domingo 24/10/21
Jesús Machín Tavío, diputado del Grupo Nacionalista por Lanzarote y nuevo secretario general de los Jóvenes Nacionalistas de Canarias

“Antes nadie me quería en CC pero el tiempo ha hecho justicia y muchos ya ven en mí algo más que un apellido”

“Nuestro papel como Jóvenes Nacionalistas debe ser más de activistas que de afiliados. Soy muy autocrítico conmigo mismo, muy reivindicativo y revolucionario, así que los Jóvenes Nacionalistas no saben a quién han puesto al frente de la organización juvenil”
567567567567567
El diputado nacionalista por Lanzarote y nuevo secretario general de los Jóvenes Nacionalistas de Canarias, Jesús Machín Tavío.

- “Desde esta organización juvenil, digan lo que digan los mayores, vamos a intentar tender puentes y empezar desde abajo hacia arriba, que es como se tienen que hacer las cosas, de cara a la posible unificación del nacionalismo canario”

- "Desde muy pequeño tuve a Antonio Morales como referente. Fue alguien muy importante dentro de la organización juvenil. Si tengo que criticar a mi partido cuando lo hace mal, no me corto un pelo, igual que cuando lo hace bien y lo celebro y lo apoyo"

- “Siempre he creído que para ocupar un cargo orgánico hace falta dedicación y tiempo y yo, que tengo muchas inseguridades, aunque no dudo de mi valía, asumo el reto porque me lo han pedido desde todas las islas”

El parlamentario del Grupo Nacionalista por Lanzarote, el diputado más joven del Parlamento en la presente legislatura, Jesús Machín Tavío, asume su nuevo cargo como secretario general de los Jóvenes Nacionalistas de Canarias (JNC) con mucha humildad, pero también con bastante firmeza y determinación. Aunque en la entrevista concedida este lunes al programa ‘A Buena Hora’ de Crónicas Radio-COPE Lanzarote reconoce sus “mil inseguridades”, Machín Tavío adelanta que si hay algo que le ha refrendado hasta ahora como un buen representante de Lanzarote en la Cámara regional es su capacidad de trabajo. Eso mismo es lo que le ha convertido en el ecuador del presente mandato en el diputado que más iniciativas ha defendido en sede parlamentaria. Machín, que apuesta por tender puentes de entendimiento que terminen en la tan ansiada unidad del nacionalismo canario, valora su evolución dentro de la organización política a la que defiende desde que era un niño y destaca y se congratula por ser ya más conocido por su labor en política que por su apellido.

- Enhorabuena, felicidades por el nombramiento.

- Muchas gracias, muchas gracias.

- ¿Lo esperaba? Porque su nombre no salía en ninguna de las quinielas para este Congreso de los Jóvenes Nacionalistas. Usted está teniendo tanta actividad en el Parlamento que a muchos nos ha sorprendido que ahora asuma también esta responsabilidad.

- ¿Si lo esperaba? Yo hasta hace muy poco tiempo, y se lo puede decir por ejemplo un compañero al que acabo de escuchar ahí en la tertulia, sabía que llevaban tiempo intentando que yo me convenciera, pero al principio y casi al final he venido manteniendo que tengo muy poco tiempo y que esto requiere de mucha dedicación, pero me convencí cuando me llamaron de todas las islas pidiéndome que aceptara, que era el referente de la organización y que tenía que dar el paso y que no podíamos dejar a los mejores por fuera. Yo el mejor le aseguro que no soy. Y, segundo, le aseguro que por trabajo no va a ser, porque el que me conoce sabe que me implico mucho y que soy muy trabajador, pero tengo un importante reto por delante. Por eso, como ya puse en las redes sociales, acepto el reto no sin asumir las 25.000 inseguridades que me vinieron a la cabeza después del nombramiento.

- ¿Pero por qué esas 25.000 inseguridades? ¿A qué se refiere?

- Yo estoy convencido de mi valía. Eso no lo cuestiono. Pero no sé si tengo algo bueno que aportar. Yo soy una persona muy autocrítica conmigo mismo y a veces me castigo demasiado. Se lo decía el otro día a Jacobo Lemes, que antes nadie me quería y estaba denostado en la organización, pero ahora parece que el tiempo me ha hecho Justicia y que los que solo veían un apellido ahora verán algo más.

- Pero el tiempo le hace Justicia por lo que en esta emisora defendimos desde un principio. Usted ha mamado y ha vivido Coalición Canaria desde sus primeros años de vida.

- Sí, yo entré en esta organización con 16 años, cuando me afilié. Mi primera entrevista la hice con 18 años en Crónicas Radio-Lanzarote. Desde ahí he estado defendiéndome y participando en mis batallas. Cuando le cuento a la gente que con mi edad ya he tenido mil batallas grandes dentro del partido, me preguntan que cómo es posible. Pues sí, yo he sido muy reivindicativo, muy revolucionario, y lo mismo les dije a quienes me propusieron para estar en este puesto. Les dije que no sabían a quien estaban metiendo dentro. Yo soy una persona muy complicada en ciertos asuntos orgánicos porque soy un firme defensor de los estatutos.

