sábado. 01.10.2022

Estamos en un país de auténticos cachondos mentales, donde algunos se piensan que pueden hacer cualquier cosa sin que pase nada, que se puede burlar la ley y hacer la trampa yéndose de rositas. Pues va a ser que no, que dirían en una conocida campaña publicitaria de la tele. La empresa Insular de Aguas de Lanzarote, conocida por todos por Inalsa -sí, esa señora, la que pasa el recibo cada dos meses- ha vuelto a poner el grito en el cielo por las tremendas pérdidas en red que se arrastran desde el pasado, pérdidas en red que tenemos que pagar todos los sufridores contribuyentes. Sin embargo, no debemos olvidar en modo alguno que en las pérdidas en red se engancha un fenómeno deleznable como pocos, el de algunos “recogedores” de agua que han estado succionando el preciado y caro líquido elemento sin pagar un euro. Según ha podido saber este pequeño rincón del diario, en estos momentos sigue habiendo unos 450 “aguamangantes” que se están aprovechando de la falta de vigilancia y de una situación que se ha consentido todavía no entendemos muy bien por qué. El caso es que Inalsa ya tomó cartas en el asunto hace tiempo, y parece, al menos así nos lo han confirmado, que van a empezar a caer sentencias por robo que van a sacar a la luz los colores y las tonalidades de los “aguamangantes”. Esperemos que se den a conocer los nombres y apellidos de todos los que han participado en este escandaloso hurto, para que luego nosotros, y esperemos que el resto de los medios, los demos a conocer para escarnio público.

PÉRDIDAS EN RED, JA, JA
Comentarios