jueves. 30.06.2022
Marcial Morales, ex presidente del Cabildo de Fuerteventura

“Este juicio ha sido una muesca más en el revolver; no ha sido agradable pero lo doy por bien empleado”

Marcial Morales, ex presidente del Cabildo de Fuerteventura.
Marcial Morales, ex presidente del Cabildo de Fuerteventura.

“Acompaño a Pedro San Ginés en la situación en la que está y me alegraré de que todo quede en nada y lo triste es, como me decía esta mañana un rival político que me enviaba un cariñoso mensaje, que les sale gratis a los que se atreven a jugar con el honor de otras personas sin ningún motivo”

“La foto en la puerta del juzgado se hace pensando que si a alguien no le condenan, al menos que la ciudadanía y los votantes asocien su imagen como sospechoso y como que no es limpio”

“Ha habido gente que ha especulado diciendo que con este tipo de cosas iban a acabar conmigo, frivolizando una actividad tan seria como la vida pública”

“Las muestras de cariño que uno ha recibido de mucha gente compensan”

El ex presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, asegura que da por buena la sentencia conocida esta semana en la que se declara su inocencia el juicio por el encargo de ocho rotondas mientras fue alcalde y dice que es una pena que quienes no pueden ganar en las urnas, lo intenten hacer buscando una pena de banquillo. Reconoce que han sido diez largos años desde que el PP, con José Manuel Soria a la cabeza del partido, iniciara una cadena de denuncias contra él, que la familia lo ha pasado mal y que ha habido personas que especulaban con que este proceso iba a acabar con su carrera. Por ello, ha mostrado su solidaridad con el ex presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, que esta semana ha vivido un registro por la parte de la Guardia Civil en su vivienda particular y confía en que pronto se demuestre también su inocencia.

- ¿Ha hablando recientemente con Fernando Clavijo?

- Hablamos con cierta regularidad porque además de compañeros, somos amigos y se procura mantener esa relación por ambas partes. Entiendo que está muy ocupado y que tiene muchas cosas en las que pensar. Yo he dicho que soy militante de CC y lo voy a seguir siendo y eso significa contribuir a que las cosas vayan lo mejor que pueda. He entendido que mi ciclo político en Fuerteventura terminó y ahora les toca a otras personas esas responsabilidades y no estoy en parrilla de salida para ningún cargo público. Cuando me han pedido que participe, lo he hecho pero en este caso no lo estoy.

- Es evidente que los partidos siempre buscan a las personas que pueden tener más tirón y puedan conseguir más número de votos…

- Estoy de acuerdo con eso pero hay que tener en cuenta que hay gente en política que se lo curra y está en la calle y otros que piensan que la política significa ir de cafetería en cafetería y así les va a algunos. En Lanzarote hay magníficos ejemplos de alcaldes y cargos públicos que no dejan de trabajar, de pisar la calle y de estar al tanto de los intereses de la gente y si yo he aportado algo es que no he parado de trabajar. Yo me he equivocado mucho pero la gente me lo ha perdonado porque no he parado de trabajar.

- Enhorabuena porque estos días ha sido noticia porque ha sido absuelto en el juicio por el encargo de ocho rotondas mientras fue alcalde. Lleva desde el año 2010 con la famosa pena de banquillo esperando a que le declaran inocente de algo que no cometió. ¿Cómo está?

- Esto era el último eslabón de una cadena de denunciar interpuestas siempre por el PP, entonces en la oposición y entonces en la época de José Manuel Soria en Canarias, en la que sacaban tres o cuatro concejales de veintiuno y lo que no ganaban en la calle y en las urnas, como acabamos de ver, lo trataban de ganar en los tribunales. Afortunadamente, aunque la justicia se retrase en muchos casos, termina por imponer la cordura en el 99% de los casos y en este caso concreto, que estuve siendo juzgado por negarme a pagar con dinero público un servicio que no se prestó para el Ayuntamiento y que no consta en absolutamente ninguna parte y así lo ha dicho la sentencia recientemente publicada.

- Lo habrá pasado mal, sobre todo por la familia…

- Sí, están la madre de uno, la mujer, los hijos, los amigos y la gente que le quiere a uno y aunque pueden pensar que a lo mejor me equivoqué porque todos somos humanos, confiaban totalmente en mi porque como dice un compañero, uno puede meter la pata pero nunca la mano. Sí se pasa mal y yo pienso en las muchas personas que han tenido que abandonar mal vida pública incluso como consecuencia de una condena injusta y que han podido pasar hasta 20 años para que les lleve la sentencia de inocencia y tenemos conocidos que han fallecido antes de que les llegara la sentencia de inocencia y eso es mucho más duro. Este juicio ha sido una muesca más en el revolver; no ha sido agradable pero lo doy por bien empleado. Las muestras de cariño que uno ha recibido de mucha gente compensan. Ha sido injusto pero le he pasado los mensajes a la familia y eso compensa. Ha habido gente que ha especulado diciendo que con este tipo de cosas iban a acabar conmigo, frivolizando una actividad tan seria como la vida pública.

- La justicia a veces es tan lenta que no es justa…

- Además, curiosamente, la lentitud procede de que este tema va a la Audiencia Provincial por el tipo de acusación que se hace. Cuando lo ve la Audiencia Provincial se lo quita de en medio y lo rebaja a la mínima expresión y vuelve al juzgado ordinario, que es quien resuelve finalmente el asunto bien, no solo porque haya quedado resuelto sino porque se toma con rigor, se argumenta, en el sentido de que la justicia penal es una cosa muy rigurosa como para estar acusando de aquí para allí porque me caes antipático o porque te quiero vencer en los juzgados cuando no te consigo vencer en las urnas.

- ¡Vaya un enredador José Manuel Soria!

- Efectivamente. De esa etapa queda todavía mucha cola. El PP no ha sido el único partido que ha jugado con la honorabilidad de las personas ni que sigue jugando a judicializar la política y a utilizar herramientas tan serias para el Estado de Derecho para intereses que nada tienen que ver con el interés general. A pesar del sufrimiento que produce, en general, el tiempo acaba poniendo las cosas en su sitio.

- El ex presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, ha sufrido el registro de la UCO en su vivienda esta semana. Dice que es absolutamente inocente, que un juez y el PSOE que la tienen tomada con él, pero es de entender que también lo esté pasando mal…

- Me lo imagino, lo acompaño en la situación en la que está y me alegraré de que todo quede en nada y lo triste es, como me decía esta mañana un rival político que me enviaba un cariñoso mensaje, que les sale gratis a los que se atreven a jugar con el honor de otras personas sin ningún motivo porque si alguien mete la mano, evidentemente hay que denunciarlo pero hay que demostrarlo. Lo que no puede ser es que se esté con presunción de culpabilidad durante años personas que al final, se acredita judicialmente que somos inocentes.

- En este país parece que uno es culpable hasta que se demuestra lo contrario…

- Efectivamente. La famosa pena de banquillo y la foto en la puerta del juzgado, que se hace pensando que si no le condenan, al menos que la ciudadanía y los votantes asocien su imagen como sospechoso y como que no es limpio. Se juega demasiado con eso y creo que Lanzarote también tienen un clima muy enrarecido con eso y es cierto que se ha producido una lanzaroteñización de la política en Fuerteventura, que estaba más saneada en ese sentido y no es un abuena noticia.

“Este juicio ha sido una muesca más en el revolver; no ha sido agradable pero lo doy...
Comentarios