lunes. 08.08.2022

Antonio Guerra León

Estamos leyendo estos días la monserga, para nosotros bastante idiota, de que ninguno de los candidatos en el debate televisivo del anterior lunes, haya nombrado por su nombre de pila a las Islas Canarias, como tampoco escuchamos, hasta que nos dormimos no sin cierto dolor de cabeza, los nombres de las restantes diecisiete autonomías que componen eso que llaman los líricos el suelo patrio, islas periféricas incluidas, ítem más, espulgando en varias publicaciones de provincias, como se decía antes desde ese rompeolas de las Españas que es Madrid, tampoco hemos observado que con mayor o menor virulencia se tuviera en cuenta la ausencia del sacrosanto nombre de las restantes entidades territoriales españolas que sepamos y los agudos lamentos con duros rasgamientos de vestiduras de ninguno o casi ninguno de sus habitantes, aunque siempre hay algún ignorante o patriotero de pacotilla dispuesto hacer ruido por ahí para que lo escuchen, seguramente, por que en su misma casa ni lo tienen en cuenta. Hay gente pa'too.

Pero queridísimos lectores, como dicen los curas desde los pulpitos, cosa por otra parte que nos ha parecido siempre una mariconada, nuestros nacionaleros de rancia estirpe: guanche, canaria, benahorita, bimbaches, mahos, majoreros y demás hierbas aborígenes isleñas han puesto el grito en el cielo por la aludida falta de respeto para el Archipiélago Canario siempre tan maltratado allende los mares. Así que todos a llorar y darnos en el pecho grandes y profundos golpes para expresar nuestras calenturas tan indigenistas ellas, que para eso estamos en Cuaresma.

¡Pero por Baco!, por otra parte un Dios mas proclive al cachondeo y vasilón que otros más cercanos, cuando dejaremos de sentirnos el ombligo del mundo mundial por estos lares ¿Cuándo? Y por que en vez de perder el tiempo nuestros políticos en boberías y naderías de tipo gimoteante y de honores perdidos, no se preocupan, los muy capullos, por ejemplo, en este caso como cosa muy personal, de que él que esto escribe tenga que esperar un año para que le metan el dedo en el culo para palpar su vieja próstata tan maltratada por culpa de nuestra especial y siempre irritada: Consejera de Sanidad Canaria. ¿Por qué?

Y de la cesta de la compra por que no se lamentan sobre todo en ese Lanzarote lleno de incomprensiones y desatinos más a menudo los irritados gobernantes con lo que pasa con el llevado y traído REA. (Régimen Especial de Abastecimientos) que... dicen, y dicen y dicen como cantan Los Sabandeños, era y es, para que los canarios tuviéramos mejores precios a la hora de comprar la lata del gofio para aderezar nuestro tapiño diario. Por que no se ponen bravos de una puñetera vez y preguntan a donde han ido a parar esas buenas perras europeas por otras parte cosa que todos sabemos ha ce tiempo, menos esos que se ponen tontos cuando no se menciona su Canarias, la de ellos, en un debate electoral que como todos sabemos tiene carácter general. ¿Pero a quien quieren engañar? Hasta pronto.

Más y más, lloros
Comentarios