domingo. 14.07.2024
Los padres de los alumnos del CEIP El Quintero convocaron una concentración este viernes a las puertas del centro tras cuatro años de espera

Los padres del Quintero reclaman la construcción del nuevo colegio en San Bartolomé

El alcalde insiste en que el Ayuntamiento ya ha adoptado tres acuerdos plenarios a los que ni siquiera ha contestado el Gobierno de Canarias, que ahora es el que debe actuar; Juan Cruz, responsable de Educación en Lanzarote, acusa a Marcial Martín de “instrumentalizar a los padres y a la educación con una campaña de crispación para sacar rédito político”

Fotos: Dory Hernández

La Asociación de Padres de Alumnos (APA) del Colegio de Infantil y Primaria (CEIP) EL Quintero, en el municipio lanzaroteño de San Bartolomé, reclamó este viernes la construcción del nuevo centro educativo cuya edificación se prevé desde hace ya cuatro años. Cansados de que los 180 niños del centro sigan en una sede escolar que a su juicio no reúne los requisitos adecuados para impartir educación, los padres de los alumnos convocaron desde las 08:15 horas de este viernes un acto en el que invitaron a la prensa a comprobar in situ el estado del inmueble.

Los padres no entran ni salen en si la potestad para que el nuevo colegio vea la luz verde es del Ayuntamiento o del Gobierno de Canarias, y se limitan a reclamar algo que realmente consideran justo.

Imágenes del interior del recinto del colegio El Quintero.

Mientras, el alcalde de San Bartolomé, Marcial Martín, insiste en que el Ayuntamiento ya ha adoptado tres acuerdos plenarios, el último de ellos este pasado lunes, en los que se insta a la Consejería de Educación a que afronte esta demanda, y “a los que ni siquiera ha contestado el Gobierno de Canarias, que ahora es el que debe actuar”.

Y es que la Corporación ha puesto hace tiempo a disposición de la Consejería 13.100 metros cuadrados de suelo en la zona de El Quintero, pero el Gobierno canario “todavía no ha calificado ese suelo, que tiene categoría de urbano pero no urbanizable”, según Martín.

El primer edil recordó que “las competencias urbanísticas son de las corporaciones locales, pero el que decide finalmente es siempre el Gobierno de Canarias, que tiene todos los permisos de este caso sobre la mesa”.

El alcalde explica que la consejera de Educación, Milagros Luis Brito, se ha excusado diciendo que es complicado activar el artículo 47, pero en realidad Martín piensa que existe agravio con Lanzarote respecto a islas como Fuerteventura, donde sí se ha realizado una excepción sobre la norma por una situación de emergencia. Además, sostiene que, en el fondo, “lo que ocurre es que el Ejecutivo regional pretende mantener ciertos problemas para que así a la larga sea reivindicada la Ley de Medidas Urgentes”, que será aprobada en abril.

Educación arremete contra el alcalde

Tal extremo ha sido desmentido por el director insular de Educación en Lanzarote, Juan Cruz Sepúlveda, quien ha acusado al alcalde de “equivocarse y de instrumentalizar a los padres y a la propia educación con una campaña de crispación para sacar rédito político”. El responsable de Educación del Gobierno regional en la Isla recordó que el Ayuntamiento tiene tres vías para calificar ese suelo, y señaló que será entonces cuando la Consejería pueda construir el colegio.

“Mediante la aprobación del Plan General, como hicieron Tías y Haría con el colegio Mácher-La Asomada, el instituto de Puerto del Carmen y el de Haría, que está en proyecto; a través de una modificación puntual en el planeamiento; o con el artículo 47 del Texto Refundido de las Leyes de Espacios naturales y del Territorio de Canarias”.

Sin embargo, Marcial Martín esgrime que el Plan General “tiene su trámite, y aunque desde noviembre la Memoria Medioambiental está en la COTMAC [Comisión de Ordenación Territorial y Medio Ambiente de Canarias] para que sea aprobada, todavía ni siquiera nos han contestado”. Añade que el Ayuntamiento inició en julio de 2007 un expediente de modificación puntual de la norma para que se pudiera construir ese colegio en ese suelo.

Sin embargo, “el propio Domingo Berriel [consejero de Política Territorial y Medio Ambiente] me dijo personalmente que abandonara esa vía porque resultaba muy farragosa y complicada, y recomendó que lo intentáramos retomando el artículo 47 del Texto Refundido de las Leyes de Espacios naturales y del Territorio de Canarias”.

Dice el alcalde que así se hizo y que “fuimos felicitados por la Consejería, pero la de Educación, en este caso, no firmó para que se activara el artículo 47”. Juan Cruz responde que “Educación no es la que califica suelo” y añade que “debe tratarse de una situación realmente extrema para que Política Territorial permita la modificación puntual”.

Estado y funcionamiento del colegio actual

Juan Cruz reconoce ciertas carencias en el colegio actual, pero asegura que todos los informes de inspección que existen hablan de un “funcionamiento decente” del centro. Por eso, argumenta que la situación no es tan excepcional ni tan urgente como el caso del centro que había que edificar en Fuerteventura.

Por el contrario, según sostiene el alcalde, “los niños están hacinados en unas instalaciones que no reúnen las condiciones adecuadas y estudian en la actualidad en unas habitaciones que puso el Ayuntamiento a disposición de Educación en la Casa Ajey”. Martín denuncia que este año incluso se han tenido que hacer dos módulos de autoconstrucción, “pero cada vez que hay lluvia o malas condiciones meteorológicas los niños no pueden salir ni siquiera al patio”.

Los padres del Quintero reclaman la construcción del nuevo colegio en San Bartolomé
Comentarios