sábado. 01.10.2022
Mario Cabrera, presidente nacionalista, coincide con la postura del Cabildo de Lanzarote. Fuerteventura quiere mantener la potestad de ordenar las edificaciones en suelo rústico, muy dispersas en la isla. “Una ley de este tipo podría ser caótica, porque se propiciaría la edificación dispersa a través de cuartos aperos de una forma brutal”

El Cabildo de Fuerteventura quiere que los planes insulares prevalezcan sobre la Ley de Medidas Urgentes

A pesar de tener unos cien agricultores, hay en Fuerteventura 700 solicitudes para levantar cuartos aperos. De las 200 licencias que ya se han otorgado, “más del 40% ya están denunciadas”, porque lo que se ha construido en lugar de aperos “son viviendas”

El Cabildo de Lanzarote parece haber encontrado un apoyo de lo más inesperado en su crítica a la Ley de Medidas Urgentes, actualmente en trámite parlamentario. Aunque de acuerdo con los objetivos generales de la normativa, el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera, que pertenece a la disciplina de Coalición Canaria, también cree que dicha Ley no puede situarse por encima de los planes insulares de las islas. La misma crítica la escuchamos hace unos días por parte de la presidenta socialista de Lanzarote, Manuela Armas. Así lo señaló este miércoles al programa “El Despertador” el presidente del Cabildo majorero, Mario Cabrera. “No se puede seguir con el concepto de que una ley canaria valga para los siete territorios, porque nos contradecimos nosotros mismos. Una ley canaria tiene que contemplar las singularidades de cada territorio, y sobre todo, tiene que ser respetuosa con las competencias de los cabildos”.

Fuerteventura quiere mantener la potestad de ordenar las edificaciones en suelo rústico, muy dispersas en la isla. “Una ley de este tipo podría ser caótica, porque se propiciaría la edificación dispersa a través de cuartos aperos de una forma brutal”, indicó Cabrera. Consciente de esta realidad, el Cabildo de Fuerteventura ha planteado una disposición adicional para que en cada territorio del Archipiélago prevalezca el PIOT y sean los cabildos quiénes decidan la aplicación de algunos aspectos de la Ley.

La picaresca de los majoreros

Existe también en Fuerteventura excesiva lentitud burocrática para hacer cualquier tipo de obra en suelo rústico, por lo que de forma excepcional el Cabildo majorero permite hacer ciertas obras pequeñas, como vallado o colocación de muros, sin solicitar licencia. Hay, sin embargo, mucha “picaresca” a la hora de levantar lo que supuestamente deben ser cuartos aperos y almacenes agrícolas. “En Fuerteventura hay en torno a cien agricultores, y tenemos 700 solicitudes para cuartos aperos”, indicó Cabrera. Es más, de las 200 licencias que ya se han otorgado, “más del 40% ya están denunciadas”, porque lo que se ha construido en lugar de aperos “son viviendas”.

La gestión aeroportuaria

El Parlamento regional acogió hace poco un debate sobre la gestión de los aeropuertos canarios, cuya cesión quieren los nacionalistas para el Gobierno autonómico. Mario Cabrera se muestra al respecto como partidario de toda una reestructuración de competencias, con nuevos traspasos desde las administraciones mayores a menores. Nuevas responsabilidades para ayuntamientos, cabildos, y también para el Gobierno de Canarias. “Si Barcelona y Madrid plantean esta cuestión a AENA, por qué no Canarias”.

Crisis y turismo

Al igual que Lanzarote y el resto de las islas turísticas del Archipiélago, Fuerteventura ha notado el descenso de reservas para vacaciones de cara a los próximos meses. “Todavía hay muchas dudas respecto a las reservas de vacaciones para este invierno”. La isla hermana ha perdido sobre todo turismo inglés, que quiere recuperar, pero ya apuesta por los nuevos mercados de Europa del Este.

El Cabildo de Fuerteventura quiere que los planes insulares prevalezcan sobre la Ley de...
Comentarios