jueves. 29.09.2022

Importantes políticos de Bolivia afirman tener pruebas de la financiación bolivariana de Podemos. Su credibilidad durará lo que tarden los políticos denunciantes en presentar las pruebas. Miren, estoy leyendo una biografía de Manu Leguineche, uno de los grandes del periodismo español de todos los tiempos, a quien tuve el honor de tratar en los tiempos de la agencia Colpisa, en los inicios tinerfeños de este periódico. En una de las primeras páginas de esta biografía, el autor, Víctor López, reproduce estas frases de Manu: “El periodismo, según Hemingway decía, y así me lo confirmó una tarde en la plaza de toros de Calahorra, es una profesión estupenda, con tal de que se deje a tiempo”. Hasta ahí lo que decía Manu que opinaba Hemingway. Pero él añadió: “Quizá es una estupenda profesión a condición de seguir en ella”. Yo estoy más de acuerdo con el escritor estadounidense que con el bueno de Leguineche. Del periodismo hay que irse para no terminar asqueado. Pero la puta profesión esta es como un virus, que aún jubilado te persigue y no te deja marcharte del todo. Sánchez, que antes no dormía pensando en Podemos y ahora duerme pensando en Podemos, podría tener dificultades con el pasado bolivariano de Iglesias y su mariachi. El de antes y el de ahora. Porque la moral de Iglesias puede sepultar a la moral de Sánchez. En todo caso lo veremos, pero lo de Bolivia puede ser la punta del iceberg, porque esta gente ha estado a sueldo de la izquierda criolla y vaya usted a saber con qué encargos. Yo sólo aviso, pero mi aviso es un aviso pobre, de escaso eco. Sólo lo escribo aquí para que quede constancia. Sí, me parece que esta es una profesión estupenda, con tal de que se deje a tiempo.

Publicado en Diario de Avisos

¿Y si Bolivia es la punta del iceberg?
Comentarios