miércoles. 17.08.2022

No importa del continente que seas, si eres de América, Europa, Asia, Africa u Oceanía, parece ser que en todo el mundo cuando hablamos de deporte encontraremos una manchita capaz de ensuciar lo bonito, lo sano, lo emocionante que este puede llegar a ser. Hablando más específicamente de fútbol, esa manchita se da a conocer como amaño de partidos y ocurre cuando los equipos organizan los resultados en un encuentro a cambio de un valor económico que “le sirve mucho más” que el partido en general.

En fin, no hay duda que este hecho siempre será un escándalo que va a persistir si las sanciones aplicadas por los órganos de la FIFA no sean máximas. Casos como estos hay muchos, desde lo ocurrido con la selección del El Salvador que llevó a la expulsión de jugadores del deporte hasta algo más polémico como lo ocurrido por la Juventus, que le costó su descenso inmediato a la Serie B.

Hoy, el caso analizar es menos conocido ya que ocurre en la Liga de Albania, más específicamente con el club KF Skënderbeu . Y es que resulta ser que el club se enfrenta a una sanción de 10 años por la UEFA por el descubrimiento de amaño de partidos en un nivel sin precedentes.

Empezamos afirmando que el equipo fue expulsado de competiciones europeas en el año 2016/17 por irregularidades en sus resultados, así como en su Liga nacional. A pesar de su apelación enviada al Tribunal de Arbitraje Deportivo (CAS) y su negación de las acusaciones esta se mantuvo firme y solo sería una de las dos medidas aplicadas por el máximo organismo de la FIFA en Europa.

Esta otra sería la recomendación de expulsar al club por 10 años a falta de pruebas por presentar de distintos evaluadores y asistentes técnicos que conocen la liga local, tales como el conocido Michael Appleton quién es el entrenador asistente del Leicester City. Y es que resulta ser que el club presuntamente posee una cadena de apuestas donde obtiene beneficios Globales a escala global y esto podría ser el detonante de esta segunda sanción por parte del órgano máximo europeo.

Entre los acusados están el anterior vicepresidente del equipo Agim Zeqo y el actual presidente Ardjan Takaj, este último acusado de transacciones numerosas con casas de apuestas para obtener beneficios a costa del club. A pesar de que este indica que esas transacciones están descontextualizadas la mancha abarca a mucho más que la directiva del club, llegando a los jugadores.

El portero del equipo Orges Shehi y el defensa Tefik Osmani también se encuentran involucrados, siendo beneficiarios de las apuestas realizadas. Todo esto ha traído como consecuencia el deterioro de la ciudad de Korce, ciudad donde procede el club y que ha apoyado de forma unida al club desde el 2010 cuando evitaron el descenso y han seguido a su club inclusive en estas instancias, donde se reúnen en la calle y cantan canciones a favor de “Los lobos de nieve” como se hacen llamar.

El alcalde de la ciudad, Sotiraq Filo, también escribió una carta al presidente de la UEFA, Aleksander Čeferin, pidiéndole que no mate las esperanzas de fútbol del país. Incluso se han enviado amenazas de muerte a los inspectores de amaños de partidos todo con el objetivo que el club no sea suspendido por 10 años por los presuntos delitos que se le acusan a una parte del conjunto.

Amaño de partidos: caso KF Skënderbeu
Comentarios