miércoles. 17.08.2022
RECHAZA LA PETICIÓN DE LA FISCALÍA

El CGPJ confirma la multa al juez del 'caso Mari Luz' y descarta su suspensión

Tirado responderá con una multa de 1.500 euros por una 'falta grave de desatención'; Los Cortés pedían un castigo 'justo' para el responsable de las negligencias judiciales; 'Es un atentado a la dignidad de la Justicia', dice Juan José Cortés

AGENCIAS

Las Navidades no serán buenas para la familia de Mari Luz. El dolor por la pérdida de la pequeña, hace ahora casi un año, será más insoportable por la sensación de impotencia que produce una decisión que para Juan José Cortés es una gran injusticia y refleja una "disfunción extraordinaria" del Estado de derecho.

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha decidido mantener la categoría de "sanción grave" contra el juez Rafael Tirado, lo que conlleva únicamente una multa económica, y descarta su suspensión tal como había solicitado la Fiscalía General del Estado.

El juez Rafael Tirado, titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla, dejó sin ejecutar durante más de dos años una sentencia contra el presunto asesino de Mari Luz Cortés, Santiago del Valle, lo que permitió al pederasta eludir la cárcel, al menos, durante todo ese tiempo.

Juan José Cortés, padre de la niña, no entiende que el responsable de la larga lista de negligencias judiciales que permitió a Del Valle eludir la cárcel responda ahora con una insignificante multa de 1.500 euros. "El castigo más justo sería lo que pide la Fiscalía (tres años de suspensión) o que lo retiren definitivamente de la carrera judicial", precisó.

Los miembros del Consejo no atendieron la petición de la Fiscalía, por considerarla desproporcionada, y se decantaron por mantener la sanción de 1.500 euros de multa. "Es un atentado a la dignidad de la Justicia", afirmó el padre de Mari Luz.

En opinión de Juan José Cortés, el Consejo sigue "sin ejercer para lo que se creó, que era para proteger a los ciudadanos de las negligencias que pudieran cometer los jueces". "Al final prima más el amiguismo, el coleguismo que hay entre un sector de la Justicia", afirmó.

La decisión del Consejo se produjo por "amplia mayoría", según explicó al término del Pleno la portavoz del órgano de gobierno de los jueces, Gabriela Bravo.

Siete vocales se mostraron a favor de calificar la falta de muy grave e imponer, consecuentemente, una sanción más grave al magistrado de Sevilla.

Bravo anunció que, entre los vocales que formularán voto particular, están ella misma, José Manuel Gómez Benítez, Almudena Lastra y Félix Azón (todos ellos nombrados a propuesta del PSOE); Ramón Camp (CiU) y Margarita Uría (PNV), mientras que Concepción Espejel (PP) también lo hará al considerar, por el contrario, que el juez no cometió infracción alguna, informa Efe.

Así, votaron a favor de confirmar la multa, además del presidente, Carlos Dívar, 8 vocales del PP (todos menos Fernando de Rosa: Espejel, Gemma Gallego, Pío Aguirre, Manuel Almenar, Miguel Collado, Antonio Dorado, Claro José Fernández y Antonio Monserrat) y 5 de los 9 nombrados a propuesta del PSOE (Margarita Robles, Miguel Carmona, Carles Cruz, Inmaculada Montalbán y Manuel Torres Vela).

"Decisiones como ésta suponen que los más débiles y los más vulnerables son los que padecen los errores de los jueces", denunció el padre de Mari Luz.

La propuesta del vocal designado ponente para este asunto, Félix Azón, pasaba por rechazar el recurso presentado por el propio Tirado contra su sanción e imponer, en contestación a la solicitud de la Fiscalía, el mantenimiento de la multa o una suspensión de entre 1 y 6 meses. Los miembros del CGPJ han optado por mantener la multa.

Santiago del Valle cometió abusos continuados sobre su hija de cinco años en la primavera de 1998, y en 2002 fue condenado a una pena de dos años y nueve meses de cárcel que la Audiencia Provincial de Sevilla confirmó al año siguiente. La confirmación de la sentencia no llegó al juzgado de Tirado hasta diciembre de 2005, con más de dos años de retraso. Y en enero de 2006 el juez declaró firme la sentencia y ordenó que se ejecutara.

Cuando Santiago del Valle presuntamente asesinó a Mari Luz en la barriada onubense de 'El Torrejón', el 13 de enero de 2008, el pederasta llevaba más de dos años eludiendo la cárcel porque el juzgado de Rafael Tirado fue incapaz de localizarlo en los primeros meses de 2006 y no había emitido una orden de busca y captura contra Del Valle. La dictó un día después de ser detenido en un pueblo de Cuenca. Ya era demasiado tarde.

El CGPJ confirma la multa al juez del 'caso Mari Luz' y descarta su suspensión
Comentarios