martes 26/10/21
María del Río, presidenta del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias

“No es un farol que si no nos dan más recursos, abandonaremos el Gobierno”

maria del rio cope

“Yo he ido visitando centro por centro de menores en distintas islas y de verdad, me quito el sombrero porque el trabajo es excepcional”

“Ni que Podemos tuviera la culpa de la pandemia”

La presidenta del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, María del Río, ha dejado claro en su entrevista en Crónicas Radio – Cadena Cope de este viernes que no es un farol que si no se dota de recursos a la Consejería de Servicios Sociales, abandonarán el Gobierno. Tacha de cínicos a los miembros de la oposición que hablan de lo mal que lo está haciendo Podemos en esta área y asegura que le gustaría haberles visto a ellos gestionándola en mitad de una pandemia. Ha explicado que aunque no le gusta el concepto de “herencia recibida”, se encontraron un desastre y una falta de personal más que considerable y que poco a poco, están haciendo todo lo que posible para ir solventando el problema. Sí se mostró orgullosa del trato que se les está dando en los centros canarios a los menores inmigrantes no acompañados pero reclamó la solidaridad del Estado y de Europa para sufragar el coste económico que supone. No se olvidó de recordar que para que la pandemia vaya acabando, no podemos conformarnos con vacunarnos nosotros sino que hay que extender la vacunación al resto del mundo.

- ¿Cómo va el verano?

- Con ganas de coger vacaciones este sábado y descansar.

- Intentar que parezca que todo es lo más normal posible…

- Sí y estar en Lanzarote disfrutando de la familia, de la playa, de las cosas sencillas de verano. Hay que cargar las pilas porque ya tenemos plenos programados para el 17 de agosto así que este año ni siquiera vamos a tener todo el mes de vacaciones. Hay que aprovechar los ratos que tenemos libres y trabajar cuando toca.

- Hay un enfado considerable con el distinto rasero que se ha llevado a cabo por parte del Gobierno de Canarias para establecer las distintas fases y siempre con perjuicio para Lanzarote. Además, parece que no se está terminando de controlar la pandemia… ¿Qué opina usted?

- Yo creo que el tema del control de la pandemia no es un tema general y que preocupa mucho. Yo hice una pregunta al respecto porque tenemos un problema grande con la variante Delta. En política hay que poner las luces cortas pero también las largas. Está claro que las vacunas son la mejor solución. Lo que pasa es que los virus, las variantes y las mutaciones van pululando por todos los territorios. Si tenemos a tanta población mundial, va a terminar habiendo otras variantes que pueden llegar a ser incluso peores. Nuestras vacunas nos están protegiendo de la Delta pero el problema surge si aparece una mutación para la que no son efectivas nuestras vacunas. De nada va a servir que en Israel se pongan 3 vacunas o en otros países se pongan 30 si hay una mutación para la que no sirven las vacunas. Por eso, lo importante no es solo vacunarnos nosotros, sino vacunar a toda la población porque el virus se mueve y esto no es una cuestión de países ricos o pobres. La economía no la vamos a recuperar y lo digo para aquellos a los que la humanidad y la solidaridad no les preocupa tanto. Si las vacunas no llegan a todos los sitios, no estamos a salvo. La situación se está volviendo a complicar y se están volviendo a cerrar fronteras y nadie pensaba que después de llevar ya el ritmo de vacunación que tenemos en Europa en general y en España en particular, que tenemos los datos más avanzados, íbamos a estar todavía con que si los británicos no pueden venir, que si los alemanes no pueden viajar… La política tiene que ir de la mano de la ciencia. Llevo una semana preparando y leyendo informes científicos sobre la propagación y posibles mutaciones y en cada sitio hay que rastrear cuando la gente se contagia, con qué se está contagiando. Hay que tenerlo en cuenta porque todo el dinero que se ha invertido hasta ahora en las vacunas, en los ERTEs, en solucionar las consecuencias de la pandemia se pueden ir al traste si no damos un paso más allá.

- Teniendo todo eso en cuenta, se veía que en Tenerife la situación se estaba desmadrando y el Gobierno tardó mucho en reaccionar y cuando lo hizo, puso un nivel 4 tan flexible que está generando cierta confusión. Este miércoles hubo 485 casos nuevos en Tenerife así que parece que no está funcionando…

- No está funcionando porque esta variante va más lejos de nuestras propias previsiones y hay que estar más alerta. Posiblemente se tendría que haber rastreado antes y haber tomado otro tipo de medidas. También es cierto que es fácil decirlo a posteriori y supongo que las reticencias a haber tomado medidas más severas en un momento en el que parecía que la vacuna ya iba a solucionarlo todo tiene que ver con el sector de la hostelería.

