lunes. 08.08.2022
La ex secretaria Asenet Padrón recuerda durante el juicio de Montecarlo que ya denunció a Cándido Reguera que se estaba produciendo un registro manual de facturas en el área de Intervención

El tesorero de Arrecife denuncia que recibió presiones políticas para acelerar pagos

Antonio Cabrera, tesorero del Ayuntamiento de Arrecife, durante su intervención en la tercera jornada del caso Montecarlo.
Antonio Cabrera, tesorero del Ayuntamiento de Arrecife, durante su intervención en la tercera jornada del caso Montecarlo.

El tesorero del Ayuntamiento de Arrecife, Antonio Cabrera, denunció este miércoles durante su declaración en la tercera jornada del juicio del caso Montecarlo que recibió presiones por parte del alcalde Cándido Reguera, del concejal de Hacienda José Montelongo y la entonces concejala de Recursos Humanos Nayra Callero para acelerar los pagos que estaban pendientes de facturas en la institución. Cabrera afirmó que ante las presiones que recibía el trató de que justificaran si se referían al total de las facturas de la institución o lo estaban haciendo sólo de algunas, petición que desembocó en un bloqueo entre departamentos. En esta línea, señaló que sus funciones consistían en ejecutar materialmente el pago tras producirse los diferentes procesos, llegando la orden de pago aprobada y fiscalizada sin reparo pendiente. Esta fue sin duda una de las declaraciones más importantes que se produjo en una jornada en la que desfilaron por la Audiencia Provincial de Las Palmas, reunida en sesión extraordinaria en el Palacio de Justicia de la capital de Lanzarote, diferentes testigos, en su mayoría técnicos municipales, para aclarar la mayoría de las dudas que se han producido en la investigación del supuesto cobro irregular de facturas en la Corporación capitalina. Con esta sesión concluye el trabajo de esta semana y está previsto inicialmente que se reanuden los encuentros con los siguientes testigos a partir del lunes de la próxima semana.

El tesorero aseguró que existían facturas cajón, que consisten en facturas con irregularidades en su tramitación o que no se poseía dinero para su pago. Cabrera también informó de que para cumplir el crédito ICO se debía informar y comprobar que constaban todas las facturas existentes. Acerca de los listados de facturas, aseveró que el primero de ellos estaba incorrecto porque “la cantidad no correspondía”. Recordó durante su declaración que se llegaron a elaborar hasta 4 listados de facturas. Además, afirmó que se produjo una reunión en Secretaría entre el alcalde Cándido Reguera, el concejal de Hacienda entonces, José Montelongo, y la concejala de Recursos Humanos, Nayra Callero en la que mostraron una posición común que él dijo no compartir sobre estos aspectos. Respecto a la elaboración del listado de facturas aclaró que "en tesorería no se hizo" y que no se podían pactar contratos con funciones sin establecerse un precio, señalando que se advirtió acerca de esta cuestión a varios técnicos entre los que se encontraba José Nieves Caraballo. Cabrera también destacó que durante el período que estuvo imputado declaró, colaboró y lo "pasé muy mal sin estar relacionado con todo esto que ha pasado". 

La ex secretaria del Ayuntamiento de Arrecife María Asenet Padrón dijo durante su intervención que le denunció en el año 2011 a Cándido Reguera que se estaba produciendo un registro manual de facturas en el área de Intervención. La administrativa fue consciente de esta situación al llegarle una queja por una deuda de una factura que se había presentado a este área. Padrón explicó que se estaban utilizando otros sellos y que se cambiaba la fecha de forma manual. "Tras constar esta irregularidad se procedió a retirar los sellos", afirmó la exsecretaria. Además, explicó que tras requerirle información Cándido Reguera, José Montelongo, Nayra Callero se realizó un registro en su despacho en diciembre llevándose tres documentos. Tras varias peticiones de devolución le fueron entregados de nuevo los documentos y en enero fue cesada de su puesto. Acerca de la diferente documentación aseveró que "la pedía y no aparecía hasta a última hora", también indicó que recibió presiones cuando comenzó a pedir los documentos. 

La que fuera componente del departamento de Intervención y la encargada de la contabilidad María del Carmen Villaverde señaló que tuvo que realizar las funciones de tesorera accidental durante varios días hasta que José Montelongo la quitó del puesto. Acerca de las facturas que llegaban a Intervención señaló que "las veía pero no era la encargada". Villaverde indicó que ella no tenía acceso a las facturas del pleno extrajudicial de deuda y que no intervino en su elaboración. La ex componente del departamento de Intervención confirmó que José Montelongo acudía a la Tesorería y a Intervención y que el que fuera concejal de Hacienda fue el único que no se mostró conforme con el listado de proveedores más antiguos que elaboró Tesorería debido a problemas de liquidez. 

El tesorero de Arrecife denuncia que recibió presiones políticas para acelerar pagos
Comentarios