sábado 5/12/20

Crónicas de Lanzarote

Sebastiana Perera, ex presidenta del Cabildo de Lanzarote y presidenta de la Asociación MILANA

"Proponemos a las autoridades la creación de escuelas taller para salvar el cultivo de la cochinilla y el paisaje de la tunera"

"En países como México están exportando la tunera por toneladas a Estados Unidos y Canadá, donde la gente la consume también. La tunera tiene propiedades para combatir la osteoporosis, la diabetes y muchas más cosas"

- "Entre Mala y Guatiza hay almacenados unos 40.000 kilos de cochinilla seca. Si estuviera verde la cantidad se multiplicaría por 3. Estamos en una situación bastante crítica. No somos competitivos. Perú tiene casi el 80 por ciento de la producción mundial y tenemos a Etiopía ahí enfrente también. Allí un kilo de cochinilla seco se vende a 15 o 20 euros, pero aquí para que sea un poco rentable, habría que venderla a 70 u 80 euros"

56676

Sebastiana (Chana) Perera, la primera mujer que fue presidenta de un Cabildo en Canarias  y presidenta actualmente de la Asociación MILANA, lleva años predicando en el desierto para tratar de salvar algo que está al borde de la desaparición, como viene denunciando este diario en las últimas semanas: el paisaje único de las tuneras de pueblos como Guatiza y Mala. En una emotiva entrevista mantenida este miércoles por la mañana en el programa "A buena hora" de Crónicas Radio-COPE Lanzarote propone a las administraciones públicas, que han dejado morir la zona en los últimos años, que hagan un penúltimo esfuerzo y saquen adelante ideas como la creación de escuelas taller. Perera desvela que la tunera tiene "igual o más propiedades" que el aloe vera para la alimentación y la salud. El cultivo de la cochinilla pasa por una de sus peores épocas debido al abandono de "200 hectáreas" y "40.000 toneladas" de producción seca. En la entrevista habla largo y tendido desde el corazón de los males que azotan al sector primario de Lanzarote, isla a la que siempre compara con una "delicada tacita de porcelana".

2020111119373728622

- Queríamos hablar con usted del cultivo de la tunera y de la cochinilla. El otro día pasamos por Mala y se nos cayó el alma a los pies cuando vimos el mal estado de las tuneras, las fincas abandonadas y la cochinilla en el suelo. ¿Cómo se ha podido llegar a esta situación? 

- La verdad es que a mi se me caen los lagrimones porque ver esto así hora a hora, día tras día, ...  Se ha llegado a esta situación porque la materia prima hace ya ha más de diez años que no se vende. Esto era una economía familiar y los agricultores ya son mayores, muchos han desaparecido y entonces la cochinilla no se cogió ni se vende. Entre Mala y Guatiza hay almacenados unos 40.000 kilos de cochinilla seca. Si estuviera verde la cantidad se multiplicaría por 3. Estamos en una situación bastante crítica. ¿Y por qué? ¿No somos competitivos? Perú tiene casi el 80 por ciento de la producción mundial y tenemos a Etiopía ahí enfrente también. Allí un kilo de cochinilla seco se vende a 15 o 20 euros, pero aquí para que sea un poco rentable, habría que venderla a 70 u 80 euros. Además, Perú ha conseguido una calidad bastante buena de la cochinilla. Ahí está el Centro de Transformación de la Cochinilla, que se hizo hace al menos 10 años, pero todavía no ha transformado nada. Yo en esta situación tampoco puedo decir nada. 

- Lo que podemos decir es que la cochinilla y la tunera tienen que ver con el paisaje, y este paisaje es único. Todo el mundo se llena la boca al hablar del paisaje y del turismo, pero claro, si no se protege bien, y mira que viene dinero de Europa para ese tipo de cosas, desaparecerá. 

- Sí, ahí estamos de acuerdo. Estamos luchando y buscando el valor añadido. Ahí estamos trabajando y seguimos trabajando. Lo importante aparte de la economía es el paisaje, que es único no solo en Canarias sino en toda Europa. Pero lo tenemos abandonado. Hay casi 200 hectáreas de terreno plantadas y como usted dice, yo jamás había visto el paisaje tan caído como ahora, uno, porque la cochinilla no se coge -lo que requiere labores cada año- y dos, porque no nos llueve. Lo que yo propondría a las autoridades es crear escuelas talleres, donde las personas  no hicieran como ahora se hace con los márgenes de la carretera sino escuelas taller con una dirección, con chicos jóvenes de ente 16 y 25 años. Aparte de trabajar, recibirían una formación, algo que es muy importante. Y tendrían un sueldo. Habría que buscar la manera de cómo podemos recuperar este paisaje que le hemos dejado morir. Ya no está ni agonizando. Y  cuando algo muere, es muy difícil luego poderlo rescatar. Estamos en una situación bastante crítica, pero siempre oigo a gente hablando, a políticos anunciando proyectos, pero no nos vale con esto. Hay que actuar. 2020111119373539939

- Lo que hay es una falta de sensibilidad terrible por parte de los políticos con este tema, ¿no le parece?

