miércoles. 30.11.2022

La tomadura de pelo del Palacio de Congresos de Arrecife coge impulso a seis meses de las elecciones

El PSOE ha trabajado la inclusión de una partida de más de un millón de euros para 2023 y el concejal de Urbanismo de la capital asegura que ellos están con el proyecto de segregación de la parcela donde en teoría irá ubicado
Imagen de la maqueta del proyecto ganador presentada en 2009.
Imagen de la maqueta del proyecto ganador presentada en 2009.

Varias décadas han pasado desde que se comenzó a hablar de la necesidad de que Lanzarote, la tercera isla más poblada del Archipiélago, tuviera un auditorio o palacio de congresos en condiciones en el que poder desarrollar todo tipo de actividades, algunas de ellas lógicamente vinculadas también con su principal herramienta de trabajo, el turismo. En todos esos años ha habido gobiernos en la Comunidad Autónoma de todos los colores políticos que se han empeñado sistemáticamente en tomarle el pelo a los lanzaroteños anunciando una y otra vez la inclusión de una partida en el presupuesto para terminar con lo que a todas luces todo el mundo entiende que ha sido una injusticia histórica con la isla más oriental del Archipiélago, una más. Coalición Canaria (CC), Partido Popular (PP), Partido Socialista (PSOE), ahora también Podemos, Nueva Canarias (NC) y la Agrupación Socialista Gomera (ASG), todos han tenido, cada uno en mayor y menor grado, la responsabilidad del enorme desaguisado. El único momento en el que la cosa estuvo a punto de salir fue precisamente con una lanzaroteña como consejera de Turismo de un Gobierno que trató de hacerlo; con Rita Martín al frente, con Manuela Armas como presidenta del Cabildo y Enrique Pérez Parrilla como alcalde de Arrecife, se anunció en febrero del movido año 2009 que se había adjudicado a Henning Larsen Architects y Carlos Morales Arquitecto la redacción del proyecto y la presentación de la idea con la que se tenía que iniciar la obra. Muchas maquetas, muchas propuestas, un enorme cartel a la entrada de la capital y poco más. Fueron pasando los gobiernos y los gobernantes y no se hizo nada de nada de nada. Continuó la histórica tomadura de pelo.

En 2009 Manuela Armas como presidenta del Cabildo y Enrique Pérez Parrilla como alcalde de Arrecife estudiando el proyecto que les presentó Rita Martín.
En 2009 Manuela Armas como presidenta del Cabildo y Enrique Pérez Parrilla como alcalde de Arrecife estudiando el proyecto que les presentó Rita Martín.

En enero de este año curiosamente un grupo tan pequeño como Ciudadanos (Cs), en estos instantes con un solo parlamentario, Ricardo Fernández de la Puente, anunció que había logrado alcanzar un acuerdo con los partidos que conforman el Gobierno de Canarias para “destinar una partida presupuestaria de 300.000 euros para construir un Palacio de Congresos en Lanzarote”. El término construir evidentemente estuvo mal empleado, puesto que la construcción, de producirse, costará bastantes millones de euros. El propio diputado, que no es de Lanzarote, dijo entonces que se trataba de dar “una respuesta a una reivindicación histórica, además de poner fin al trato diferencial sufrido por la isla, que debe contar con instalaciones culturales adecuadas y que permitan diversificar el destino turístico”. Así, recordó la partida anterior que habían introducido en 2021 de 200.000 euros para la “reactivación de la actuación”. ¿Qué ha pasado desde entonces? Que la población de Lanzarote no se creyó nada de nada y como el cuento del lobo que es esta triste historia política todo el mundo pensó que la cosa iba a dormir una vez más el sueño de los justos.

Ahora, esta misma semana resulta que una bronca política entre CC y PSOE, otra más, ha destapado una verdad un tanto singular, que el Ejecutivo que preside el socialista Ángel Víctor Torres ha incluido una partida de 1,2 millones de euros para darle el impulso definitivo a la obra. No para construir el edificio en 2023, eso es imposible, pero sí para poner la base del desarrollo futuro del auditorio. Algunos pensarán que es otro brindis al sol que se realiza precisamente por la coincidencia de la cercanía de las elecciones locales de mayo del próximo año. De hecho, ya ha habido formaciones que han puesto en duda que esto vaya a ser así. Sin embargo, lo más curioso es que ha sido el Gobierno del Ayuntamiento de Arrecife, nada sospechoso en estos momentos de estar a favor de las cosas que hace o dice el PSOE, quien ha confirmado no sólo lo de la partida en los presupuestos sino que la institución municipal está trabajando activamente en la segregación de la parcela en la que se supone que se construirá el mamotreto.

