jueves. 01.12.2022
Javier Román, portavoz de VOX en Arrecife

“El peligro para muchos partidos no es que entre la ultraderecha en las instituciones canarias, sino que ellos salgan de los gobiernos”

“El certificado COVID que exige el Gobierno de Canarias es inconstitucional pues atenta contra varios derechos fundamentales y no es eficaz: está demostrado que un vacunado puede ser contagiado y ser contagiador”

JAVIER ROMÁN, VOX ARRECIFE

- “No estamos en contra de la inmigración regular y ordenada, pero sí de la ilegal. No creo que tenga nada de xenófobo pedir que se cumpla la ley”

- “Si los menores extranjeros tienen familia, donde mejor están es con su familia. Si no se puede identificar a las familias, deberían hacerse acuerdos con el Gobierno de esos países y que ellos se hagan cargo de esos niños y no nosotros”

-“Tampoco tiene sentido el efecto llamada generado dando subvenciones a inmigrantes en situación ilegal, o que no se les expulse si vienen a delinquir en lugar de a trabajar”

El portavoz de VOX en Arrecife, Javier Román, ha apostado este miércoles en la entrevista concedida al programa ‘A Buena Hora’ de Crónicas Radio-COPE Lanzarote por la puesta en marcha de la ‘Agenda España’, un documento elaborado por esta formación política que persigue “que se actúe de forma inmediata para proteger nuestras fronteras” y que “tiene como único fin proteger a los españoles, atender a sus necesidades y dotar a las próximas generaciones de un horizonte con garantías”. El portavoz de Vox en Arrecife también ha respondido a las críticas del presidente del Gobierno canario, en las que Ángel Víctor Torres confiaba al ser preguntado por varias encuestas sobre intención de voto en que “la ultraderecha” no acceda al Parlamento canario tras las próximas elecciones. Román rechaza el discurso de quienes acusan a VOX de ser un riesgo para los llamados derechos constitucionales y cuestiona precisamente la constitucionalidad y la eficacia de medidas actuales, como la obligatoriedad del certificado COVID desde hace semanas en Canarias.

-Javier, cada vez son más las voces que hablan del peligro de que la ultraderecha entre en el Parlamento de Canarias. ¿Qué piensan ustedes dentro de VOX cuando oyen este tipo de cosas, con ese discurso de determinados partidos, y por cierto, con el presidente canario que ha sido el último en sumarse?

-Bueno, pues hace un poco de gracia escuchar esto. Claro, el peligro es para ellos, ¿no? Por el peligro de que en un momento dado puedan salir de los gobiernos municipales, autonómicos o del nacional. El PSOE por ejemplo está preocupado porque hay un partido con mucha fuerza que no para de subir y que cuenta con un electorado muy fiel, que cada día va recogiendo más, entre todos estos ciudadanos que ven cómo les están engañando y que todo lo que les han prometido es totalmente falso. Claro, ver esta fuerza creciente y que amenaza su estatus, para ellos es un peligro. Hay que matizar a qué tipo de peligro se refieren, si el peligro es que se les eche de las instituciones por la ineficacia con que las gestionan, o que aclaren si se refieren a un peligro por causas de inconstitucionalidad.

- Sí, ellos siempre alegan que VOX es un partido que quiere acabar con los derechos fundamentales conseguidos por los españoles hace muchos años con la Constitución.

-Pues es que es todo lo contrario: ahora mismo el único partido que está luchando por los derechos fundamentales y por la Constitución española ahora mismo es VOX. Tenemos un partido en el Gobierno que saca normas y decretos contrarias a la Constitución y VOX es el único partido que le está parando con impugnaciones y recursos al Tribunal Constitucional o a otras entidades como el Tribunal Superior de Justicia. Precisamente es todo lo contrario. Si no, que diga a qué tema en concreto se refiere porque es muy fácil tirar la piedra y esconder la mano, pero no especifican. Es lo que pasa con este tipo de amenazas o acusaciones contra VOX. Siempre suelen decir cosas, pero nunca están argumentadas ni justificadas.

-Ayer, por cierto, el diputado de VOX por la provincia de Las Palmas nos hablaba de lo contrario asegurando que se está atentando contra los derechos fundamentales en Canarias al exigir el pasaporte COVID.

-Pues aquí tenemos el último ejemplo. Aquí ahora mismo tenemos una orden del Gobierno de Canarias que es inconstitucional en varios apartados, incumpliendo varios puntos de la Constitución, como la igualdad, el derecho a la intimidad, la libre circulación de personas, … Y, además, con la imposición de un certificado COVID que se supone que es para intentar reducir la tendencia de contactos, cuando, tal y como se está viendo por los datos, es totalmente ineficaz. También se está comprobando que el pedir un certificado de vacunación no impide que se sigan dando nuevos contagios. Ya vemos que esto no está permitiendo controlar a las personas positivas o contagiadas pues está más que demostrado que un vacunado puede ser contagiado y ser contagiador. Así que el hecho de pedir ese certificado COVID y con ello dejar pasar a cualquier persona en un restaurante, en un hospital o cualquier edificio público, está dando una sensación de falta de seguridad a esa persona y a las que están dentro. Si me dijeras que están pidiendo un test, todavía tendría una explicación, pero pidiendo solo un certificado COVID, se está dejando pasar a personas que perfectamente podrían ser positivos. Lo estamos viendo constantemente también en el propio Aeropuerto, donde mucha gente entra y puede pasar solo con este certificado y por estar vacunado, pero podría estar contagiado perfectamente.

