sábado. 01.10.2022
Crónicas analiza un fenómeno típico de Canarias

Con el agua al cuello

Cada habitante de Lanzarote gasta anualmente entre 200 y 300 euros en agua mineral embotellada, estimación que varía en función de la marca y de la cantidad que se consuma

Las hay caras, baratas, de mineralización débil y media, en diferentes tamaños e incluso, últimamente, hasta con sabor a diversas frutas. Eso sí, nadie en Lanzarote se libra de pasar por el supermercado, con mayor o menor asiduidad, para proveer la despensa de su vivienda con este bien necesario y a veces algo caro: el agua embotellada. Y es que es un hecho conocido por todos que el consumo del agua que se distribuye en los hogares de la Isla a través de Inalsa no está recomendado. Esta circunstancia -asumida por los ciudadanos de Lanzarote, pero ajena en casi la mayor parte de la geografía española-encarece, aún más si cabe, la cesta de la compra. Por ello, Crónicas se ha echado a la calle para averiguar cuánto dinero destina cada habitante de la Isla al año en algo tan imprescindible como beber agua.

Carmen Hernández, vecina de Arrecife, comenta algo enfadada con el precio de la garrafa de agua que su familia, integrada por cuatro personas, consume 10 litros de agua todos los días. “Me gasto 2,40 euros al día”, dice. Y añade con cierta nostalgia que “antiguamente tomábamos agua Chafariz, que salía mucho más barata”. Pero no todos consumen tanta agua como Carmen, también hay casos, como el de Pura Márquez, que afirma que en su casa sólo se beben 5 litros al día entre 8 personas. Tomando como referencia estos dos casos dispares y con la calculadora en mano se puede estimar que cada habitante de Lanzarote gasta en agua embotellada entre 200 y 300 euros al año, oscilación que depende obviamente de la marca y de la cantidad que se consuma.

Los supermercados hacen su agosto

Naara Lorenzo es gerente del supermercado Hiperdino ubicado en la calle Real de Arrecife. “El consumo de agua mineral embotellada se incrementa mucho en verano, y llegamos a vender hasta tres veces más que en otras fechas del año”, comenta Naara.

Este supermercado vende a diario más de 500 unidades de litro y medio y unas 300 garrafas, lo que se traduce en una sustancial cifra de dinero. Al igual que Naara, Leandro Umpiérrez, gerente de un céntrico supermercado Spar, dice que este comercio vende cantidades similares de agua todos los días. “El agua y el refresco son los productos que más se consumen ahora”, comenta. Leandro dice además que “la gente busca ante todo comodidad”, por lo que el agua que viene en envases fáciles de usar son, pese al precio, los más demandados.

Para Naara, la causa del elevado precio del agua es el transporte, que encarece todos los productos que llegan a la Isla, aunque reconoce que “sería algo más barata si se promocionara el agua Chafariz”

El agua Chafariz, un recuerdo que sirve para regular los precios

“La idea del nuevo equipo de gobierno es reactivar la planta de Aguas Chafariz, pero eso conlleva unos estudios y unos análisis de la producción”, explica Plácida Guerra (PIL), la consejera delegada de Inalsa. “Se trata de un agua que procede del mar, pero a diferencia del agua que se trata para abastecer las casas, ésta tiene un proceso de más elaboración”, dice. Plácida cree además que “los conejeros desean volver a ver en los supermercados agua Chafariz, porque es muy buena”, y recuerda que “yo en casa es la que he usado siempre, con lo que se convierte en una cuestión casi sentimental”.

Según comenta Plácida, Aguas Chafariz surgió como un regulador de los precios, algo que sería conveniente retomar porque como dice la delegada de Inalsa “los precios están verdaderamente disparatadísimos”. Un parecer que comparten muchas familias de Lanzarote que, agobiadas con los precios, se ven con el agua al cuello.

Con el agua al cuello
Comentarios