- Eso se entiende; lo que no se entiende es que se haga en unas islas sí y en otras no…

- Estoy de acuerdo en que hay que tener paciencia. Hay que ponerse en la piel del sector hostelero para darse cuenta de la angustia que genera tener que volver a cerrar, que no se pueda tener a gente en el interior. Todo eso es muy duro pero más dura va a ser la caída si no lo erradicamos. Son decisiones políticas y es verdad que nunca va a llover a gusto de todo el mundo y los políticos van dando respuesta a corto plazo según las instrucciones que van recibiendo de la comunidad científica, que tampoco lo tiene todo claro.

- La oposición ha sido muy dura con la labor del área de Servicios Sociales del Gobierno de Canarias. ¿Cree que realmente se ha fracaso en esta consejería?

- A veces me entran ganas de reírme y otras de llorar porque hay mucho cinismo. Que los datos no son buenos lo llevamos diciendo desde el mismo momento en que entramos y no porque estemos hablando de la herencia recibida, que es una expresión que no me gusta, sino porque era una realidad ya que entramos en una consejería de Derechos Sociales que estaba desastrosa. Yo le he dicho muchas veces a la ex consejera, Cristina Valido, con la que me he llevado bastante bien durante todo este tiempo, que cuando entramos nos encontramos con una falta de personal que tuvo que ver con los recortes de 2008, la no reposición de trabajadores tras las jubilaciones, y para atender a los servicios sociales, lo mismo que para atender en sanidad, hacen falta trabajadores. Nosotros nos encontramos con un problema grande de falta de personal y puedes tener mucho dinero pero no se soluciona; al revés, puede ser que tengas muchos millones pero no capacidad para ejecutarlo. Nos encontramos con aplicativos que no funcionaban así que nos pusimos las pilas y vimos quién funcionaba bien con el tema de la dependencia, cómo lo hacían en otras comunidades, qué tipo de aplicativos funcionaban… y cuando empezamos a ponernos en marcha, llegó la pandemia. Ni que Podemos tuviera la culpa de la pandemia. La gente del PP también sabe lo que está pasando con los ERTEs porque ellos también lo sufren pero son incapaces de tener una mirada más amplia porque no hablo de épocas de pandemia, hablo de otras épocas que en materia de dependencia no han pasado nunca lo que correspondía con Canarias y ahí tenemos los déficit y lo decimos con datos objetivos. Canarias está a la cola y no estamos contentas y nos encantaría tener una mayor dotación y dar un revulsivo. Ahora tenemos una ayuda que no está mal para empezar a hablar y después de dos años vamos a contar con cien personas más distribuidas en distintas áreas pero es que todavía faltan 500 o 600 más. Yo puedo pasar los datos de los trabajadores que tienen en dependencia y servicios sociales el resto de las comunidades autónomas en las que funcionan bien. Aquí tenemos un mal endémico enorme y lo peor es que ha estado silenciado y nosotras ahora lo estamos diciendo. Es como si en el hospital no hubiese médicos ni enfermeras.

- Por eso dijo Noemí Santana que si no tenían más recursos, tendrían que abandonar el Gobierno…

- No es ningún farol que si no nos dan más recursos, abandonaremos el Gobierno. Es una necesidad y a veces hay que decir las cosas de un modo más serio. Nosotros tenemos claro que en política estamos para un tiempo y después llegarán otros y queremos dejarlo todo bien para que aunque sea, dentro de dos años, esté quien esté, las cosas estén al día y haya personas suficientes pero no engañando a la ciudadanía. No podemos decir que va bien y mostrar caramelos si no es verdad. Me gustaría ver cómo habría sido gestionado por ellos en una pandemia mundial. Me gustaría ver si el PP habría puesto los ERTEs en funcionamiento y si estarían dando las protecciones que estamos dando. Está claro que no estamos contentos porque estamos dando las mejores protecciones del mundo pero es que era imposible. Si cuando teníamos los hoteles llenos, había un treinta por ciento de paro. Da mucha vergüenza que tengan tan poca memoria.

- En el Cabildo de Lanzarote dicen que ha mejorado muchísimo la situación de los menores inmigrantes no acompañados. ¿Esto es real?

- El problema es que son dos mil y pico y eso es mucha gente y necesitamos mucha más cobertura y más presupuesto. Se está haciendo un excelente trabajo. Yo he ido visitando centro por centro en distintas islas y de verdad, me quito el sombrero porque el trabajo es excepcional. Está claro que siempre va a haber problemas y que necesitamos solidaridad del Estado y de Europa porque sabemos que Canarias es frontera y que no vienen a quedarse aquí y tiene que haber solidaridad y justicia social porque lo tenemos que asumir entre todo el mundo. Tratar bien a los chicos cuesta dinero. Es verdad que se están haciendo cosas muy bonitas, incluso de acogida, pero hace falta ayuda para que puedan desplazarse hacia donde quieren.

“No es un farol que si no nos dan más recursos, abandonaremos el Gobierno”
Comentarios