jueves 2/12/21

Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno y principal socio de Pedro Sánchez en el Ejecutivo, ha dejado claro este viernes en sede parlamentaria que quiere mantener un distanciamiento claro con el partido de Inés Arrimadas a la hora de pactar medidas tan importantes para el futuro de España como son los Presupuestos Generales del Estado. En este sentido, Iglesias vuelve a lanzar un mensaje directo a Pedro Sánchez y que ya ha emitido en más de una ocasión: "La importancia de cuidar la mayoría de la investidura", informa cope.es

Sobre esta cuestión, el líder de Unidas Podemos ha avisado de su 'veto' a la formación naranja, en una clara declaración de intenciones ante la voluntad de Pedro Sánchez y cierto sector socialista de sentarse a negociar con Arrimadas y su partido para sacar adelante los presupuestos. En relación con esta situación complicada con su socio de Gobierno, el presidente del Gobierno no quiere dejar atrás a ningún apoyo posible, intentando llegar acuerdos con otras formaciones liberales para poder puntualizar ciertas medidas.

pablo iglesias

Iglesias ha mostrado en una entrevista en RNE su postura cerrada ante la posibilidad de que otras formaciones, que no estuvieron en el acuerdo de investidura, formen parte de decisiones de gran peso. Sobre esto, Sánchez decía lo siguiente: "No hay que engañar a la gente: este Gobierno se construye sobre la base de un acuerdo programático progresista", reiterando que no está dispuesto a renunciar a "ni una coma" de su pacto con el PSOE.

Esta postura choca con la opinión de algunos ministros de Unidas Podemos, como Yolanda Díaz o Alberto Garzón, que sí han mostrado su predisposición a negociar las cuentas públicas con la formación naranja. Aunque todavía queda mucho para que se comience a negociar los acuerdos, y todavía queda estar pendientes los fondos de reconstrucción de la Unión Europea. En las últimas horas parece haberse alejado la opción de Ciudadanos.

En relación con la posibilidad de que Arrimadas entrase en este acuerdo, no solo el papel de Iglesias puede truncar estos acuerdos, también el anuncio que el propio Pedro Sánchez hizo el pasado jueves y en el que mostraba su clara intención de acometer una importante reforma fiscal en la que establecería una subida de impuestos importantes a las grandes fortunas.

Desde Ciudadanos, cierta parte del grueso duro del partido todavía no ve con buenos ojos los pactos con Sánchez, pero la postura general del partido es tener siempre la disponibilidad a sentarse a negociar unas cuentas consensuadas por el bien del país.

Por último, el partido de la calle Ferraz también tiene la voluntad clara de pactar estas cuentas contando la suma de Ciudadanos. Los socialistas quieren conseguir apoyos alternativos para no depender en gran parte de ERC, ya que en los próximos meses creará la mesa de diálogo y todavía no tienen claro qué acuerdos o qué sensaciones salen de esa cita. En la mente del PSOE esta que el pasado año, el partido independentista tumbó las cuentas y provocó el adelanto electoral. En este sentido, la propia portavoz de los socialistas en el Congreso, Adriana Lastra ha dejado claro en sede parlamentaria que intentarán sumar a la formación de Inés Arrimadas y también a otras formaciones. Por su parte el diputado de ERC, Gabriel Rufián, duda de las palabras de Iglesias y piensa que el Ejecutivo está escogiendo a Ciudadanos como socio preferente de Gobierno para próximos acuerdos.

El veto de Iglesias a Arrimadas complica a Sánchez los Presupuestos
Comentarios