sábado. 01.10.2022

Dije hace tiempo, no sé dónde, que la duración de este Gobierno depende del tiempo que tarden en pelearse PSOE y Podemos. El PSOE ha sido siempre un partido serio, en donde las boberías se pagan. Ahí tienen a Zapatero, que tuvo que irse antes de terminar su mandato; a aquella Bibiana Aído, que chupó bien del bote, pero pagó su falsa idea del feminismo y su estupidez con el ostracismo; a Leire Pajín, que consiguió un puesto –creo que en la ONU, con Bachelet-, pero que ya no es nada; etcétera. Estos de Podemos no aguantarán el tirón. A Carolina Bescansa, que es de una buena familia de Galicia y cuyo abuelo inventó un laxante que hizo cagar a toda España, le quedaba chico el cargo y se apartó; eso sí, después de dar de mamar a su retoño en el Congreso. ¿Quieres boutades? Si eres serio, pues la haces y luego desapareces. Si eres tonto, insistes, como insiste Zapatero con Maduro, Irene con el feminismo de guiñol, Iglesias con Irene y esas cosas. Pedro Sánchez, que no es más listo pero que sí está mejor aconsejado, va metiendo la pata poco a poco y así disimula. No es patrimonio de la izquierda esta pobreza de ideas. Los del PP son tozudos a la hora de errar y los de Ciudadanos ya no existen. Qué decir de los de Vox, que podrían ser pero que no son. Total que España ha sido invadida por nuevos partidos que no hicieron la Transición, que no tienen pedigree democrático y que subsisten a fuerza de pollabobadas, que acaban pagando. Ahora, esa ley de Podemos que pretende librar a la mujer de los piropos es carne de memes en las redes. Y al de la coleta le responden con su misma técnica: lo abuchean en la universidad. Ley de vida.

Publicado en Diario de Avisos

Dios los cría
Comentarios