domingo. 14.08.2022

La presidenta del Cabildo de Lanzarote, María Dolores Corujo, ha informado este miércoles en nota de prensa sobre la presentación, por segundo año consecutivo, de un informe sobre los principales indicadores de sostenibilidad realizado en colaboración con Menorca, Ibiza y Fuerteventura.

“Este tipo de estudios nos permiten, además de analizar la evolución durante los últimos años de nuestros indicadores más relevantes, comparar la evolución de los mismos con otros territorios para ver en qué medida la evolución de los mismos se ajusta a un patrón compartido o, por el contrario, responde a causas propias de nuestro modelo”, ha explicado Corujo.

“Este informe, que ha sido posible gracias a la cooperación entre administraciones, hace una radiografía comparativa de las cuatro islas a través de un sistema de indicadores distribuidos en siete bloques: población, economía y empleo, sociedad, territorio, transporte y movilidad, turismo y vectores ambientales”, ha apuntado por su parte Myriam Barros, consejera responsable del Centro de Datos.

En concreto, a lo largo del documento se hacen comparaciones con dos referencias temporales: entre 2020 y el año anterior, y entre la crisis del Covid y la crisis financiera que comenzó entre 2008 y 2009

“Sin lugar a dudas, la terrible pandemia de la Covid marcó un antes y un después dejando consecuencias devastadoras para la población mundial y para nuestra economía aunque, por suerte y gracias a las medidas desplegadas, hoy podemos decir que la recuperación económica en Lanzarote es una realidad”, ha añadido Barros.

Lanzarote e Ibiza, las islas con mayores desajustes

Tal y como se refleja en el informe, Lanzarote e Ibiza son las dos islas que tienen más camas turísticas, mayor población y que reciben más turistas cada año. Por lo tanto, también fueron las que registraron los mayores desajustes económicos con motivo de la crisis del Covid-19.

Por ejemplo, en lo que respecta a la afluencia turística, según el Cabildo, la isla que sufrió una mayor reducción durante todo el año 2020, con respecto al año anterior, fue Ibiza (80%), seguida de Lanzarote (74%), Menorca (71%) y por último Fuerteventura, con una caída de más de dos tercios (68%) del número de turistas. La bajada de 2020, comparada con las cifras de diez años antes, 2010, da unos descensos de entre el 55 y el 59 por ciento en Lanzarote, Fuerteventura y Menorca, mientras que en Ibiza fue del 71 por ciento.

Además de en los indicadores económicos, las islas de Lanzarote e Ibiza presentan los mayores descensos en los que tienen que ver con la población, la movilidad y los vectores ambientales, que se retroalimentan unos de otros; mientras que Fuerteventura y Menorca registraron cambios menos pronunciados. No obstante, aunque Menorca aparece como una de las menos afectadas por la caída turística, lideró las bajadas en cuanto a la estancia media y en el gasto por turista y día. En este caso, se apunta que la estacionalidad, que es la característica que diferencia a las islas de Baleares respecto de Canarias, puede haber jugado un papel determinante.

Desde el punto de vista sanitario, Ibiza fue con diferencia la isla más afectada por la pandemia en 2020. Registró 4.237 casos durante el año, mientras que en Lanzarote fueron 1.661 y en Menorca y Fuerteventura poco más de 1.000 En Ibiza se registraron 36 muertes en todo el año, más que en las otras tres islas juntas. En cualquier caso, lo peor de la pandemia, para todas las islas, llegó en 2021.

El Cabildo informa que todas estas cifras y otros datos pueden encontrarse en “Informe 4 islas 2021. Indicadores de sostenibilidad de Lanzarote, Fuerteventura, Menorca e Ibiza”, que puede consultarse en la web del Centro de Datos del Cabildo de Lanzarote (datosdelanzarote.com).

Lanzarote participa por segundo año en la elaboración de un estudio junto con las islas...
Comentarios