Imagen del proyecto que se suponía que iba a salir adelante en 2009.
Imagen del proyecto que se suponía que iba a salir adelante en 2009.

Esta misma semana, en plena riña callejera entre CC y PSOE a cuenta del dinero en materia de inversión que tendría que venir al municipio capitalino, cuando parecía que no había nada de nada del tema, el concejal de Urbanismo de Arrecife, Eduardo Placeres, ha ratificado en el programa “A Buena Hora” que en el Ayuntamiento ya se está trabajando en la búsqueda del espacio donde se ubicará el Palacio de Congresos. “Se está trabajando en la disposición del terreno, han solicitado desde el Cabildo la disposición de la zona donde irá ubicado y estamos preparando el tema de la segregación para otorgársela lo antes posible para poner a disposición ese suelo y que se pueda hacer de una vez la obra”, confirmó el concejal dejando confuso a todos los que creían que la mala relación de socialistas y populares había paralizado esta iniciativa. De hecho, Placeres, lejos de unirse a las criticas de los nacionalistas, que llegaron a calificar de "sinvergüenzada" el dinero destinado por el Gobierno de Canarias en los presupuestos a Lanzarote, se comprometió a tener lista la segregación para que se empiece a trabajar en el año 2023. “Yo me comprometo a tener la segregación preparada, luego el tema del presupuesto lo tendrá que resolver el Cabildo y que ellos lo liciten y esperemos que lo tengamos para 2023”, señaló optimista. 

Además, convencido de que por parte de la institución municipal se va a tener todo preparado en tiempo y forma, habló de los trámites que se van a llevar para que no se vuelva a poner la excusa de la falta de suelo. “El solar elegido, como no podía ser de otro modo, es el que está enfrente del Cabildo; es complicado tenerlo disponible porque la parcela es bastante grande y hay que segregarla en diferentes parcelas. No ha habido segregaciones anteriores y hay que buscar el tema del historial de la nota simple porque ya la han solicitado. Nos pidieron una parcela, pero claro, necesitamos el histórico de todas las parcelas para saber cómo se han ido segregando. Luego hay que contratar al topógrafo para que nos georreferencie exactamente la parcela, para establecer su delimitación”, explicó. 

Los socialistas, por su parte, tienen claro que han trabajado en silencio y a fondo este tema para que esta vez salga adelante. El parlamentario Marcos Hernandez aseguró durante su intervención en el mismo programa de radio que está covnencido de que se está en el buen camino y de que ahora va a ser una realidad y una verdad la obra del palacio de congresos. “Se ha logrado destinar una partida de 1.200.000 euros y espero de verdad que esta vez tengamos la posibilidad de poder ejecutarlo. La inversión para Lanzarote en este ejercicio próximo es de 123 millones más 3 millones del anexo de La Graciosa. La capital y la Isla nunca han tenido tantos recursos para poner en marcha tantas iniciativas, y el palacio de congresos será una de ellas”, señaló el socialista. 

Hernández aseveró que “el 1.200.000 euros servirá como paso previo para la licitación y construcción definitiva de la obra". "Lanzarote merece tener ese espacio público y por tanto vamos a intentar que esto se materialice en este ejercicio también”, aseguró. 

Ante las acusaciones de CC de un secuestro por parte del Gobierno de Canarias al Plan General de Arrecife, el parlamentario socialista no dudó en criticar la actitud del Ayuntamiento capitalino. “La política a veces en los municipios se ha convertido en buscar siempre el enemigo externo, parece muy socorrido. Animaría  a las administraciones públicas locales a avanzar en lo que tienen que avanzar. Los planes generales municipales corresponden lógicamente a los ayuntamientos, si hablamos del Plan Insular lógicamente corresponde al Cabildo que ya ha iniciado todo el trámite para esa nueva redacción. Cada uno tiene sus responsabilidades, pero eso de que tenemos secuestrado nada, si los ayuntamientos fuesen un poquito más ágiles seguramente mucha parte de la inversión, porque muchas son transferencias a esos entes locales, se podrían ejecutar”, denunció. 

Sin embargo, Hernández hizo un llamamiento a la unión para poder finalizar proyectos tan importantes como el Palacio de Congresos. “No es poner excusas y sacar los temas adelante, no podemos permitirnos en momentos como estos dejar de ejecutar ni un solo euro. Porque la economía depende de ello, el empleo y la calidad de los servicios públicos. Por tanto, tenemos que arrimar el hombro todo, porque si nos ponemos a buscar excusas todos podemos hacerlo. En ese sentido yo no voy a entrar en ese juego porque no ayuda ni colabora en nada”, finalizó. 

La tomadura de pelo del Palacio de Congresos de Arrecife coge impulso a seis meses de...
Comentarios