sábado. 01.10.2022
Los protagonistas del segundo día de competición fueron Las Arretrancas, Las Intoxicadas, Los Gorfines y Los Simplones

Los murgueros critican a la clase política lanzaroteña y le dan un repaso a la gestión de la alcaldesa y de Encarna Páez

En la Segunda Fase del Concurso de Murgas destacaron las alusiones a las obras de Arrecife, a los cambios de partido de algunos miembros del Consistorio capitalino y a la gestión de la concejal de festejos de los Carnavales

Los participantes de la Segunda Fase del Concurso de Murgas se centraron en su actuación del martes en la gestión de los representantes políticos del Ayuntamiento de Arrecife, al que dieron un buen repaso en sus letras.

La alcaldesa de la capital, María Isabel Déniz, las obras de las calles de Arrecife y sobre todo, la

organización de los Carnavales de Encarna Páez, fueron algunos de los temas a los que dedicaron las estrofas de las canciones de Las Arretrancas, Las Intoxicadas, Los Gorfines y Los Simplones.

Estas cuatro murgas levantaron al público de sus asientos en la gala que se celebró como siempre en el Recinto Ferial, en donde se han colocado este año unas gradas para que el público pueda disfrutar con todo lujo de detalles de las actuaciones de las murgas.

Aunque en

general esta iniciativa por parte de la Concejalía de Festejos de Arrecife se ha acogido con muy buena disposición, el resto de las actuaciones de Páez en estas fiestas no parecen haber sentado tan bien.

Los Gorfines le dedicaron una canción a la

concejal, a la que le recriminaron por intentar censurar las letras de las murgas y por la forma en que ha organizado los diferentes eventos de los Carnavales de este año y del pasado.

Lo mismo hicieron Las Intoxicadas, que aprovecharon la ocasión para reprocharle a Páez el recorte de subvenciones a las murgas y el

agravio comparativo que entienden que se hace en el trato a las actuaciones de Drag Queen y el que se hace a las murgas, mucho peor bajo su experiencia.

Por su parte, Los Simplones se encargaron de darle la vuelta al

discurso de Navidad del presidente del Gobierno autonómico, Adán Martín, que hizo un balance muy positivo de la situación social, política y económica de las Islas, una visión mucho más alagüeña que la presentaron con su versión de estas palabras Los Gorfines.

Y es que las murgas ocupan en estos días un lugar privilegiado para llegar hasta los oídos de los representantes de la Isla, y para contar lo que le preocupa a los vecinos realmente, una oportunidad en la que también aprovechan para plantearles al resto de murgas las quejas que tienen sobre los comentarios que se hacen después de las actuaciones detrás del escenario.

Los murgueros critican a la clase política lanzaroteña y le dan un repaso a la gestión...
Comentarios