domingo. 26.05.2024

Agentes de la Policía Local de Arrecife, en la capital de Lanzarote, lograron en la tarde este sábado capturar a un hombre por el intento de sustracción de una niña de un año de edad que estaba junto a su abuela en el barrio de Titerroy.

Un dispositivo de cinco agentes de la Policía Local se trasladó sobre las 13:49 horas, tras ser alertados desde la central de Emergencias 112, al populoso barrio de la capital, donde varios vecinos, según explica el Ayuntamiento de la capital en nota de prensa, tenían retenido a un varón que intentó, según el relato de los testigos y tal y como se refleja en las diligencias policiales, secuestrar a una niña de un año de edad, natural de Lanzarote, y que estaba junto a su abuela. La abuela manifestó a los agentes actuantes que momentos antes transitaba por una calle colindante al Parque de Los Leones. Se le acercó al ahora detenido y le arrebató con fuerza a su nieta que llevaba en sus manos, propinándole un fuerte empujón que le hizo caer al suelo y darse un golpe en la cabeza.  

Los trabajadores del SUC acudieron al servicio por si era necesaria su actuación
Los trabajadores del SUC acudieron al servicio y se llevaron a la niña y a la abuela al hospital de Arrecife. 

Las diligencias practicadas relatan que en la zona se halla una cafetería donde varios se sus clientes observaron la acción de este varón, que portaba una camisa negra y pantalón corto. Tras ver que empujó a la abuela y se llevaba a la niña cogiéndola del cuello, salieron corriendo detrás de él para tratar de alcanzarlo. Pocos segundos después, las personas que ayudaron a la abuela herida y que salieron de la cafetería Fontanales lograron retener al raptor y recuperar a la niña hasta la llegada de los efectivos de la Policía Local de Arrecife a esta zona de la capital. Tras ocuparse de la niña y de la abuela, retuvieron al individuo contra la pared, para evitar que se escapara. En ese momento, según explican a Crónicas los testigos del suceso, llegó la madre de la pobre criatura. El asaltante no dijo ninguna palabra, lo que les hizo pensar que era extranjero. La niña, que tenía múltiples arañazos por el cuello por el terrible forcejeo, no paraba de llorar. 

Imagen del individuo en el momento en el que le detuvieron los vecinos del barrio
Imagen del individuo en el momento en el que le detuvieron los vecinos del barrio.

El hombre, sin embargo, y aunque parecía que se había tranquilizado, aprovechó un descuido de sus captores, se levantó del lugar, se soltó de la chaqueta por la que le tenían agarrado, y se puso a correr por una de las calles próximas a la Ciudad Deportiva Lanzarote. "El tipo está claro que lo tenía pensado y corría mucho. Los chicos más rápidos de los que estaban con nosotros lograron reducirle, después de tener que pelear con él. Luego llegaron los agentes de la Policía Local que le esposaron y se lo llevaron", describió uno de los vecinos que colaboró en la caputra del presunto secuestrador. 

En la zona se hallaba un equipo asistencial que decidió trasladar a la abuela y a la menor al Hospital Universitario Doctor Molina Orosa para su valoración y curas.

El autor de la sustracción de la menor, con iniciales T. V. (no portada documentación e indicó a los agentes su origen e identidad) fue traslado por los agentes locales al Centro de Salud de Titerroy para la valoración de un facultativo.  

Con la actuación de los agentes, y las aportaciones de cinco testigos, los policías de guardia leyeron los derechos a esta persona, le comunicaron que estaba detenido e incoaron diligencias y posterior traslado hasta la Comisaría para su puesta a disposición judicial, de acuerdo al artículo 520 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y otras disposiciones legales.

El alcalde de la ciudad, Yonathan de León, responsable directo de la Policía Local, agradece en la nota de prensa que ha enviado el Ayuntamiento la actuación ejemplar de los ciudadanos que auxiliaron a la abuela y a su nieta, que permitió la detención del autor. El primer edil valora además la rápida actuación policial que ha permitido detener a esta persona, y cuyo desenlace no ha creado más dolor a la familia de la menor. 

Según las reseñas que facilitó el detenido, manifestó a los agentes que nació en el año 1983 en le República Checa, y puede padecer alguna patología mental. El domicilio en la isla es desconocido.

La Policía Local y unos vecinos capturan a un hombre de origen checo que trató de...
Comentarios