jueves. 29.09.2022
El pasado Jueves Santo, fecha en que se recuerda la Última Cena de Jesús con los apóstoles, se celebró el Vía Crucis del Silencio y la noche de la oración

Semana Santa en Lanzarote, más profana que divina

Los lanzaroteños prefirieron dedicar al ocio sus escasos días festivos a participar en procesiones y misas. Por esta razón, cerca de 1.200 personas se alojaron en el camping de Los Ajaches entre los días 30 y 8 de abril

Fotos: Dory Hernández/ Jose Curbelo

La Semana Santa en Lanzarote es mucho más profana que divina. Esta época, caracterizada por el recogimiento y la meditación en muchísimas partes del mundo cristiano, se convierte en la Isla en una época dedicada al ocio y al divertimento. Estos días las pernoctaciones en apartamentos, las acampadas, los asaderos y las salidas nocturnas se multiplican por tres, dejando en un segundo plano a las celebraciones eclesiásticas.

Por esta razón, cerca de 1.200 personas se alojaron en el camping de Los Ajaches entre los días 30 y 8 de abril. Por lugares de procedencia, resaltan los usuarios de Lanzarote, Gran Canaria y Tenerife que instalaron y ocuparon un total de 275 parcelas entre casetas, caravanas y auto caravanas.

El único camping en la isla de Lanzarote, gestionado por el Ayuntamiento de Yaiza, abrió sus instalaciones el pasado 30 de marzo y permanecerá operativo durante este año 2007 hasta el próximo 30 de septiembre. La zona de Puerto Muelas, en el interior del Monumento Natural de Los Ajaches, fue creada merced a una inversión próxima al millón de euros, ejecutada en varias fases por el Ayuntamiento de Yaiza y otras administraciones en Canarias.

El Consistorio tiene destinada una plantilla de 16 operarios a las tareas de limpieza, conservación y vigilancia del Monumento Natural de Los Ajaches, donde se localiza el área de acampada de Puerto Muelas y las célebres playas de Papagayo, en el litoral de Yaiza.

En cuanto a las celebraciones religiosas, el pasado Jueves Santo, fecha en que se recuerda la Última Cena de Jesús con los apóstoles, se celebró en Arrecife el Vía Crucis del Silencio y la noche de la oración. En San Ginés la velada de rezos comenzó a las 23 horas y una hora después, hacia la medianoche, tuvo lugar la procesión del Silencio por las principales calles de la capital. Como es costumbre en este acto, una campana marcó las paradas y el reinicio de la una procesión sin música, donde reinó el silencio.

Celebraciones religiosas en toda la Isla

La Isla fue testigo durante estos días de toda clase de celebraciones religiosas. A pesar de la cantidad de personas que prefirieron optar por el relax de la playa, lo cierto es que estas celebraciones en honor a Cristo fueron secundadas por muchos fieles. A continuación, se exponen algunas de las celebraciones más destacadas de algunos municipios de la Isla.

La muerte de Cristo se conmemoró la noche del viernes con la celebración del Santo Entierro, precisamente una de las procesiones más llamativas y más sentidas entre los cristianos. Al caer la tarde se organizó la procesión del Santo Entierro, durante la cual se conmemoró la muerte y sepelio de Jesús. Esta es una procesión bastante solemne y de sonidos graves. En las iglesias, la imagen de Cristo es colocada en un ataúd, el cual es cargado en hombros o arrastrado por varias personas mientras recorre distintas calles, seguido por una multitud silenciosa, que en algunos lugares se iluminan con velas o antorchas.

En cuanto a Teguise, las parroquias Nuestra Señora de Guadalupe de La Villa y el Santo Cristo de las Aguas en Guatiza también contaron con su calendario de actos. Este Jueves Santo recordaron la Cena del Señor; en La Villa comenzaron los oficios a las 18.30 horas y a las 22.00 horas se llevó a cabo la Hora Santa. Por su parte, en Guatiza estaba prevista la misa a las 19.00 horas y a las 20.00 la Hora Santa.

El Viernes Santo, las celebraciones se llevaron a cabo en ambas localidades, en Guatiza y en La Villa a las 18.00 horas. Al finalizar el rito, también en las dos parroquias se realizó el tradicional Vía Crucis por las calles de las localidades, en las cuales se ubicaron 14 estaciones. En la Villa este recorrido se hizo acompañado del Cristo crucificado de la Vera Cruz. El Sábado Santo continuaron los oficios con el fin de compartir la Pascua. Se pidió a los asistentes que llevaran algo para convidar al resto de participantes y trasformar este encuentro religioso en una fiesta. Finalizaron los actos el domingo. Este día los ritos consistieron en la celebración de misas en distintos puntos del municipio.

En San Bartolomé destacó la obra teatral del pasado martes como antesala a los actos de Semana Santa. El pueblo se entregó este día al realismo de unos actores que representaron magistralmente la función teatral “La Pasión de Cristo”, basada en textos de la Biblia y adaptada por el director de la obra, José Hernández. 400 personas revivieron durante dos horas en la Sociedad El Porvenir y la Plaza León y Castillo la historia más grande jamás contada, la historia de la vida de Cristo desde el Domingo de Ramos hasta la Resurrección. Dos intérpretes representaron la figura de Jesucristo.

Tinajo también contó con gran cantidad de celebraciones. Entre ellas destacaron la misa In Cena Domini, llevada a cabo en la tarde del jueves y donde se conmemora la institución de la Eucaristía, el sacerdocio y el mandamiento del amor. También destacó, esta vez el viernes, la Pasión del Señor y seguidamente el Vía Crucis desde la iglesia de San Roque hasta la iglesia de la Virgen de Los Dolores de Mancha Blanca. El sábado se celebró la Solemne Vigilia Pascual, en la que se celebró la proclamación de Cristo resucitado, vencedor de la Muerte y del Mal. Duró dos horas y se acercó gran cantidad de gente. Se entiende esta celebración como la madre de todas las vigilias porque se recorre toda la historia de la Salvación de la palabra de Dios en la que hubo cinco partes (Bendición del Fuego, Liturgia de la Palabra, Ritos Bautismales, Liturgia de la Eucaristía y Despedida).

Semana Santa en Lanzarote, más profana que divina
Comentarios