jueves. 29.09.2022

Antonio Guerra León

Nos cuesta escribir ciertas cosas, lo juramos solemnemente, pero creemos que los españoles necesitan como, agua de mayo, un partido que represente por una vez y para siempre a la moderna derecha española y no digamos a la canaria, cuyo principal representante no se cansa de ocultar y desbarrar sobre los hechos de presunta corrupción en que están implicados varios de sus adláteres con un discurso que pone los pelos de punta a cualquier mediano demócrata.

Aparte de acusar sin ninguna prueba fehaciente al Ministro de Justicia de ser la "mano negra", que ha llevado a estos sujetos, junto con importantes empresarios de la construcción a los correspondientes calabozos para ser interrogados, (si no fuera candidato a la presidencia del gobierno canario, seguro que no se acordaría de él para nada), pidiendo además de forma autoritaria de acuerdo a su fina cultura ultra de ordeno y mando la presunción de inocencia para los imputados de su Partido, cuestión por otra parte obvia, mientras le niega la misma premisa con todas las letras del abecedario al Sr. López Aguilar con verdadera dureza facial. Ver para creer, compadre. Sin olvidar tampoco, que la mayoría de los casos en curso han sido denunciados por propios miembros o ex miembros de su propio partido. No hay peor ciego que él no quiere ver.

Actitud disparatada del Sr. Soria, cuando lo normal y lógico ante tanto desastre doméstico hubiera sido que se "mandara a mudar" (utilizando el lenguaje chachón de Paulino Rivero) de su relevante puesto en el Partido Popular, pues como todos sabemos él es el único responsable de colocar en esos privilegiados lugares, donde tanta basura parece que se amontona, a los llamados estos días a los juzgados canarios para que canten lo que saben o callen para siempre.

También puede ser, pensamos, que esa actitud "soriana" tan loca y disparatada, defendiendo lo indefendible, solo sea una espesa cortina de humo, eso si muy negra, aireada con gran teatralidad y estúpida virulencia verbal para intentar tapar los graves problemas que tiene pendiente él y su hermano por esos mundos eólicos de por ahí? Pues puede ser. Por que no.

Y volvemos al principio, en Canarias necesitamos gente de cualquier ideología que trabaje en política para lograr prosperidad y beneficios para nuestro país, incluidos los justos beneficios que se merecen los empresarios de toda índole y condición por su trabajo y riesgo, faltaría más, pero honrada, seria, consecuente y, en la derecha española hay mucha gente con ese talante que conste, personas de carácter democrático demostrado que no quieren dar ese paso a la política activa para no verse mezclada entre otras cosas con gentes de ideas caducas y jacobinas, cuyo único fin parece ser enfrentar a los españoles si no disfrutan del poder cada cuatro años.

Una vez más debemos mirar todos para Europa donde la Derecha es racionalmente conservadora pero siempre constructiva, (excepto el ciclo "berluscoliano" en Italia), no podemos tirar para adelante con viejas mentalidades caciquiles propias del siglo pasado o con actitudes extraídas de una triste fecha de julio de hace setenta años donde España era otra cosa. Este pueblo no se merece eso. Ni los conservadores españoles tampoco. Hasta pronto.

PP, ¿partido, perdido?
Comentarios