-Sí, usted además aprendió de un político muy parecido a usted y que cuando estaba defenestrado en la organización, usted tuvo el valor de decir que Antonio Morales había sido siempre su referente. Ya podía haber citado a Jesús Machín padre.

-Sí, yo desde muy pequeño lo tenía como referente. Fue alguien muy importante dentro de la organización juvenil. Y quizás yo me he criado con el estilo de toda esa gente, de David Toledo, del propio Jacobo Lemes, que en momento fue también muy reivindicativo dentro de la organización de los Jóvenes, pero yo quizás lo he multiplicado por dos, porque he tenido mil batallas. Si tengo que criticar a mi partido cuando lo hace mal, no me corto un pelo y soy muy autocrítico., igual que cuando lo hace bien y lo celebro y lo apoyo, pero creo que la autocrítica es tan importante y tan sana, que yo la llevo a veces a los extremos. Y quizás, para los que ven adecuado mi nombramiento, deben saber que me puedo convertir en un problema si sucede algo que no está acorde a nuestros ideales. Pero bueno, yo asumo el reto, como dije.

- Pero eso tiene que ser así, ¿no cree? Los jóvenes tienen que ser rebeldes por naturaleza. Además, dentro del partido, ahora parece que sí le están dando importancia a los más jóvenes, a los que les están dando protagonismo, ¿no? De hecho, su antecesor, David Toledo, ha dejado el cargo de secretario general de los JNC al convertirse en secretario de Organización de CC en toda Canarias.

-Sí. No sé qué pasa en otros partidos políticos, pero nosotros tenemos la suerte de contar con una organización juvenil muy asentada y con mucha participación, y que tiene grandes cuotas de poder dentro de la organización. Hemos conseguido cuotas de poder y cambios en los estatutos que unca pensábamos que se llevarían a cabo. Es verdad que nuestro papel debe ser más de activistas por dentro, más que de afiliados. Lo decía en mi discurso, que mucha gente dirá que este chico es nuevo, pero no, yo llevo 16 años y ahora tengo 29 años. Es decir, que llevo ya un par de años en el partido y creo que puedo tener la legitimidad de decir que muchas guerras hemos tenido y que muchas cosas hemos cambiado. Aquí estamos para aportar, pero es sano también reconoce que uno tiene inseguridad y sus manías propias a la hora de afrontar las cosas.  Pero la verdad es que he tenido mucho apoyo y creo que también hemos hecho un ejercicio de madurez que a veces no tienen los mayores, como el haber repetido la misma isla para la Secretaría General de los JNC y también para la Secretaría de Organización. Eso lo hace una organización madura, una organización que crece y que es fuerte.

- Sí, esa fórmula de alternancia entre Gran Canaria y Tenerife que permitió por ejemplo a Román Rodríguez ser presidente del Gobierno de Canarias. Por cierto, hablando de Román Rodríguez y de Nueva Canarias, cada vez son más las voces que advierten de la necesidad de que CC comience a tender puentes con partidos como CC.  Hoy Marcial Morales nos decía que es imposible cuando gente como Fernando Clavijo y el propio Román Rodríguez son incapaces de entenderse.

- Sí. Yo presumo de tener muy buena relación con Román Rodríguez y también con Luis Campos, el portavoz y diputado de Nueva Canarias. Incluso el otro día coincidí con ambos a solas en el Parlamento y hablamos. Pero lo que no puede ser -y esto es una autocrítica para ambas partes- es que cada vez que Román Rodríguez sale al estrado tenga en mente perjudicar a Coalición Canaria, y que también nosotros, cuando salimos, al primero que critiquemos sea a Nueva Canarias. Por tanto, es parte y parte. A veces los proyectos no funcionan porque los cabezas no son lo suficientemente generosos como para tender puentes. Ahora estamos en un tiempo en el que vamos a demostrar que estamos por esa unión. Ahora por ejemplo Héctor, el alcalde de Telde, le entrega a Carmen Hernández el testigo de la Alcaldía de este Ayuntamiento. Creo que en otro ayuntamiento del sur de Gran Canaria también va a pasar lo mismo, y Pedro Quevedo tendrá que hacer lo propio con María Fernández. Por lo tanto, si cumplimos esos pasos, ya estaremos en otro escenario de confianza, con otros términos para entendernos y crear espacios, y les aseguro que desde esta organización juvenil, digan lo que digan, digan los mayores lo que digan, vamos a intentar tender puentes y a empezar desde abajo hacia arriba, que es como se tienen que hacer las cosas, de cara a la posible unificación del nacionalismo canario. También he de reconocer que el concejal de Nueva Canarias en Arrecife [y coordinador de NC en Lanzarote, Armando Santana], con el que yo era bastante crítico con él porque era muy destructivo, ha cambiado.

-Sí, ha cambiado Armando Santana, parece que ha cambiado su postura, ¿verdad?

- Ha cambiado radicalmente y lo reconozco, lo felicito y me enorgullece que haya dado ese cambio.

“Antes nadie me quería en CC pero el tiempo ha hecho justicia y muchos ya ven en mí...
Comentarios