viernes 05.06.2020
En su apertura al público contará con la presencia del presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, y del ex presidente del Gobierno regional e íntimo amigo del artista, Jerónimo Saavedra

César Manrique, a los 30

La exposición “César Manrique 1950-1957” recoge la obra que el creador lanzaroteño realizó durante su periodo de formación como pintor y artista, nada más terminar los estudios de Bellas Artes

¿Qué pensaría César Manrique si pudiera ver hoy Lanzarote? Nunca lo sabremos. Pero lo que sí podemos averiguar es lo que el artista imaginó en vida para su Isla. Será posible gracias a la exposición que la Fundación que lleva su nombre inaugurará el próximo 29 de junio y que recoge sus proyectos y trabajos elaborados desde 1950 hasta 1957. Ya en esa década Manrique soñaba con realizar determinadas actuaciones en la tierra que amaba, y según Fernando Gómez Aguilera, director de actividades fundacionales de la Fundación César Manrique (FCM), muchas de ellas sorprenderán al público. Los siete años que abarca esta muestra recogen la obra que el artista creó nada más terminar sus estudios de Bellas Artes y son la continuación de la exposición que ya se hizo desde el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), en Valencia. “Son los años de su formación como pintor y como artista”, explicó Aguilera hace unos días en Lanzarote Radio. Esta exposición ha sido posible gracias a un importante trabajo de investigación “que nos descubre un artista que no tiene la consideración que merece en la historia del arte contemporáneo español y que probablemente ahora empieza a revisarse de una manera más adecuada”, dijo.

Según Aguilera, este proyecto no sólo va a mostrar a un artista que estaba haciendo unas aportaciones inusuales en esos años en el ámbito de la creación artística española desde Madrid, en el nivel más alto de los artistas contemporáneos de entonces, sino que va aportar material acerca de qué cosas estaba pensando Manrique en los años 50-54 para Lanzarote, y qué estaba proponiendo ya. “Yo creo que esto va a sorprender”, señaló. Además, en la muestra se abordan y se evalúan algunas de sus primeras intervenciones: la primera en el Parador Nacional, no sólo con los murales, sino también en algunos aspectos de la decoración, también en el pequeño parque que hay frente a la iglesia de San Ginés y en el parque de niños que hay en el Ramírez Cerdá.

A la cárcel por criticar la política turística

En esos años (1950-57) Manrique ya estaba proponiendo una visión de la Isla. “Es curiosísima una carta que se fecha en el año 62, por parte del responsable del Parador Nacional de Turismo, en la que el alcalde Ginés de la Hoz y el presidente Pekín Ramírez, tienen que avalar y firmar certificados de buena conducta, porque Manrique había sido detenido en Agaete (Gran Canaria)”, relató Aguilera. Tradicionalmente, al ingreso en prisión de Manrique se le ha dado la explicación de que iba en traje de baño y la guardia municipal le llamó la atención, lo que le costó el calabozo. Sin embargo, Aguilera desmiente esta versión y asegura que han descubierto la verdadera razón, a través de los documentos a los que han tenido acceso. “Lo que pasó”, explicó, “fue que César había publicado dos meses antes una crítica muy dura contra la política turística que se estaba emprendiendo en Agaete. Esto provocó una reacción por parte del alcalde, y que Manrique acabase en la cárcel”. Hay certificados de buena conducta firmados por las autoridades locales en los que éstas aportan cuál es la contribución de Manrique en los primeros años de la década de los 60 al turismo de Lanzarote.

Exposición del 57

El año 1957 es una fecha clave en la biografía del artista lanzaroteño, según afirmó Aguilera. “Es la que cierra esa etapa a la que vamos a dedicar la exposición”. Allí se podrá ver la reproducción exacta de una de las piezas que había en aquella exposición del año 57, construida por Manrique para poner sus cerámicas.

Tal y como recuerda Aguilera, el próximo año se cumplirán 50 años desde aquel acontecimiento. Por eso, ésta es una exposición que arranca en la Fundación, pero que luego irá a Las Palmas y que acabará en La Laguna, ya en el año 2007, cuando se cumplirán esos 50 años. “Fue la primera exposición grande que hizo en Canarias, una retrospectiva de su obra. Y el catálogo que se va a publicar de esta muestra contiene una amplia documentación visual en la que aparecen fotografías de aquella exposición y de las personas que estaban allí”, señaló.

“Ministro de Exteriores” de Lanzarote

Ya en aquellos años aparecen reflejadas en la prensa sus reclamaciones destinadas a defender la arquitectura vernácula de la Isla, informó Aguilera. “A pesar de que se fue a Madrid, donde mantuvo una vida social intensísima, siempre estuvo muy vinculado a la Isla. Era un artista que en Madrid actuaba como un auténtico ministro de Exteriores, recibía a la gente más notable y en su casa se organizaban unas fiestas absolutamente extraordinarias”, aseguró. Y añadió que en esos años hizo una exposición tremendamente moderna con los productos y vestimentas de la Isla y de La Graciosa. “Fue un hombre que se vinculó desde siempre a la Isla, que la llevó siempre consigo”, recalcó.

César Manrique, a los 30
Comentarios