sábado 23/10/21
Música y color como estrellas del fin de fiestas

Ariel Rot, una despedida brillante para los Sangineles

Los fuegos artificiales encendieron el cielo y el mar de la capital ante un público numeroso que se congregó en el Recinto Ferial hasta altas horas de la noche del sábado

Los fuegos artificiales dieron paso a la despedida de San Ginés 2007. Modestos pero sugerentes, cientos de luces, colores y formas iluminaron el cielo de Arrecife a las 22.00 de la noche del pasado sábado. Un numeroso público se dio cita en el Recinto Ferial para disfrutar del espectáculo, aprovechando también para disfrutar en las atracciones o tomar un aperitivo en el Ventorrillo. Rozando la media noche, la luz apuntó al escenario de la Cúpula, era el momento de la música.

El concierto del pasado sábado supuso una inmejorable la despedida para los Sangineles 2007. Minutos después de las 12 de la noche apareció Ariel Rot sobre el escenario escoltado por su banda de cuatro músicos. Y no sólo arrasó en el escenario, el grupo consiguió levantar al público y hacerle bailar al son de sus nuevos temas y viejas glorias hasta entrada la madrugada.

Un notable para Ariel

El talentoso artista brilló con luz propia a ritmo latino y rockero. Con acento argentino y acordes firmes y sugerentes, la banda aunó a los asistentes en un camino por temas emblemáticos de Tequila y los Rodríguez, los anteriores grupos de Ariel. En el encuentro con el público arrecifeño, el cantante conmemoró sus 30 años de carrera con un concierto vibrante en el que repasó algunos de sus temas míticos, muchos de ellos incluidos en su último álbum "Dúos, tríos y otras perversiones".

En la actuación de Ariel Rot en el Recinto Ferial no faltó nada: hubo dúos, solos de guitarra, algún comentario audaz y, sobre todo, mucho rock and roll. Un notable para Ariel, al que sólo le faltó algo más de calidad sonora debido a las escasas condiciones acústicas del Recinto y, tal vez, un puñado más de temas.

Ariel Rot, una despedida brillante para los Sangineles
Comentarios