domingo. 04.12.2022
Las bodegas absorberán “supuestamente” un total de 3,1 millones de kilos de uva tras el fin de la vendimia, de los cuales ya se han introducido 2,5 millones de kilos a día de hoy

El Consejo Regulador se reúne con Inés Rojas esta semana

Bodegueros, órgano vitivinícola y presidenta del Cabildo tienen previsto “sentarse y buscar una solución” al sobrante de los 700.000 kilos de uva. Además, los agricultores llevaron a cabo este sábado una concentración en las inmediaciones del Cabildo Viejo, donde repartieron uva a los transeúntes

El presidente del Consejo Regulador, Miguel Martín, anunció este jueves a Crónicas que su organismo tiene previsto mantener una reunión a principios de la próxima semana con la presidenta del Cabildo, Inés Rojas.

El presidente del Consejo Regulador, Miguel Martín, anunció este jueves a Crónicas que su organismo tiene previsto mantener una reunión a principios de la próxima semana con la presidenta del Cabildo, Inés Rojas.

El objetivo de dicha reunión, en la cual estarán presentes tanto bodegueros como los integrantes del órgano vitivinícola, será tratar de solventar la difícil situación por la que está pasando el sector este año, ya que ninguna bodega cuenta con capacidad suficiente para acoger 700.000 kilos de uva.

Por otro lado, los agricultores llevaron a cabo este sábado 2 de septiembre una concentración en las instalaciones del Cabildo Viejo a las 09.30 horas.

En dicha concentración, convocada como señal de protesta al excedente de producción acaecido esta temporada y la anterior, los viticultores repartieron uva de una manera simbólica a todas las personas que por allí pasaron.

El presidente del Consejo Regulador aseguró a este diario que el Complejo ya ha acondicionado sus instalaciones para absorber el vino y que un “70 o un 80% de esos 600.000 o 700.000 kilos de uva que están inscritos en el Consejo Regulador de agricultores ninguna bodega los quiere” para luego añadir que “lo más tardar el lunes o el martes habrá que llegar a un acuerdo y buscar una solución entre la presidenta del Cabildo, el Consejo Regulador y las bodegas de Lanzarote” ya que, según argumentó

“no es lógico que esa uva se quede luego para tirarla en la finca”.

Una vendimia polémica

Este año la vendimia no ha estado exenta de polémica al haber previsto los viticultores un excedente de uva que supondría unas pérdidas de alrededor de 2 millones de euros.

Esto ha supuesto haber llevado a cabo un sinfín de reuniones en las instalaciones del Cabildo que han culminado en la decisión de poner en práctica una serie de medidas además de la realización de una campaña de comercialización y marketing agresivo.

Martín puntualizó en este sentido que “en esa campaña de marketing tenemos que buscar mucho y conseguir sensibilizar al sector de la hostelería del Consumo de nuestros vinos” “De alguna manera el viticultor también participa y colabora cuidando esas fincas que, de alguna manera, son el jardín de la Isla para las personas que nos visitan de fuera”, concretó en este sentido.

A finales de julio, principios de agosto los viticultores de Lanzarote dieron comienzo a la campaña de la vendimia en algunos puntos dispersos de la geografía de la Isla.Las labores comenzaron en Mozaga para luego generalizarse al resto de la Isla.

El Consejo Regulador de vinos indicó que se recogerán entre 3'5 y 4 millones de kilos de uva, una cosecha espectacular en cantidad y calidad.

Las benévolas condiciones climáticas han permitido el correcto desarrollo vegetativo de la vid, que sólo ha sufrido un riesgo moderado de padecer ceniza. Éste ha sido controlado, sin mayores consecuencias, gracias a los tratamientos rutinarios aplicados en aquellos casos que así lo han requerido.

Por tanto, estas condiciones llevan a esperar que la uva que se ha recogido, y se recogerá durante estos días, tenga un estado óptimo para elaborar vinos con denominación de Origen.

En lo referente a la graduación alcohólica, el Consejo Regulador indicó que, para obtener un producto excelente, la recomendación para las variedades blancas es que ésta se encuentra entre los 11'5 y 12 grados; mientras que para las variedades negras, esta recomendación se ha fijado en 12'5 grados.

La uva negra se terminará de recoger el 13 de septiembre y tras ella vendrá la recogida de la uva moscatel que durará hasta el 20 de este mes, fecha en que prácticamente finalizará la vendimia.

Este año se ha contratado en mayor o menor medida casi al mismo número de personas para llevar a cabo estas labores de recogida a la vez que han vuelto a ser las diversas variedades de uva blanca las que han predominarán en la cosecha, con la malvasía como primera referencia.

Hay que tener en cuenta de que de los 18 millones de botellas que se consumen en la Isla cada año, sólo un millón son con denominación de origen de la Isla. En este sentido, Miguel Martín manifestó que “se consumen 17 o 18 millones de botellas de vino y sólo producimos 3.500.000 botellas” para luego añadir que “lo que está claro es que tenemos que luchar por nuestro mercado sensibilizando al sector de la hostelería, al receptor de los restaurantes, sensibilizar a la población de que hay que consumir a nuestros productos y, además, a unos productos de gran calidad”.

Hay que recordar que para el presidente del Consejo Regulador y alcalde de San Bartolomé el vino de Lanzarote debe de estar promovido no sólo en la época estival sino durante los 365 días del año.

A esto se le añade que el Cabido “estaba avisado” de la gran abundancia de la cosecha desde el mes de octubre del pasado año, época en la que los responsables de las instituciones de la Isla debieron haber comenzado a promocionar el consumo de los vinos de Lanzarote. “Sin embargo, desgraciadamente, no lo hicieron,” sentenció Martín en una pasada entrevista.

Diversificar, que no arrancar

Miguel Martín manifestó a este diario que está a favor de una diversificación de la economía que no implique arrancar la uva ya que La Geria, según él, supone uno de los principales atractivos para los que nos visitan, denominándolo incluso como “jardín de la Isla”.

En referencia a este asunto el presidente del Consejo Regulador estimó encontrarse “deacuerdo en diversificar pero no en arrancar la uva ya que el sector del viñedo en Lanzarote está muy definido y hay que defenderlo”, para luego reconocer que la presidenta del Cabildo siempre se ha caracterizado por su especial “sensibilidad” hacia el sector vitivinícola.

El Consejo Regulador se reúne con Inés Rojas esta semana
Comentarios