martes 30/11/21
Los nacionalistas advierten de que el plazo de ejecución terminó en marzo pasado y critican que, 8 meses después, "siga sin moverse ni una sola piedra"

San Ginés denuncia el grave retraso que acumulan las obras de la Residencia de Mayores de Tahíche

Las previsiones actuales apuntan a que dicha Residencia, que cuenta con ficha financiera de 18,9 millones de euros, está llamada a aumentar en un 57% la capacidad socio-sanitaria de Lanzarote gracias a las 180 nuevas plazas que supondrá su construcción
20211111_072032
Imagen que presenta estos días la parcela de casi 16.000 metros cuadrados en 'Los Calderones' de Tahíche, y que cedida al Gobierno canario por el Ayuntamiento de Teguise.

El portavoz adjunto del Grupo Nacionalista Canario (CC-PNC) en el Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, ha denunciado en la entrevista concedida a Crónicas Radio-COPE Lanzarote que las obras para la construcción de la Residencia de Mayores de Tahíche llevan meses paralizadas. En su intervención este pasado jueves en el programa 'A Buena Hora' San Ginés ha pedido explicaciones al Gobierno que preside la socialista María Dolores Corujo en el Cabildo, a su consejera de Bienestar Social, la también socialista Isabel Martín, y a su homóloga en el Ejecutivo canario, Noemí Santana, de Sí Podemos Canarias, por el retraso en la construcción de esta Residencia. De hecho, aunque las obras comenzaron en teoría en diciembre de 2020, ya a principios mayo de este 2021 -justo cuando el presidente canario, Ángel Víctor Torres, visitó la Isla para poner "la primera piedra- los nacionalistas advertían de la demora que ya entonces venía acumulando la ejecución del proyecto.

"De esa obra sabemos que apenas se hicieron movimientos de tierra y que se adjudicó en mi mandato -que sigue sin inaugurarse- con un plazo de ejecución de dos años que finalizó en marzo de este año, pero no se ha movido ni una sola piedra a pesar de haberla asentado varias veces también este Gobierno", ha manifestado San Ginés. 

2021050416190516347

Torres puso el pasado 4 de mayo de 2021 la primera piedra del nuevo Centro de Mayores de Tahíche, un proyecto cuya ejecución sin embargo sigue paralizada. 

El consejero nacionalista ha destacado que la Residencia de Mayores de Tahíche cuenta con una ficha financiera de "más de 18 millones de euros", de los que "10 millones proceden de la Comunidad Autónoma y los otros 8 millones del propio Cabildo de Lanzarote". El Gobierno de Canarias destina un total de 10 millones de euros a este nuevo proyecto a través del II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias de Canarias, que cuenta con fondos de la Unión Europea (UE)."La ficha financiera está y el dinero también está ingresado por parte del Gobierno", ha advertido Pedro San Ginés, que ha anunciado, en cualquier caso, que su grupo político en el Cabildo tiene previsto convocar una rueda de prensa para ofrecer los detalles de una larga lista de obras y proyectos que ya fueron financiados durante el pasado mandato, pero que a día de hoy, con la actual Corporación insular y el Gobierno del Cabildo que sustentan PSOE, PP y NC-Somos Lanzarote, siguen sin ser ejecutadas ni ver la luz.

Cabe recordar que este nuevo Centro de Mayores de Tahíche, que se levantará en concreto en la parcela de más de 15.000 metros cuadrados cedidos por Teguise en la zona conocida como 'Los Calderones', y que fue presupuestada en su día con una financiación de 18,9 millones de euros, fue una promesa electoral que logró satisfacer el entonces y también en la actualidad alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, durante el pasado mandato, una iniciativa realmente demandada en una Isla que adolece de este tipo de plazas para personas mayores y dependientes, y que en su día recibió el visto bueno y el respaldo también del Cabildo bajo la Presidencia precisamente del hoy portavoz nacionalista, y del propio Gobierno de Canarias que lideraba entonces el nacionalista Fernando Clavijo. Las previsiones actuales apuntan a que dicha Residencia está llamada a aumentar en un 57% la capacidad socio-sanitaria de Lanzarote gracias a las 180 nuevas plazas que supondrá su construcción. 

Considerando que en la última notificación oficial del Cabildo de Lanzarote se fijaba la previsión de ejecutar en un año los trabajos, el proyecto, que cuenta con el aval del Cabildo y del Gobierno de Canarias, podría quedar definido a lo largo de la segunda mitad del próximo ejercicio, con lo que se incumpliría el anuncio inicial de que el inmueble se pusiera en servicio a lo largo de 2023. De hecho, en su última intervención en Crónicas Radio la propia consejera de Bienestar Social del Cabildo, Isabel Martín, destacaba los inconvenientes que fueron surgiendo respecto a este proyecto desde que a comienzos de 2019 se adjudicara a la UTE Residenza.

Este nuevo Centro de Alto Requerimiento de Tahíche, que ofrecerá a mayores y personas con discapacidad el modelo de  referencia en atención socio-sanitaria que Canarias pretende implantar en todas las islas, basado no tanto en grandes macrocentros, sino en pequeñas unidades de convivencia, permitirá que la Isla cuente con 180 nuevas plazas fijas y con otras 5 en un nuevo Centro de Día que irá anexo a la nueva Residencia.

De esas 180 nuevas plazas, 130 tendrán carácter residencial de alto requerimiento y 50 plazas servirán para estancia diurna, acogiendo además a un total de 48 usuarios procedentes del Hospital Insular, donde estas personas se ven obligadas todavía a permanecer por el momento.

El nuevo Centro, una invitación a la convivencia

En el proyecto, tal y como resaltó el propio presidente, Ángel Víctor Torres, en mayo pasado, se han tenido en cuenta los valores de Lanzarote, del artista César Manrique de y la propia y particular identidad arquitectónica de la Isla. Tal y como explicó el arquitecto del proyecto a los asistentes, la nueva infraestructura  contará con zonas comunes abiertas e iluminadas de forma natural, con accesibilidad integral, autonomía física, jardines terapéuticos, patios interiores y zonas ajardinadas y terrazas cubiertas.

La planta baja, de 3.000 metros cuadrados, se destinará a usos residenciales, ocio y para el centro de día. La planta alta dispondrá de servicios administrativos, vestuarios de personal y despachos. El sótano, con casi 9.000 metros cuadrados de ocupación, se destinará a servicios de agua, equipos hidráulicos, calderas, lavandería, almacenes y aparcamientos para personal propio del centro, así como para los visitantes.

San Ginés denuncia el grave retraso que acumulan las obras de la Residencia de Mayores...
Comentarios