miércoles. 17.08.2022

EL PANORAMA POLÍTICO DE 2019 QUE NO SE PARECE NADA AL QUE ALGUNOS PINTAN

El año se ha iniciado con las primeras encuestas que barruntan importantes cambios. El principal, que VOX entra en casi todas las Comunidades Autónomas, incluyendo a Canarias. Sin embargo, en lo local las cosas van a ser muy distintas, sobre todo en Lanzarote. Coalición Canaria sigue sacando ventaja al resto de formaciones, y sigue trabajando para dar todavía más sorpresas de las que está dando, y no nos referimos precisamente al tema de Unidos por Yaiza

Parece mentira que unas elecciones autonómicas en un territorio tan alejado como es Andalucía hayan tenido tanta repercusión en Canarias. A nadie se le esconde el vínculo enorme que existe entre las dos comunidades, en cosas incluso que se escapan a los libros de historia. Ahora bien, que algunos pretendan como están pretendiendo extrapolar punto a punto lo que ha sucedido allí con lo que puede suceder por aquí abajo es bastante surrealista. Y no sólo pasa en las Islas, donde unos pocos no saben qué hacer para evitar el desastre que se avecina según esos malos o buenos augurios. Lo han hecho en los primeros días del año desde un medio tan serio como es el diario El Mundo y desde un encuestador tan serio como es Sigma Dos, barruntando en el primer gran sondeo de 2019 (nos quedan unos cuantos por ver) exactamente eso, que lo sucedido en Andalucía es lo mismo que pasará en unas hipotéticas elecciones generales, lo mismo que ocurrirá por tanto en algunas comunidades autónomas. Lo principal de esa primera gran encuesta, eso sí, es el anuncio de la más que previsible llegada de VOX al Congreso de los Diputados nada menos que con 45 diputados, algo tremendamente insólito en un país tremendamente insólito que de último no gana para sobresaltos políticos.

Pero la realidad real en lo local es otra bien distinta. Por mucho que se esfuercen Sigfrid Soria y compañía, en seis meses no se puede improvisar un escenario insular que te permita soñar con grandes logros en los comicios que están a la vuelta de la esquina. Cada territorio está plagado de peculiaridades que cuestionan seriamente un análisis tan ventajista como el que determinan encuestas de este tipo, que ni de lejos reflejan la verdad de una sociedad cambiante y mentirosa, muy mentirosa cuando de confesar sus querencias se trata. La gente en general, y los encuestados en particular, pocas veces confiesa lo que verdaderamente va a votar, aunque le mande La Sexta a un equipo de investigación para extraer a golpe de microfonazo la confesión de turno.

Dicho todo esto, lo que sí que ahora parece claro es que por arte de birlibirloque VOX va a sacar algún que otro parlamentario en la Cámara autonómica, que probablemente quitará a los que iba a sacar el Partido Popular (PP), Ciudadanos y, que no se asuste nadie, Podemos. Los desencantados y cabreados de este país no saben ni de derechas ni de izquierdas, saben de cabreos y de desencantos. Con la incertidumbre de cómo va a afectar al conjunto del Archipiélago la nefasta lista autonómica que nos han impuesto, es probable que Ciudadanos consiga un resultado potente (algunos hablan de hasta diez diputados), que Nueva Canarias (NC) se quede como está, que el Partido Popular (PP) continúe anclado en su etapa de letargo y que Coalición Canaria (CC) y Partido Socialista (PSOE) se disputen el primer puesto tanto en número de votos como en número de escaños. Ambas formaciones, que siguen siendo las más fuertes de las Islas, no han parado ni en estas fechas, aunque hay que determinar, si por número de candidaturas claras y de puerta a puerta se trata, que los nacionalistas parten con cierta ventaja. El resto de escaños, los que queden, serán sin duda para Casimiro Curbelo y su Agrupación, a la que no hay lista regional o sistema reinventado que tumbe, y para la gente de Podemos, claro. Los fieles seguidores de este espacio ya saben que dedicamos un artículo completo a la formación morada y a sus futuras alianzas.

Lo de Lanzarote

Si en Canarias el panorama está más o menos claro, en Lanzarote la cosa tiene un pronóstico bastante incierto.

