sábado. 01.10.2022

Catalanes roñosos que se fueron a hacer alpinismo a Italia

Una pareja de catalanes roñosos, de 45 y 36 años, que se fueron a hacer alpinismo a Italia, se negaron a ser salvados por un helicóptero de rescate, a pesar de encontrarse en peligro de caer al vacío. Los marrones, un hombre y una mujer, dijeron a la tripulación del helicóptero de salvamento que les envió la madre de él que no necesitaban su ayuda. Y todo fue porque en Italia, lo mismo que en España, los servicios de salvamento no son gratis. El que la hace, la paga. Finalmente, y a causa del grave peligro que corrían, los dos fenicios aceptaron abordar el helicóptero, cuya tripulación se estaba jugando la vida para ponerlos a salvo. La región de Véneto, en una de cuyas escarpadas cimas, el monte La Varedo, ocurrió el asunto, les puede aplicar la tarifa mínima de residente, unos 7.500 euros, o estallarlos, como extranjeros, con la de 120 euros por minuto de vuelo del helicóptero, por lo que les saldría un pico la cosa. Y es que antes de meterse en un lío de estos hay que calibrar los riesgos, no solo los físicos, sino los de un hipotético rescate. En España, cuando uno se deja la cocinilla al fuego y se prende la cocina, los bomberos vienen, pero luego le llega una facturita al despistado. Y no es barato. Hay que tener en cuenta que por mucho servicio público que sea el salvamento, todas estas actuaciones cuestan mucho dinero al contribuyente. Así que es bueno extremar las precauciones. Además, un alpinista no debe ser roñoso (no digo que no deba ser catalán, ni que exista equivalencia), sino serio. Si se afronta un riesgo hay que estar dispuesto a pagarlo. Y estos dos casi acaban en el cementerio, gratis, en vez de en un refugio seguro, pagando.

Catalanes roñosos que se fueron a hacer alpinismo a Italia
Comentarios