martes 26/10/21

El Sindicato Profesional de Médicos denuncia que el Hospital Molina Orosa niega las pruebas PCR a los sanitarios en contacto con otros que dieron positivo

Antonio Becerra lamenta que muchos de estos sanitarios hayan tenido que acudir a la sanidad privada para realizarse estos tests

lanzaroteEl Sindicato Profesional de Médicos denuncia que el Hospital Doctor José Molina Orosa de Lanzarote se niega a practicar las pruebas PCR a los sanitarios que han estado en contacto con profesionales que en su día dieron positivo en COVID-19, como es el caso de una enfermera del servicio de urgencia que dio positivo en los primeros días de confinamiento. El representante del CEMSATSE en el Hospital lanzaroteño, Antonio Becerra, ha denunciado ante la opinión pública la falta de protección que está sufriendo el personal sanitario en dicho centro hospitalario. 

En contra de las manifestaciones que se están haciendo desde la Dirección de dicho centro de que con respecto a los profesionales que han dado positivo se ha hecho un seguimiento correcto de los posibles  contagios, Becerra ha expuesto este lunes en Crónicas Radio-COPE Lanzarote que "el personal sanitario que ha estado en contacto directo con dichos profesionales se encuentra indignado por la negativa del servicio de prevención de riesgos laborales y medicina del trabajo a realizar las pruebas de PCR COVID a aquellos compañeros que han convivido estrechamente con los citados positivos". Según el representante sindical, "se han realizado pruebas a los pacientes atendidos por estos profesionales , pero no así a todos los que coincidieron con los positivos durante su larga jornada laboral, argumentando que el protocolo sólo hace referencia a los contactos habidos en las 48 horas anteriores pero unas horas antes no". 

Becerra ha explicado que el responsable de dicho servicio "alega que si alguien ha estado en contacto fuera de las 48 horas anteriores al diagnóstico no entra dentro del protocolo de PCR, aunque el contacto haya sido solo unas horas antes y durante todo un día". "Se sabe además cuándo y cómo se contagiaron dichos positivos y en el momento de la prueba ya habían pasado más de una semana de dicho hecho. Por tanto, aquellos que estuvieron en contacto solo unas horas antes de las 48 horas han estado conviviendo con alguien que llevaba ya más de 5 días contagiado", ha afirmado. "Desde el sindicato nos extraña que un profesional al que se le supone un mínimo nivel de preparación no sea capaz de valorar cuándo una prueba debe ser hecha debido a unas circunstancias que escapan al protocolo", denuncia Becerra. 

Acuden a la sanidad privada

Según ha dicho, "la situación de preocupación y temor que están viviendo estos profesionales sanitarios que como sabemos es el colectivo más afectado por el COVID-19 es tal, que muchos han optado por hacerse la prueba en centros privados o bien por solicitarla en atención primaria, con el despropósito que supone que personal trabajando en un hospital tenga que ir a la privada a hacerse dichas pruebas", unos tests que en el caso de la Sanidad pública no deberían costar más de 50 euros y que en la privada se realizan por algo más de 100 euros. 

"Insistimos en la necesidad de proteger al personal sanitario que como sabemos es el colectivo más castigado por esta pandemia y al que la población califica como el más valorado por su actuación durante la misma. Ello redunda además en que la población a la que se atiende no resulte perjudicada por contagio precisamente por el profesional que lo cuida", insiste Antonio Becerra, que ilustra este agravio comparativo para los sanitarios recordando que desde marzo Canarias ha superado las 200.000 pruebas PCR. "Es incomprensible y no tiene ninguna lógica, teniendo en cuenta que ahora mismo a cualquier persona que acuda al Hospital con tos se le va a realizar esta prueba de forma gratuita", ha apostillado.

El Sindicato Profesional de Médicos denuncia que el Hospital Molina Orosa niega las...
Comentarios