martes 17/5/22
Hablan de la “desidia” de los anteriores gobiernos, de herencia envenenada y recuerdan que el que dirigía la socialista Eva de Anta se “olvidó” de solicitar la prórroga de los convenios

El Gobierno de Arrecife asegura que tiene como prioridad solucionar ya el problema de las viviendas de Titerroy y Valterra

IMG-20210706-WA0072
Imagen del barrio de Titerroy que el Ayuntamiento ha utilizado para ilustrar su nota sobre las viviendas.

El Gobierno del Ayuntamiento de Arrecife, conformado en la actualidad por el pacto entre el Partido Popular (PP), el Partido Socialista (PSOE) y Nueva Canarias (NC), ha emitido a última hora de este martes una durísima nota de prensa en la que vuelve a entrar en la polémica que se suscitó en su momento cuando por diferentes razones los gobernantes anteriores fueron incapaces de solventar los problemas que se produjeron en las casas de Titerroy y Valterra, las primeras llenas de puntales y con sus propietarios desalojados desde hace años y las segundas con problemas estructurales que amenazan seriamente con la estabilidad de las mismas. En esa nota, uno de los departamentos controlados por el PP arremete con contundencia contra los anteriores gobiernos, a los que acusa de “desidia total” y se centra en las cosas que no hicieron sus actuales socios del PSOE bajo el mandato de Eva de Anta, con cuestiones muy básicas como solicitar una prórroga de los convenios que se habían firmado para la rehabilitación de los inmuebles.

“Mucha rabia y mucho dolor contenido en las palabras del concejal de Arrecife, Eduardo Placeres, al asegurar que no se han cumplido las promesas y el uso que se debería a los fondos para financiar las áreas de rehabilitación y renovación urbanas, (ARUS) de los barrios de Valterra y Titerroy”, comienza la nota de la Corporación capitalina. “Pero no vamos a tirar la toalla, seguimos luchando por encontrar soluciones, buscando opciones y salida a los problemas, arbitrando otros mecanismos que vayan en sintonía con las demandas actualizadas de los afectados, y a los que pese a los esfuerzos que hemos desarrollado desde que entramos en el Ayuntamiento no se les ha podido dar una solución inmediata”, añade.

Eduardo Placeres, responsable de Urbanismo y Vivienda, recuerda en su relato de los hechos acontecidos hasta ahora que el primer convenio se ampara en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, por lo que el 15 de noviembre de 2011 se suscribió un acuerdo de la Comisión Bilateral entre el Ministerio de Fomento, la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento. “Mediante resolución del director del Instituto Canario de la Vivienda de 29 de marzo de 2012, se concedió una subvención de 3.609.108,49 euros para la ejecución del Área de Renovación Urbana de Valterra, subvención que debía justificarse antes del 31 de diciembre de 2016 y no se hizo nada. 

Por este concepto se transfirió al Ayuntamiento las cantidades de 360.910,85 euros y 246.573,26 euros en fecha 14/12/2012. Al año siguiente, el  26 de diciembre, se resolvió abonar al Ayuntamiento de Arrecife una subvención de  2.159.774,23 euros en concepto de aportación del Ministerio de Fomento para la Renovación Urbana de Valterra, la cual debía justificarse antes del 31 de diciembre de 2016, trámite con el que tampoco cumplió el Consistorio; es decir, desde su inicio hasta su caducidad no se ha realizado por parte de los anteriores grupos de gobierno, CC y PSOE, ningún tipo de actuación correspondiente al convenio del 2011”, subraya el concejal. “El 7 de diciembre de 2016, el Instituto Canario de la Vivienda solicita al Ayuntamiento de Arrecife el reintegro de los importes recibidos sin que desde esta Administración se diera respuesta a dicho requerimiento. En diciembre de 2020, se nos notifica que el Ayuntamiento debe abonar a la Comunidad Autónoma de Canarias, Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, el importe total de 3.609.108,49 euros, cantidad que presenta un desfase según los informes de la Intervención Municipal y tras verificar los pagos realizados por parte del citado Organismo. En enero de 2021, el Ayuntamiento envía un escrito al Instituto Canario de Vivienda, solicitando la incorporación del dinero del Convenio de 2011 al Convenio del 2015, evitando la devolución de dicho importe, así como la aclaración de las partidas desfasadas; una prórroga al Convenio de 2015  y una modificación sobre las actuaciones relacionadas en el proyecto del Convenio, sin que al día de la fecha se haya recibido respuesta, por escrito, a dicho documento”, explica Placeres en su relato de los hechos.  “Está claro que el principal del dinero concedido habrá que devolverlo, pero la parte de los intereses la vamos a luchar, pues se ha trabajado y negociado en este tema hasta lo indecible”, advierte.

El Gobierno que preside Astrid Pérez admite que no es la primera vez que desde el Ayuntamiento se pone en conocimiento de la opinión pública la situación en la que se encuentran las viviendas de Valterra y Titerroy, un problema que la actual corporación dice que asume pese a ser una antigua y pesada herencia. “Urge rehabilitar y acondicionar estas viviendas sociales, construidas en los años 50 del pasado siglo, y que presentan serios problemas estructurales, alguna de ellas con todas sus habitaciones apuntaladas, esperando que de un momento a otro, como ya ha sucedido, tengamos que lamentar una desgracia”, insiste Placeres.

“Todos somos conscientes de que se han cometido errores graves por parte del Ayuntamiento en el pasado, pero nuestra responsabilidad como gestores públicos no la podemos eludir culpándonos unos a otros. Lo que toca es seguir trabajando para que en el menor espacio de tiempo se puedan ejecutar estas áreas de renovación urbana en Arrecife”, indica por último el concejal.

El Gobierno de Arrecife asegura que tiene como prioridad solucionar ya el problema de...
Comentarios