martes 19/10/21

Regalos de Reyes… y para Reyes (JF)

Pasaron los Reyes de Risa por Arrecife, con un señor que no lograba ponerse negro porque no le alcanzaba el carbón hasta las canillas, y tres concejales que no lograban ponerse rojos (de vergüenza) al robarle protagonismo a los verdaderos protagonistas de la cabalgata, que se supone que eran los Reyes de Risa y los dromedarios disfrazados de camellos. Los mismos “concejalos” y “concejalas” (vendida RAE, yo te maldigo) que rebautizaron a Cándido Reguera como Don Fotín padecen la misma enfermedad y querencia por la foto injustificada, venga o no a cuento, aunque ahí le echo mucha más culpa a los que les sacan las fotos y a los que las publican que a los que se ponen para salir retratados, como si no hubieran o hubiesen quedado retratados tiempo ha.

Pero pasados los Reyes vuelve Reyes, el que sí logró ponerse morado, el rey del regalo o las licencias, el ex alcalde de Yaiza y rey de las reinas de la belleza y de la canción que disfrazaba con ese pan y circo entontecedor a las masas que le seguían votando al ritmo de la tontería institucionalizada… hasta que llega el fiscal de turno a aguarle la fiesta, acusando al sandunguero de amasar un millón de euros, duro arriba o abajo, a cambio de permisos ilegales para construir hoteles (la mayoría de muy bella factura, doy fe). Junto a él hay otros once imputados, y se acusa a familiares directos del ex alcalde de Yaiza y sucesor de Honorio García Bravo en el Ayuntamiento sureño de actuar como testaferros para ocultar los ingentes ingresos. Indignante.

Les tengo mucha ley a los pastores de cabras, quizá porque casi siempre he tenido cabras en mi casa y porque me consta que el cuidado de los animales enseña muchísimo más que el cuidado o pastoreo de los humanos, que somos la caraba, como es triste fama. De ahí que me mereciera o mereciese mucho más respeto José Francisco Reyes cuando trabajaba de pastor que cuando ejercía de alcalde.

Desde hace años, la Ley y la Justicia –si la hubiera o hubiese- le siguen los pasos a Reyes en su etapa como alcalde, no como pastor. Y el pastor metido a alcalde arrancó su actual andadura judicial, años atrás, cantando lo que no está en los escritos ante el interrogatorio al que lo sometieron inicialmente el juez y el fiscal por la trama en torno a la concesión de licencias ilegales en Yaiza. Reyes a veces cambiaba la letra de sus “canciones” (hoy delataba a unos, mañana se retractaba, y vuelta a empezar), y otras veces cambiaba de abogado por el camino. Parecía obvio que el cantante improvisaba, y que tiene una memoria –o una amnesia, según se mire- selectiva.

Preguntado por su barco, bautizado como El Pachi, José Francisco Reyes declaró –cito sus palabras textuales de entonces- que “pudiera ser que lo compré por 21 millones de pesetas”. También reconoció que había comprado varios coches: un Mercedes por el que pagó 12.000 euros en efectivo, y un Saab por el que pagó a tocateja 11.118 euros. El ex pastor no recuerda de dónde sacó ese dinero, y dijo en su declaración que “pudiera ser de los ahorros”. También compró un Toyota Corrolla por 17.800 euros, e imagina –porque no lo recuerda cabalmente- que ese dinero lo pagó en efectivo. El coche era para una hija suya. “Imagino que el dinero se reuniría entre todos, pero si mi hija dice que ese dinero se lo di yo, seguro que será así”. Pudiera ser…

Reyes regaló a su señora esposa un todoterreno de la marca Toyota, modelo Rav 4. Pero el pastor que abandonó a las cabras compró más coches. Por ejemplo, una furgoneta Renault Kangoo, de la que 4.000 euros se pagaron en metálico, aunque no recuerda el comprador si lo hizo con un talón. Cuando compras tanto y tan caro, como para recordar minucias…

Como no sólo de coches y yates vive el hombre que en un santiamén pasa de pastor a alcalde de un municipio turístico rico, donde ahora no hay ni para tachas, Reyes también compró casas, como una para su hija en una zona principal de mi siempre añorada Barcelona. Se habla de unos 100.000 euros, aunque José Francisco declara que “no recuerdo de dónde saqué el dinero, pero lo tenía”. En La Laguna la familia compró una vivienda por 90.000 euros, de los que 12.266 se entregaron en efectivo. “Creo que procedían de mis ahorros”, dijo Reyes. Pudiera ser…

La Policía estima que Reyes regaló a sus hijos un total de 700.000 euros. El ex pastor y ex alcalde se justificó en su día aclarando que “es posible que alguien me echara una mano para conseguirlo”. Pudiera ser…

Yo, de mayor, quiero ser hijo de Reyes… y eso que abomino de la Monarquía cada día un poco más. (miguelangeldeleon,blogspot.com).

Regalos de Reyes… y para Reyes (JF)
Comentarios