miércoles 28/10/20

Crónicas de Lanzarote

Marcos Bergaz, portavoz del PSOE en el Cabildo y en el Ayuntamiento de Teguise

"Tras un esfuerzo extraordinario tuve que parar una temporada hasta reencontrarme y volver con las mismas ganas de siempre a la política"

"Podemos echarle muchas horas al trabajo pero uno es persona, y como persona, desde luego, están la familia, los chicos, la mujer y encontrarse bien. Cuando hablamos de la salud, esto es fundamental. Si esto no está bien, en lo otro uno evidentemente no va a estar tan atinado o tan acertado"

- "Ahora yo estoy en otras responsabilidades, las que me ha asignado la presidenta del Cabildo en el Área de Ordenación Turística, Actividades Clasificadas y coordinación de los grupos políticos, junto, en el Ayuntamiento de Teguise, la portavocía del principal partido de la oposición, con 7 concejales"

- "Cuando un vecino que lleva ocho años esperando por una licencia de segregación, y al que yo particularmente creo que están toreando, no se puede contestar en términos de si hay o no un interés partidario o político detrás"IMG-20201015-WA0018Marcos Bergaz, vicepresidente segundo del Cabildo de Lanzarote, consejero de Ordenación Turística, Actividades Clasificadas, responsable de la coordinación de grupos y portavoz del PSOE en el Cabildo y en el Ayuntamiento de Teguise, explica este jueves en Crónicas Radio-COPE Lanzarote cuáles son los motivos reales que le han llevado a estar ausente en el tramo final del reciente verano y aclara por qué el Área de Bienestar Social ha pasado ahora a manos de la también consejera socialista Isabel Martín. Visiblemente ya recuperado, Bergaz ha reaparecido en el programa 'A buena hora' para dejar claro que vuelve con las mismas ganas y el mismo empuje que hasta ahora le han caracterizado en política. Sin esconder nada, reconoce que lo pasó muy mal, que los meses en los que tuvo que abordar el problema del coronavirus y de la inmigración irregular a la vez fueron terribles, en lo personal y en lo profesional. Como portavoz socialista en Teguise, Bergaz incide en el retraso que acumula la Oficina Técnica Municipal a la hora de conceder persmisos y licencias y le parece mezquino que concejales como Olivia Duque vean una mano política detrás de gente como el vecino de La Graciosa que lleva semanas protestando por su situación actual. 

- Cuéntenos qué le ha pasado este verano. Pasó usted una etapa de máximo estrés y tuvo que parar, ¿no?

- Pues eso fue lo que ocurrió. Fueron desde luego meses con una intensidad extraordinaria, echándole 24 horas al día en jornadas y semanas con el estado de alarma, que no sabíamos qué podía pasar. Cuando uno no estaba físicamente en el trabajo, estaba con la cabeza ocupada el trabajo y atendiendo a innumerables llamadas y situaciones y acostándome prácticamente con los problemas. Eso pasó durante varias semanas y meses, cuando realicé un esfuerzo, yo creo que extraordinario. Y he tenido que parar una temporada hasta reencontrarme y volver con las ganas y el empuje que necesita una actividad como ésta, que es la política.

-Para que lo entienda la gente, usted paró en la Consejería de Bienestar Social pero usted sigue ejerciendo como portavoz del PSOE y en otras actividades. Se juntó el tema de la inmigración irregular con lo del coronavirus, ¿no, fue la mezcla de esos dos temas la que terminó desbordándole?

- Hombre, Bienestar Social en aquellos mese exigía el 120%, ya ni el 100%. Eran 24 horas ocupado, como tenía que ser, de los problemas en el campo social. Y terminó pasando factura. Ante esa situación, lo que hay que hacer es para un poco, reencontrarse con uno mismo y volver con las mismas ganas y el mismo empuje. Además, afortunadamente, estamos en un grupo de gobierno en el Cabildo en el que el trabajo se hace en equipo y ahora una compañera y amiga como es Isabel Martín toma el relevo en un Área que requiere estar al 120%. Ahora yo estoy en otras responsabilidades, las que me ha asignado la presidenta del Cabildo en el Área de Ordenación Turística, Actividades Clasificadas y coordinación de los grupos políticos, junto, en el Ayuntamiento de Teguise, la portavocía del principal partido de la oposición, con 7 concejales. Osea que entretenimiento en el ámbito político seguimos teniendo.

- Lo hemos hablado muchas veces.  Este tipo de actividad al final afecta también al ámbito familiar, que es clave para que una persona esté sana mentalmente.

-Es la prioridad. Podemos echarle muchas horas al trabajo pero uno es persona, y como persona, desde luego, están la familia, los chicos, la mujer y encontrarse bien. Cuando hablamos de la salud, esto es fundamental. Si esto no está bien, en lo otro uno evidentemente no va a estar tan atinado o tan acertado. Así que lógicamente el ámbito personal se hace notar. Como es una prioridad, también debe uno tenerlo en cuenta, pero bueno, ya está superado y afortunadamente me encuentro mucho mejor, con muchas ganas de continuar aportando al bien común de esta isla. De todas las experiencias se aprende y de debe tomar buena nota, en este y en cualquier otro ámbito de la vida. Cuando uno tiene un pequeño bajón, en el ámbito laboral, social, amoroso, debe recordar esto. Ahora mismo seguro que muchas de estas situaciones se están dando en muchos hogares de esta isla. Los tiempos cambian y la incertidumbre está ahí, incluso entre personas que lo tenían todo claro y su futuro despejado. A veces la gente se resiente y a veces la gente tiene sus bajonas. Yo lo que es animo es a que la superen. En esta vida hay que caerse y levantarse, y cuanto antes se haga, mucho mejor. Es la recomendación que hago, al margen de sacar una lectura siempre positiva de las experiencias por las que podemos pasar.