Pero hay algunas cosas que sí son fáciles de determinar en estos primeros días de año. CC saca una incuestionable ventaja al resto. Ha resuelto sin demasiados conflictos internos la colocación de los cabezas de lista en los siete municipios, ha puesto a la persona que mejor valoran los ciudadanos al frente de la lista al Parlamento, ha conseguido que su jefa de filas demuestre que el partido es lo primero y lleva un tándem muy atractivo al Cabildo y no ha parado de intentar sumar a otras formaciones políticas para repetir como la primera fuerza de la Isla. Y en esas están. Consolidado lo de San Bartolomé con las plataformas municipales de Óscar Pérez y Manuel Rodríguez, todavía pendientes de saber qué va a pasar con San Borondón, con la gente del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL) a punto de tocar a su puerta si es que no lo han hecho ya, el objetivo ya anticipado en este confidencial es lograr la alianza con la gente de Gladys Acuña, con Unidos por Yaiza (UPY). Según nos cuentan, la cosa está bastante más próxima de lo que parece, y sólo resta convencer a sus compañeros del sur de que cedan parte de lo conquistado para una alianza que puede proporcionar a las dos organizaciones un poder difícil de aventurar. Si la cosa cuaja, que parece que sí, Acuña iría como número dos en la lista al Parlamento con su amigo Oswaldo Betancort, formando otro tándem tremendamente sólido y sugerente para el electorado; Óscar Noda se convertiría en el cabeza de lista de la alianza en Yaiza y Ángel Domínguez sería su segundo de a bordo. Eso si la cosa cuaja, claro.

En la otra orilla se quedaría el nacionalismo representado por la Nueva Canarias (NC) de Armando Santana, que de golpe vería cómo pierde su principal baza electoral, a la que de seguir las cosas como van se podría sumar la gente de Tías, con un Mame Fernández que ya ha expresado en no pocas ocasiones sus desencuentros (por decirlo de forma suave) con su coordinador insular. Si todo fuera así, la cosa pintaría bastante fea una vez más para la formación que dice Román Rodríguez que va a cambiar el panorama político en el Archipiélago. Siendo justos, que aquí tratamos siempre de serlo, hay que reconocer que Armando Santana no ha estado quieto, y que no todas las castañas que recibe son por su culpa. Ha conseguido un activo grupo de personas que están trabajando en Arrecife y según confesó en nuestra emisora de radio tiene posible repuesto para Yaiza y Tías en el caso de que los rumores dejen de ser sólo la antesala de la noticia que está al caer. Además, tanto él como nosotros sabemos que hay pesos pesados de la política local que se han quedado compuestos y sin novio, y formaciones políticas que no terminan de arrancar que necesitan marca y echadero. Hasta ahí podemos leer.

Lo curioso del panorama político actual es que el espacio que va a dejar la definitiva descomposición del PIL lo quieren ocupar formaciones como Somos Lanzarote. Los asamblearios están intentando con notable inteligencia mandar mensajes cada vez que les dan oportunidad en los medios tendentes a buscar a todos aquellos votantes de la Isla que quieran sumarse al carro de una formación que sólo va a tener obediencia insular. De ahí que no les haya importado lo más mínimo su ruptura con Alternativa Ciudadana (AC-25M) y que estén presentando candidaturas a las principales instituciones, como la de Tomás López al Cabildo, la de Lidia Pla a Arrecife, la de Paula Corujo a San Bartolomé, la de Omaira Díaz a Teguise o la de Borja Rubio al Parlamento. ¿Cómo encaja ese espacio insularista en una alianza progresista con Podemos o Izquierda Unida (IU)? Pues de ninguna forma: o una cosa o la otra. Si finalmente deciden que merece la pena que cuaje la ya famosa confluencia de partidos de izquierda, Somos no podrá presentarse como un partido de estricta obediencia insular, porque dependerá de otra organización superior como es Podemos, que tiene jerarquía de mando no sólo en Canarias sino en Madrid. Un antiguo votante del PIL no entendería eso.

En el PSOE el panorama es preocupantemente incierto. Aunque mucha gente no lo sabe, Dolores Corujo está siendo fuertemente contestada desde hace tiempo por un grupo muy bien organizado que dirige desde Arrecife gente como Nieves Rosa Hernández y que tiene como lógico colaborador a un histórico como es su marido, Enrique Pérez Parrilla. De nada sirven los cariños dados en el pasado si de estrategia política se trata. Según nos cuentan, en ese sector del partido se han cansado ya de la indefinición de Corujo y de las concesiones que da a unos y a otros sin contar con nadie. No entienden cómo por un lado está con ellos y por otro le echa una mano a Eva de Anta a través de gente como Alexis Tejera, sabiendo como sabe que en la otra orilla estaban preparando un asalto al poder en la capital en toda regla. De ahí que se frenara en seco el intencionado rumor de que Alberto Guevara iba a ser el candidato de consenso, y de ahí que surgiera el otro movimiento para obligar a la actual alcaldesa de Arrecife a que tirara la toalla si no quería verse obligada a enfrentarse a unas primarias. Nada de lo planificado ha salido bien, sobre todo porque se han encontrado a una Eva de Anta que lejos de ser la mosquita muerta que algunos creían que era se ha transformado en una especie de Rocky Balboa, alguien capaz de aguantar todos los golpes que un rival puede dar y que sabe esperar a que llegue su momento para lanzar un mortífero y definitivo contraataque. Así, salvo que alguien obre el milagro, la alcaldesa se va a presentar sí o sí a las primarias que sus enemigos montaron. Ahora, ¿quién se va a atrever a enfrentarse a ella con gran parte del partido a su lado y con la incertidumbre de saber si la victoria está asegurada? La alcaldesa no está perdiendo el tiempo. Nos cuentan también que ha ido visitando uno a uno a todos los afiliados de Arrecife, y sabemos que algunos se han arrepentido de haber apoyado con su firma la convocatoria de unas primarias que ni de broma son como les dijeron que iban a ser. Resuelto el lío de Arrecife, que lo tendrán que resolver más tarde que temprano, lo demás es fácil. Pepe Juan Cruz ganará la batalla en Tías, Alexis Tejera se confirmará como evidente sucesor de Corujo en San Bartolomé, la secretaria general hará doblete al Cabildo y al Parlamento, Marcos Hernández podría acompañarla de nuevo como número dos para tratar de buscar la unidad de la formación, convencerán a José Brito para que haga el esfuerzo de presentarse en Teguise, Alfredo Villalba lo hará en Haría y gente como Urbano Hernández es probable que repitan en plazas tan complicadas como puede ser la de Tinajo. O no, porque hacer pronósticos sobre lo que puede pasar en el PSOE cada día es más complicado.

