jueves 21/10/21
Jerónimo Robayna, primer presidente de San Borondón

“Volvemos sólo para ayudar y para lo que los jóvenes nos han pedido, que San Borondón sea más que un partido una gran familia”

“Creí que mis compañeros estarían desanimados después de todo lo que ha pasado, de las personas que entraron en el partido a viciar el partido y a estropear la idea que teníamos desde un principio, pero ya se han unido y ya estamos en movimiento”
IMG-20210204-WA0009 (2)
  • “No nos da vergüenza habernos ido y volver ahora. Pensamos en su momento que no hacíamos falta porque no estábamos estructurados como para aportar algo a la sociedad. Por eso decidimos largarnos varios meses, limpiar el partido, reactivarlo y empezar de cero. Queremos disculparnos y vamos a intentar convencer a las personas”

 

  • “Lo que no nos gusta es que el Ayuntamiento de Tías vuelva a aumentar la presión fiscal en los momentos más difíciles. En 2011, con la crisis iniciada en 2008 nosotros eliminamos el impuesto de apertura para los empresarios y se quitó el Impuesto de Construcciones. Ahora mismo estamos dentro de un tercer Plan de Modernización y lo importante es que la economía de Tías se mueva”

 

Acaba de anunciar la vuelta a la política activa del partido político que le vio nacer. El primer y único presidente que ha tenido hasta ahora San Borondón Asambleario, Jerónimo Robayna, atribuye en la entrevista concedida a Crónicas Radio-COPE Lanzarote el regreso de su formación a la actividad especialmente “a los jóvenes” y, en concreto, a los del Instituto de Educación Secundaria (IES) de Puerto del Carmen. Robayna deja claro en declaraciones al programa ‘A buena hora’ que el ámbito de actuación de los asamblearios será a partir de ahora el municipio de Tías en exclusiva. Pide disculpas por los errores cometidos y se muestra convencido de que ahora el espíritu de San Borondón, del que pretenden hacer "una gran familia más que un partido", sí puede aportar su granito de arena a la sociedad.

- Estos días han anunciado ustedes en las redes sociales que San Borondón vuelve, ¿verdad?

-Esto lo han iniciado los jóvenes de San Borondón y, sobre todo, los del IES de Puerto del Carmen. Son chicos que han trabajado con nosotros algunos de ellos. Son jóvenes que tienen entre 18 y 19 años y están en los últimos cursos, en Segundo de Bachiller. Ellos fueron los que llamaron a compañeros nuestros para preguntarles por qué San Borondón se había ido de la actividad política y planteaban por qué San Borondón no podía reiniciarse. Así que ellos son los que ahora mismo están moviendo el partido. Son chiquitos jóvenes y la mayoría viene sin intereses, sino con el afán de mejorar el municipio, porque en la mayoría están aprobando todo y van a ir a la Universidad, pero quieren darle un empujón a San Borondón, porque es el partido con el que ellos se identifican.  Ellos me llamaron y también a otros compañeros y hemos tenido varias reuniones en estos dos últimos meses. Ahora hemos reactivado el partido de nuevo. ¿Por qué no? Pero solo para Tías, que esa era la idea principal de San Borondón cuando se creó y queremos seguir en esa línea.  

- ¿Pero solo para Tías? ¿Seguro? ¿No van a actuar en el resto de municipios?

- Seguro, seguro. Viene en los estatutos ahora mismo y no se van a modificar porque se necesita unanimidad de votos de los que ya son militantes de San Borondón. Ya hemos mandado todo al Ministerio del interior hace una semana y ayer se registró. Yo tengo a una persona en Madrid, que es la que me recibe la documentación allí. Hemos empezado a andar y creo que no sobramos, sino que somos necesarios como cualquier granito de arena. ¿Que nos hemos equivocado? Sí, millones de veces, como todo el mundo. ¿Quién no se equivoca en esto de la política y con poca experiencia? Ahora, habiendo cogido algo de experiencia, podemos tomar decisiones más acertadas.

-Pero el que no se equivoca es quien no hace nunca nada.

- Claro, por eso a nosotros no nos da vergüenza. Pensamos en su momento que no hacíamos falta porque no estábamos estructurados como para aportar algo a la sociedad. Por eso decidimos largarnos varios meses, limpiar el partido, reactivarlo y empezar de cero. No nos importa empezar de nuevo porque no tenemos esas ansias de poder ni de estar ahí por estar. Por eso cuando nos vamos, no tenemos el problema. Queremos disculparnos y vamos a mandar un folleto, igual que hemos hecho por las redes sociales y mandaremos personalmente casa por casa, para reconocer que hemos tomado decisiones equivocadas y yo soy el primero que lo reconoce. Vamos a intentar convencer a las personas y volver a decirles que cuando estuvimos se hicieron las cosas de una forma y ahora se van a hacer de forma distinta. No quiero decir ni mejor ni peor, pero nosotros las hacíamos a nuestra manera.

-Y aparte de esos jóvenes, ¿el partido cuenta también con gente mayor o con gente con experiencia?