- Dicen sus seguidores que si ha vuelto, que lo haga como se fue, que ya es hora de fiscalizar y ser contundente con Oswaldo Betancort en Teguise.

-(Se ríe) Usted sabe que la oposición que hacemos en Teguise es propositiva y constructiva, pero que cuando hay cuestiones que no se hacen bien en el Gobierno, hay que ser contundente para poner remedio a las cosas que no se hacen bien. YO creo que es la nota que marca la oposición del Partido Socialista. En los últimos tiempos creemos que no se han hecho bien determinadas cuestiones desde el grupo de gobierno y por eso hemos sacado distintas notas de prensa, para intentar que se corrija el rumbo, además de presentar en el salón de plenos distintas iniciativas al respecto.

-Sí, entre ellas, las que ustedes han destacado en los últimos días, consistente en agilizar la concesión de licencias por parte de la Oficina Técnica.

- Pues aleluya. Nos aprobaron una moción en Teguise. El rodillo de Coalición Canaria, esa mayoría absoluta que yo creo que no es buena para ni para el municipio ni para los intereses de los vecinos, tuvo a bien aprobarnos una moción; creo que es la segunda que nos aprueban en lo que va de mandato. Tenemos una situación por la que pasan muchos vecinos del municipio, empresas y también otras administraciones, que yo creo que no es nada deseable. Tienes que esperar más de un año por las licencias para construir viviendas unifamiliares, también para licencias para construir un cuarto de aperos, o para una licencia de segregación, o para que otra Administración reciba la cooperación interadministrativa cuando se presenta un proyecto de interés para el municipio de Teguise. Es una situación que se viene repitiendo en el tiempo. Este grupo de gobierno no es nuevo, sino que lleva ya prácticamente una década pero esto no termina de arrancar, en cuanto a la Oficina Técnica y la necesidad de aligerar los plazos para la concesión de permisos y licencias. Lo que presentamos era una propuesta con una serie de medidas para tratar de ayudar al grupo de gobierno en la mejora de los plazos para la concesión de dichas licencias y tuvieron a bien aprobarla. Yo lo que espero es que se implementen estas medidas y que se tomen en serio este problema. Para solucionar un problema, lo primero es ser consciente de su existencia, y si llevaran únicamente un año en el Gobierno, no seríamos tan contundentes en nuestras críticas. Pero cuando llevan casi una década, desde luego que sí, y sobre todo cuando el alcalde, Oswaldo Betancort, se ha comprometido en repetidas ocasiones a que en el plazo de tres meses se concederían esas licencias y autorizaciones. Hombre, está tardando. Yo no digo tres meses, pero por lo menos que se reduzcan los plazos. Creemos que con voluntad, aparte de su mayoría absoluta, tienen todo en su mano para poner en marcha medidas que reduzcan esos plazos. Yo no aspiro a los tres meses de los que habla el alcalde, pero sí aspiro a hablar de un plazo más razonable, a que por lo menos no se tarde más de un año, para que no se desesperen los vecinos ni las empresas del municipio.

-Por cierto, ¿están ustedes detrás de este señor de La Graciosa que está protestando por la falta de licencias de su vivienda? Olivia Dique, la concejal de Ordenación Territorial, ha hablado de manipulación política detrás de ese vecino.

- Creo que eso es lo que no es admisible. Cuando un vecino que lleva ocho años y al que yo particularmente creo que están toreando, se queja por una situación que es sangrante, no se puede contestar en términos de si hay o no un interés partidario o político detrás, cuando incluso la propia concejal delegada de La Graciosa ha respaldado esta reivindicación. Yo he hablado con él en repetidas ocasione y está ciertamente desesperado. Es un caso evidentemente extraordinario porque es que lleva ocho años esperando y desde luego hay que tomarse ya en serio la situación por la que pasa la Oficina Técnica. No puede ser que los técnicos estén con problemas, no de índole política, sino con problemas de cobertura cada vez que sacas el móvil. Es una oficina en la que se ha ido la luz en varias ocasiones, y donde los empleados no tienen espacio suficiente para trabajar cómodamente, para que se atienda también a los ciudadanos de esta comunidad. Creo que deben sentarse con los profesionales, oír a los aparejadores y arquitectos y ver de qué manera se pueden tramitar mucho más rápido las licencias; cómo se puede proceder con el personal suficiente o tomar las medidas necesarias, algunas probablemente poco agradables, para que en vez de tardar un año mientras se decide, pues se tenga la licencia rápidamente, que le permita hacer lo que necesite con su casa. Lo cierto es que en el municipio de Teguise se tarda muchísimo y esto además conlleva perjuicios para el municipio puesto que no se genera economía, perjuicio para el vecino, que está pagando un alquiler cuando podría estar haciendo ya su casa y pasar a vivir en ella; y también perjuicio para la imagen del propio Ayuntamiento, que no da idea de una imagen de modernidad si se tarda entre 14 y 15 meses en una licencia de segregación. Es que es casi incluso una invitación a la indisciplina o a actuar al estilo de gente que, a sabiendas de lo que ocurre, puede no pedir la licencia y empezar a fabricar por su cuenta, al viejo estilo. Si se quiere hacer una ampliación de su casa, no basta con aportar una declaración jurada, pero esto podría ser una invitación invisible aunque no nos parezca que no. De manera contundente decimos que ya va siendo hora de que se implementen medidas para que no se tarden más de doce meses en dar una licencia. Puede haber algún caso que puede ser complicado en alguna ocasión, pero en general no se deberían superar ciertos plazos ante este tipo de solicitudes.

"Tras un esfuerzo extraordinario tuve que parar una temporada hasta reencontrarme y...
Comentarios