miércoles. 28.09.2022
EL TRIBUNAL CONSIDERA ''DESPROPORCIONADA'' LA PENA SOLICITADA POR LA ACUSACIÓN Y LA DEFENSA

Condenan a un total de 22 años y medio de prisión al asesino de Franchy Roca

Luis Alberto Morcillo, el día que pasó a disposición judicial tras cometer el crimen en la céntrica calle de la capital grancanaria.

Luis Alberto Morcillo, el súbdito colombiano que mató a un hombre en las confluencias de las calles León y Castillo y Franchy Roca, ha sido condenado a 17 años y medio de prisión como autor de un delito de asesinato y cinco años más por un delito de tentativa de homicidio. Según la sentencia de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas dada a conocer este martes, el acusado deberá indemnizar, en concepto de responsabilidad civil, a la madre de su víctima con 250.000 euros y al hombre al que hirió con 4.024,64 euros.

Con esta decisión la Sala deja la pena de prisión en dos años y medio de prisión por debajo de lo solicitado por las acusaciones y por la propia defensa después de escuchar al autor de los hechos. La sentencia explica que en la comisión de los anteriores delitos no han concurrido circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, lo que debe tenerse en cuenta por imperativo del artículo 66 del Código Penal, a la hora de individualizar la pena a imponer. Además, a la hora de decidir el tiempo de condena, el tribunal tiene en cuenta que "ninguna de las partes" explicó "mínimamente la existencia de alguna causa para imponer dicha pena en su grado máximo".

"La imposición de la pena en el grado máximo debe calificarse de desproporcionada", expone el fallo, a la vez que considera "ajustada" la pena de 17 años y 6 meses de presión "valorando las circunstancias personales del acusado, así como la gravedad del hecho, y dado que fue un ataque especialmente violento, y carente de motivación alguna, a una víctima con la que no guardaba ninguna relación, ni había tenido ningún tipo de enfrentamiento".

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 26 de noviembre de 2006 en la confluencia entre las calles León y Castillo y Franchy Roca. Por allí caminaban Ricardo Gallego Conejo, militar profesional de tropa y marinería, junto a su novia cuando el acusado se acercó a ellos y se insinuó sexualmente a la joven. Entonces Ricardo le reprendió y le dijo que les dejara en paz, según el fiscal, dirigiéndose ambos al vehículo que se encontraba en la zona peatonal de la calle Secretario Artiles.

Tal y como describe el escrito de calificaciones de la Fiscalía, "cuando Ricardo estaba abriendo el vehículo con el mando, el procesado se acercó por detrás de forma sorpresiva e inesperada y haciendo uso de una navaja de 19,5 centímetros de longitud total, con una hoja de 8,5 centímetros de largo y 1,5 de ancho, y con intención de acabar con su vida, le hizo un corte en el cuello en sentido descendente desde el lado izquierdo al derecho, cayendo Ricardo al suelo. El procesado emprendió entonces la huida y fue perseguido por Milton Bolívar y dos personas más. En un momento dado, el acusado, con el mismo ánimo, se dirigió a Milton y le clavó la navaja en el hipocondrio derecho, continuando la huida, siendo interceptado más adelante".

El fiscal recuerda que como consecuencia del navajazo Ricardo falleció de forma inmediata y Milton sufrió varias lesiones, y que el acusado no presentaba enfermedad mental que pudiera producir alteraciones en sus capacidades cognitivas y volitivas y tampoco tenía modificadas sus facultades por la ingesta de bebidas alcohólicas, estando privado de libertad desde el 28 de noviembre de 2006.

El fiscal solicitaba 20 años de prisión al imputar al acusado un delito de asesinato y nueve más por uno de tentativa de homicidio, además de una indemnización de más de 4.000 euros para Milton y de más de 35.000 para la madre de la víctima. Sin embargo, y tras admitir los hechos, Luis Alberto aceptó los 20 años por el asesinato y se redujeron a cinco años los de la tentativa de homicidio.

Condenan a un total de 22 años y medio de prisión al asesino de Franchy Roca
Comentarios