martes 19/10/21
La concejala delegada de la Octava Isla reclama responsabilidad a los padres de menores que protagonizaron botellones sin respetar las normas sanitarias

Alicia Páez califica de “auténtico escándalo” el final de las fiestas de La Graciosa

Cuatro policías locales y dos guardias civiles velaron por la seguridad el fin de semana, pero hubo tres horas sin presencia policial en la madrugada del domingo

 

 

678678678

- Reconoce que no se cumplieron las medidas sanitarias contra la COVID y acusa de "falta de civismo a muchos menores y a otros no tan menores" 

La concejala delegada de la isla de La Graciosa, Alicia Páez, ha puesto este martes el grito en el cielo ante las imágenes que estos días están circulando por las redes sociales y que muestran diversas aglomeraciones, fiestas paralelas a las oficiales y botellones en la recta final de las fiestas de la Virgen del Carmen, que han tenido su colofón final este pasado fin de semana.

Tras la clausura de dicha celebración varios vecinos ya habían trasladado este lunes a este diario que no se respetaron medidas básicas anti COVID, como el uso de la mascarilla o el mantenimiento de la distancia social, algo que este martes ha ratificado la propia Alicia Páez en declaraciones al programa ‘A Buena Hora’.

“Esto viene sucediendo hace años, pero ahora es increíble, con el hándicap que tenemos de la situación sanitaria actual”, ha manifestado Páez, visiblemente preocupada ante lo que ha calificado de “auténtico escándalo”.

La edil nacionalista ha reconocido, además, que muchos de los asistentes a estas fiestas, efectivamente, no respetaron las actuales restricciones sanitarias en noches en las que se organizaron botellones y en las que fueron varias las quejas por ruidos a altas horas de la noche.

Páez ha acusado de "falta de civismo" a las decenas de asistentes a estas fiestas, muchos de ellos menores de edad y adolescentes no acompañados por sus padres o tutores, que no tuvieron en cuenta las actuales restricciones sanitarias por la COVID-19, a pesar de que Lanzarote y La Graciosa llevan ya casi dos semanas en el nivel 1 de alerta decretado por Sanidad del Gobierno de Canarias.

“Hablo de jóvenes y también de gente no tan joven, porque esto hay que aclararlo”, ha señalado la responsable de La Graciosa. “Ha habido un poquito de todo pero, ¿dónde están esos padres de esos menores que les dejaron trasladarse a La Graciosa, con la situación en la que estamos? Tenemos que cumplir ciertas normas sanitarias, como el uso de la mascarilla, algo que no se llevó a cabo estos días”, ha planteado Páez, que ha lamentado que “durante todo el fin de semana no se han cumplido las normas relacionadas con las aglomeraciones, ni las normas sanitarias ni el uso de mascarillas”.

La concejala delegada, además, ha advertido de la necesidad de controlar el aforo  y las restricciones sanitarias en estas fiestas en La Graciosa y el resto de fines de semana. “Tanto el viernes por la mañana, como el sábado y el domingo los trabajadores del Ayuntamiento comenzaron a limpiar desde las 6 de la mañana pues, ya no es solo que incumplieron todas las normas y que no dejaron dormir a los vecinos, algo que yo también sufrí, sino que también dejaron La Graciosa que daba pena”, ha denunciado. Según Páez, “todos los años sucede lo mismo con todo el casco urbano e incluso en la Playa de El Salado, donde se suelen hacer muchos botellones”.

Responsabilidad paternal

La edil ha recalcado tras estos hechos que “la responsabilidad de los menores es de los padres”. “¿Cómo es posible que muchos padres dejen a sus hijos todo un fin de semana, incluso sin saber dónde se van a quedar o dónde no, y con la situación sanitaria que tenemos?”, ha cuestionado.

“Estamos viendo que, a pesar de estar vacunados, el virus sigue estando ahí y sigue saliendo, sobre todo, en la población joven”, ha argumentado.  “La responsabilidad de los menores es de los padres”, ha insistido Páez.

Sin presencia policial varias horas a pesar del refuerzo

En este sentido, la concejala de Teguise ha expuesto que “se preveía que iba a llegar bastante gente y que esto podría suceder, como está pasando en toda España y todas las islas casi todos los fines de semana”.

Sobre la responsabilidad municipal en estos hechos, Alicia Páez ha destacado que “el Ayuntamiento de Teguise reforzó la presencia policial y había cuatro policías locales y dos guardias civiles, que hacían diferentes turnos”. Sin embargo, ha reconocido que “es cierto que esa noche a las 4 horas terminaba un turno y que el siguiente comenzaba a las 7 horas de la mañana, mientras que eso [la fiesta que recoge el vídeo que acompaña a esta información] sucedía a las 5:30 horas de la mañana”.

En cualquier caso, Páez ha indicado que “esto sucede desde hace muchos años en La Graciosa, desde que llega la época de las fiestas de la Virgen del Carmen y sin que el Ayuntamiento organice fiestas, sino actos concretos con aforo limitado y en instalaciones municipales, con todos los controles sanitarios que se nos exigen”.

Alicia Páez califica de “auténtico escándalo” el final de las fiestas de La Graciosa
Comentarios