-Usted escribió el otro día un artículo de opinión sobre la inmigración ilegal. Cada vez que hablan de este asunto, desde la izquierda les acusan de racistas y xenófobos, pero en su artículo usted habla de todo lo contrario. Ustedes están a favor de la inmigración legal, que sea regulada, porque además entienden que hace falta mano de obra en este país, ¿no?

-Por supuesto. VOX nunca ha dicho nada en contra de la inmigración. De lo que estamos en contra es de la inmigración ilegal, que es una forma de incumplir una ley. Nosotros lo que queremos es ley y orden. Resulta que hay una serie de leyes de control de fronteras, pero no se están cumpliendo; pues nosotros lo que queremos es que se cumplan.  Está claro que la inmigración es necesaria en ciertos sectores, con manos de obra que no cubre la mano de obra española, y por eso tenemos una población inmigrante hace muchos años, con personas con nacionalidad española y que perfectamente está integrada y cumpliendo los requerimientos de la Ley. Lo que no queremos es la entrada de personas de manera ilegal. Creo que no tiene nada de xenófobo el decir que se cumpla la Ley. Ahora mismo tenemos un problema por este Gobierno, que está mirando para otro lado, y no solo eso, sino que además provoca un efecto llamada, prometiendo una serie de regularizaciones y una serie de cosas, que al final derivan en verdaderas avalanchas. Y ahí están los datos de 2020 y 2021. La avalancha migratoria tuvo un pico importante en 2020 y en 2021 se han repetido prácticamente los mismos datos. No hay que normalizar un problema así, no es normal que cada día lleguen pateras a las costas pues con ello se generan luego otros problemas posteriores. Primero, con su atención pues no hay medios para atender a estas personas. Luego, como no se están devolviendo a origen ni expulsando a estas personas, se van acumulando, con lo que las capacidades de los centros actuales no dan. Al final terminan como personas sin documentación, que no pueden conseguir trabajo y que muchos de ellos generan problemas de inseguridad. Lo vemos cada día en las noticias.

- Ustedes proponen la expulsión inmediata de cualquier persona que entre de manera ilegal o de inmigrantes regulares que cometan delitos graves. También piden que no se puedan cobrar subvenciones estando de forma ilegal en un país, ¿no?

- Yo creo que esas propuestas están dentro del sentido común y creo que la mayoría de las personas las apoyarían, siempre y cuando el único objetivo no sea atacar a VOX. ¿Es normal que vengas a un país y que, en lugar de trabajar, te dediques a delinquir y no se le eche? Si se delinque, se debe cumplir una condena y prohibir que esa persona pueda volver a entrar. Es una medida, creo, de lo más normal y que evitaría casos en los que delincuentes que actúan una y otra vez, con delitos repetitivos, entren y salgan a la calle una y otra vez. Es una de las pocas formas de acabar con la delincuencia. A un español no le puedes expulsar, pero a un inmigrante que ha llegado aquí se supone que a trabajar, si de dedica a otras cosas, pues con una expulsión se acabaría con ello. El tema de las subvenciones tampoco tiene sentido porque si cuando viene un inmigrante ilegal, le pagamos un piso y le damos una paga, al final lo que hace es llamar a otros ciudadanos de su país e invitarles a que vengan porque aquí tendrán piso y paga gratis. Es una forma muy grave de agravar el efecto llamada. Subvenciones no, es una forma de generar ese efecto llamada.

-Lo que no veo tan claro es la parte de los Menores Extranjeros No Acompañados, los llamados MENAs, con los que ustedes reclaman que se devuelvan a sus familias, a sus padres. Se han vivido casos de niños que no tienen familia en su lugar de origen, o cuyos padres murieron o que están en una situación complicada.

-Hay dos casos, los que sí tienen familia, como ocurrió con la avalancha de Ceuta y Melilla, que fueron utilizados por Marruecos para presionar a España. Ahí hubo muchas familias que reclamaban a sus propios hijos, pero no se los devolvían, cuando los niños, donde mejor están, es con su familia. El otro tipo de casos, donde no se pueda identificar a las familias de menores, deberían hacerse acuerdos con el Gobierno de esos países y que se hagan cargo de esos niños sus propios países, y no nosotros. ¿Qué sentido tiene? Por ejemplo, estoy mirando ahora la noticia sobre la adjudicación de un centro para MENAs en Yaiza. Resulta que es un centro que tiene 15 plazas y que cuenta con un presupuesto para dos años de 3 millones de euros. Así que, mirando los datos sobre los gastos que esto genera en darles alojamiento, educación, alimentación, … salían del orden de 9.000 euros al mes. Entonces, es normal que esos 9.000 euros al mes queramos que se dediquen a otras cosas, y no a sufragar los gastos de un menor que ha venido de Marruecos. Ellos deberían hacerse cargo en sus propios centros de menores, pues nosotros ya nos hacemos cargo de los nuestros, que también tenemos.

“El peligro para muchos partidos no es que entre la ultraderecha en las instituciones...
Comentarios