-Sí, sí. Están ya. Hemos reactivado el partido muy rápido. Las personas que crearon el partido en su momento y las personas que han participado se han unido rápidamente. Yo estoy sorprendido porque pensaba que estaban desanimados después de todo lo que ha pasado, de las personas que entraron en el partido a viciar el partido y a estropear la idea que teníamos desde un principio. Ahora mismo el partido ya está funcionando, claro. Ahora nos medimos por las redes sociales, por videoconferencias, por whatsapp, …  estamos en movimiento y queremos aportar algo en el momento actual que ahora es tan difícil. Estamos intentando estructurarnos para echar una mano a quienes tengan que solicitar una ayuda al Ayuntamiento, o ayudar a cualquier asociación que lo esté pasando mal. Vamos a participar y vamos a echarles una mano, que para eso estamos en política.

- Ha dicho algo clave: ustedes tuvieron la experiencia de gobernar. También ha dicho que está viendo cosas no que no le gusten, pero sí diferentes. Pónganos un ejemplo con el actual grupo de gobierno en Tías de aspectos que no le gusten.

- Bueno, tras las dos reuniones que hemos tenido, lo que no nos gusta es la presión fiscal. Volvemos a poner presión fiscal en los momentos más difíciles. Nos pasó a nosotros cuando entramos en la crisis de 2008. Nosotros entramos en 2011, con una crisis galopante, y lo que realizamos en el momento de entrar fue quitar presión fiscal, tanto con el Impuesto para los empresarios, para que abrieran, también se quitó el Impuesto de Construcciones, el ICIO, y también muchos movimientos y tramitaciones que se hacían en el Ayuntamiento y cuyos pagos nosotros conseguimos frenar. Yo creo que cuando las cosas están mal no se puede meter más presión fiscal. Ahora mismo estamos dentro de un tercer Plan de Modernización [de Puerto del Carmen] y claro, no se puede frenar a los empresarios de la construcción metiéndoles el ICIO u otros impuestos otra vez. De esta forma, con una obra de 20 millones de euros tendrán que abonarle al Ayuntamiento 1 ó 2 millones en impuestos. Pues ya se les frena otra vez. Nosotros en su momento le dimos vía libre tanto a los vecinos, para que pudieran ser obras pequeñas, como a los empresarios. Se les miró a todos por igual y no a unos porque tengan más dinero o menos dinero. Lo que importa es que se reactive la economía en Tías y se recuperan los impuestos otra vez lo que se está haciendo es frenar la economía. Eso ha pasado. También seguimos con una queja que nosotros no supimos resolver en su momento. Muchos jóvenes ya están quejándose en las redes sociales de aspectos como el transporte público desde Masdache. Desde Masdache hasta Tías no se puede ir en transporte público. No tenemos y están aislados. Estos chicos nos cuentan que se les está haciendo muy dependientes de sus padres y ellos quieren ser independientes. También tenemos muchas quejas de la limpieza, con vecinos que denuncian que la limpieza no llega nunca a los pueblos. Bueno, se podría hacer una modificación en el contrato de limpieza, como hicimos nosotros en su día, para que en los pueblos por lo menos una vez por semana haya limpieza viaria. Se tienen abandonados los pueblos.  Éstas son quejas, pero bueno, nosotros venimos a aportar. Lo dijimos desde el principio: venimos a ayudar y no a juzgar. Pero eso se nos desvirtuó después de tantas personas que entraron en el partido con otras intenciones distintas a lo que era el partido. Nosotros ahora venimos con la cabeza bastante limpita. Me pueden criticar y decir todo lo que quieran con eso de que nos hemos ido y ahora volvemos, pero soy una persona y me equivoco como cualquier persona y a veces he tenido arrancadas que no debo tener. De todas formas, ahora contamos con un equipo joven y un equipo que me va a frenar y vamos a trabajar en la línea de continuidad, que es lo que tenemos que hacer.

- Muy bien. De todas maneras, uno no puede estar pendiente de lo que opina la gente que igual ni le conocen a uno.

- Sí, pero me refiero a la gente que sí me conoce y que quizás se ha sentido decepcionada por nuestra marcha. Yo soy el primero que reconoce los fallos y me disculpo. Porque no vengo buscando nada, sino la manera de ayudar y de poner un granito de arena. A eso vengo. Y si me tengo que disculpar por eso también, lo haré. Jo tengo problemas Y me voy a equivocar 400.000 veces. Lo que más me ha gustado de los jóvenes es lo que nos dijeron: que lo que tenemos que crear no es un partido, sino una familia, y eso es lo que vamos a intentar desde el principio; una familia, como era San Borondón cuando se creó, donde todos nos contábamos nuestros problemas, donde nos conocíamos y donde, cuando íbamos a hacer cualquier evento, estábamos todos presentes nos queríamos unos a otros y no estábamos buscando el mal del otro, sino buscando el beneficio personal de cada uno; y eso es lo que vamos a buscar en San Borondón. Los jóvenes nos lo dijeron: crear una familia, y eso es lo que vamos a intentar.

- ¿Y usted sigue siendo el presidente del partido?

- Todavía no se sabe. Se ha presentado documentación pero como algo eventual al principio. Los jóvenes quieren que yo lo sea por haber iniciado el partido y porque dicen que no lo he hecho tan mal, ni yo ni los compañeros que llevan tiempo. Los jóvenes no vienen buscando nada. Lo han dejado bastante claro. Quieren estudiar, ir a la Universidad. Lo que quieren es que San Borondón vuelva a crecer y que sea lo que fue porque, según dicen ellos, también bastantes cosas buenas hicimos.

“Volvemos sólo para ayudar y para lo que los jóvenes nos han pedido, que San Borondón...
Comentarios