- Dese cuenta del momento tan crítico que vivimos con la pandemia. Ahora no solo estamos perdiendo la salud, sino también la economía porque hemos abandonado el sector primario. En mi etapa política yo me fui a Cataluña dos veces porque mucha gente decía que Lanzarote no necesitaba escuelas talleres ya que teníamos el turismo. Ahora nos hemos dado cuenta de que por estas circunstancias el turismo no viene. Lo que había que haber hecho era diversificar la economía. Yo llegué hasta el Valle de Arán y había pueblos pequeñísimos donde los alcaldes y las autoridades creaban escuelas talleres para arreglar calles, para arreglar edificios, ...incluso estaban construyendo el edificio de un Ayuntamiento. Eso daba trabajo, formación y la gente no se marchaba. Había actividades de verano y actividades de invierno. Aquí en Lanzarote tenemos un campo impresionante con el que podríamos recuperar nuestro paisaje. Aparte de las tuneras, los bancales, la bajada de Trujillo... Yo qué sé... Si Lanzarote es, como yo siempre digo, una fina taza de porcelana con muchas cucharitas dentro, pero esa fina taza de porcelana es muy delicada y se está rompiendo por todos los laterales. 

- Bonita definición.

-Por eso la verdad es que estoy aquí. Yo podría estar muy cómodamente en mi casa. Hace ya 13 años que me jubilé, pero siento el dolor de la Isla. Ahora mismo estamos desarrollando un proyecto del Plan de Empleo Canario pero con muchas dificultades por la pandemia, porque el bicho sigue ahí. Estamos yendo a los centros terapéuticos, a los centros sociales, a institutos y colegios, para no perder el hilo conductor que tenemos del valor de la cochinilla, de la tunera y del tuno. Durante la pandemia, en el mes de abril, mayo y junio tuvimos que parar a los trabajadores y trabajar on line. Se hicieron unos vídeos preciosos. Igual un día se los paso. Sirven porque es importante que la gente sepa que trabajo se está haciendo. La historiadora que tenemos hizo tres videos maravillosos que le hemos ofertado a la Academia de la Ciencia. Esta historiadora, Silvia Díaz, no es tan conocida, pero es sobrina de Agustín Pallarés, que es un gran historiador. Estos vídeos ya se han visionado en la Academia de la Ciencia y han aplaudido, como todos, su modulación de voz, la forma de expresarse, la investigación que hizo y las herramientas que utilizó de internet, .. merece la pena que se conozca y estamos trabajando en ello. Por eso le digo. Yo estoy trabajando en el sector de arriba, pero hace falta el de abajo, el sector primario. Yo no puedo ir a las huertas. A la Asociación no nos dan para limpiar las huertas, aunque lo hemos pedido. Eso va por otros caminos. Pues esos caminos hay que buscarlos, y en estos momentos más que nunca. Y perdone que hable tanto. 

- No, no. Yo la estoy escuchando atentamente. Cuando la gente se expresa desde el corazón da gusto escucharla. 

- Voy más allá. Estoy en contacto con México, con Perú, en la Universidad de Jalisco. En México se ha perdido la cochinilla porque tienen un depredador que no pueden vencer. ¿Qué han hecho en México hace 40 años? Cultivar la tunera y el tuno. La tunera, como alimentación, tiene tantas o más propiedades que el aloe para la salud. No estoy soñando, sino que esto lo puede ver cualquiera por youtube: lo que están haciendo es exportándola en toneladas a Estados Unidos y Canadá, donde la gente la consume también. La tunera tiene propiedades para combatir la osteoporosis, la diabetes y muchas más cosas. Nosotros estuvimos encantados transformando la cochinilla. Nadie se come una alubia cruda, ¿verdad? Ni un calabacín crudo. Sabe a habichuela, yo se lo echo al potaje, lo echo a un batido, una vez cocinada, y nadie se entera. Yo soy una persona de riesgo porque soy hipertensa y estoy controlando muchas de mis cosas con esto, que es el alimento del futuro, pero claro, hace falta que se ayude a la gente. En México, con ayuda de ingenieros, los gobiernos están sacando la producción adelante y trabajando. Tenemos que gastarnos el dinero ahí, donde podamos producir para que la gente tenga salud y economía. 

"Proponemos a las autoridades la creación de escuelas taller para salvar el cultivo de...
Comentarios