En el PP, por hablar de los partidos que ya tienen cierto recorrido en la política local, es un secreto a voces el follón que se ha organizado cuando su presidenta insular, Astrid Pérez, decidió por obra y gracia de su sentido de Estado que en lugar de encabezar la lista al Cabildo como en un principio parecía que iba a hacer repetiría como cabeza de lista en Arrecife. Hasta este confidencial han llegado los gritos y los reproches del senador Joel Delgado, quien era consciente de que iba a incumplir su palabra al estar convencido de que le pedirían encabezar la lista en la capital, que es, como nunca ha ocultado, su gran sueño político. En este conflicto hay que escuchar las dos versiones, que son totalmente opuestas. Tenga razón quien la tenga, quien manda en el PP es siempre el que tiene la presidencia, que en el caso de Lanzarote no es otra que Astrid Pérez. Un secretario general, por muy senador que sea, pinta bastante poco. El otro gran/mediano/pequeño conflicto ha supuesto la sorprendente decisión de poner a Jacobo Medina nada menos que como cabeza de lista al Cabildo. A muchos les ha sorprendido, y a nosotros también, que la presidenta decidiera finalmente optar por una persona de escaso recorrido vital para enfrentarse a pesos pesados de la política local como Pedro San Ginés o Dolores Corujo. Dicen las lenguas de triple filo que en este caso Pérez no sólo se ha dejado llevar por su instinto y por el que le marca la encuesta que encargó a Perfiles (empresa puntera que rara vez falla en sus pronósticos) sino que se ha visto obligada a atender los deseos de su presidente regional. Aunque Asier Antona no es José Manuel Soria, el hombre en un momento determinado podría vetar determinadas candidaturas, como lo puede hacer la dirección nacional del partido. Aunque Antona no es de Casado y Pérez sí, en caso de conflicto la cosa se podría complicar, y es mejor consensuar que forzar. Y ahí llegó la solución que no termina de convencer a algunos. ¿Tendrá éxito la jugada? Pues ya se verá. Ahora bien, puesto como cabeza de lista a un integrante del Comité Local de Arrecife, está claro que el todopoderoso Comité Local de Tías querrá también su cuota de participación en los primeros puestos de la lista que se presente, esa sí consensuada por los unos y los otros. Nos da la sensación de que al lado de Jacobo Medina va a ir alguien de la total confianza del alcalde Pancho Hernández, y que no será Saray Rodríguez. Tiempo al tiempo.

Y luego está Ciudadanos. La formación naranja ha hecho un innegable esfuerzo por implantarse en Lanzarote. Lo han hecho además incorporando como hormiguitas trabajadoras a gente de distintos perfiles, pero gente sobre todo que proyecte la imagen que el partido de Albert Rivera quiere proyectar. Como es lógico, se han visto obligados a acoger también a "ciudadanos" que ya habían estado en otros partidos, no sólo en el PP. Casos como el del ex concejal David Rodríguez, que ya está trabajando activamente en la capital, no van a ser los únicos que llamen la atención al gran público. Acaban de crear asambleas en Teguise y Tías, y a la ya anunciada candidatura de Delia Hernández a las primarias en Arrecife están a punto de anunciar la candidatura de otra mujer de la tierra que es muy probable que cuente con un importante respaldo, una mujer preparada que sabe bastante de números. De momento lo dejamos ahí, pero habrá muchas más sorpresas.

EL PANORAMA POLÍTICO DE 2019 QUE NO SE PARECE NADA AL QUE ALGUNOS PINTAN
Comentarios