ley Orgánica de Educación que el Estado prepara.

En términos generales, los trabajos apuntan a la necesaria colaboración de administraciones, centros educativos, progenitores y alumnado para alcanzar el objetivo común de la formación global y la educación en convivencia en el marco de nuestra sociedad. Por eso, se ha elaborado un Diario de Familia para intentar mostrar a los padres qué actividades cotidianas sirven también para reforzar el aprendizaje de sus hijos, desde escuchar la previsión del tempo y elegir la ropa adecuada para ponerse a lavarse los dientes utilizando un solo vaso de agua. Con estas sencillas tareas, los progenitores estarán yendo más allá del mero aprendizaje de una lista de autores o de simples ecuaciones; por el contrario, se estarán asegurando de que todos los chicos de 16 años, aprueben o suspendan, puedan hacer cosas constructivas con estos datos y contar con unos mínimos con los que poder manejarse en la sociedad del siglo XXI. Es lo que se denomina competencias básicas.

Las ocho competencias básicas

En el grupo de trabajo Atlántida han participado especialmente las comunidades de Canarias, Andalucía y Extremadura, cuyos asesores educativos han elaborado durante los dos últimos años un proyecto para el profesorado contemplando las ocho competencias básicas impulsadas desde la Unión Europea (UE) desde septiembre, y que el Ministerio de Educación y Ciencia ha tenido que adaptar a través de una nueva Ley Orgánica de Educación.

Estas ocho competencias básicas son: comunicación lingüística; lógico-matemática; de conocimiento e interacción con el mundo físico; información y conocimientos digitales; competencia ciudadana y social; cultural y artística; la relacionada con aprender a aprender; y la de la autonomía e iniciativa personal.

En la presentación del proyecto Atlántida intervinieron también el asesor educativo Florencio Luengo, y una representante de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres (AMPAS) de la Isla, Emma Cabrera Toribio, que explicaron que la asimilación de la nueva Ley Orgánica del Estado ha sido preparada por unas 70 personas en Canarias, entre ellas miembros de los Centros de Educación de Profesores (CEP) e inspectores educativos, que han contado con el apoyo de otras comunidades autónomas.

Al acto de este martes fueron invitados los concejales del Área de Educación de los siete municipios lanzaroteños, los directivos de los centros escolares y los responsables del Centro de Profesores (CEP) de Lanzarote.

El acto se repetirá este mismo martes por la tarde, a las 17:00 horas, con destino a los miembros de las AMPAs, al profesorado y al público en general.

La escuela se acerca a la vida con el nuevo proyecto educativo del grupo Atlántida
Comentarios