jueves. 06.10.2022

Nueva Canarias propone un cambio en el modelo urbanístico y de movilidad de Puerto del Carmen y La Tiñosa

El diseño urbano no puede basarse en un “urbanismo de ocurrencia”, comenta Arminda Barreto
Arminda Barreto
Arminda Barreto.

El Comité Local de Nueva Canarias (NC) en el municipio de Tías ha expresado este jueves en nota de prensa su preocupación por el caos que se está convirtiendo Puerto del Carmen y La Tiñosa en materia de circulación y urbanismo. Según recuerdan, Puerto del Carmen es una de las zonas más turísticas de la isla de Lanzarote, que se construyó sobre un espacio natural de gran valor y belleza y que absorbió un pueblo marinero, La Tiñosa, que vio como su modo de vida se iba transformando en función de un turismo que hoy ocupa el centro de la acción económica del municipio.

“El crecimiento turístico y el afán político por captarlo sin poner límites al desarrollismo es lo que ha derivado a este formato urbanístico de ocurrencia con el que nos encontramos”, apunta Arminda Barreto, portavoz del comité local de Nueva Canarias en Tías.

Una de las cuestiones derivadas de este “urbanismo de ocurrencia” es la movilidad, siendo esta una de las principales problemáticas no sólo para los trabajadores del sector turístico sino, fundamentalmente, para los residentes.

Según los canaristas, la movilidad del tráfico rodado se hace imposible frente al laberinto de calles y callejones que se han ido creando sin planificación alguna y al ritmo de la construcción dedicada al turismo.

“Si uno desea encontrar, por ejemplo, la Farmacia de guardia puede tardar un buen rato si no se es de la zona”, apunta Barreto, que asegura que “tampoco es sencillo estacionar los vehículos, ni para los residentes ni para los trabajadores, siquiera para los ciudadanos del municipio u otros lugares de la isla que vienen a disfrutar de las playas, a pasear por la avenida o a practicar algún tipo de deporte”.

Por otro lado, los canaristas también ponen la mirada en la movilidad de los viandantes, puesto que “la situación de los peatones dista mucho de ser inclusiva y segura. Se constata en el mal estado de las aceras, palmeras y señalética que interrumpen el recorrido de los viandantes, y que les obliga a abandonar el espacio de seguridad para los peatones”.

Frente a estos graves problemas, NC insta al Ayuntamiento de Tías a realizar un ejercicio de gobernanza proactiva y de cuidados que pueda estar basado en algunas propuestas tales como:

Mejorar el servicio de transporte público de guaguas dentro del municipio y con otros municipios, tanto en la frecuencia de paso como en la información de las líneas y el horario en cada parada, sin olvidar la regulación del precio para que sea asequible para todos los sectores de la población y, especialmente, para los residentes. “Eso no solo ayudará a reducir la cantidad de tráfico rodado en Puerto del Carmen, sino que irá en favor de la reducción de la contaminación que producen los vehículos”, indica Arminda Barreto.

Establecer zonas de aparcamiento público y gratuito bien acondicionadas, desde donde los usuarios puedan desplazarse caminando de manera inclusiva y con seguridad, y reservar espacios de aparcamiento para los residentes cerca de sus casas de manera que se les facilite la realización de las tareas de la vida diaria. Agregan, además, que los espacios de aparcamiento público y gratuito son una obligación municipal, por lo que no se debe permitir que sean las empresas privadas quienes monopolicen su gestión a causa de la necesidad de aparcar de los residentes y foráneos.

Mejorar el estado y el trazado de las vías, los pavimentos y las zonas peatonales para que resulte más sencillo y agradable desplazarse por Puerto del Carmen, priorizando los desplazamientos a pie o/y de vehículos sin motor, frente a los coches privados.

“Debemos propiciar los espacios compartidos donde los peatones y los coches deben llegar a un entendimiento basado en el respeto y en la progresiva reducción de los transportes motorizados en favor de otros más sostenibles”, insiste Barreto.

Además de estas propuestas, que para los canaristas de Tías deben implementarse a corto y medio plazo, se debe diseñar un plan urbanístico que, a largo plazo, configure un trazado más adecuado para esta localidad y que ponga fin no sólo a los problemas derivados de la movilidad, sino a otras cuestiones urbanísticas que no han sido atendidas adecuadamente durante años.

“En esta localidad los espacios verdes son casi inexistentes y los servicios públicos, en especial el consultorio local, dejan mucho que desear”, concluye Arminda Barreto.

Nueva Canarias propone un cambio en el modelo urbanístico y de movilidad de Puerto del...
Comentarios