viernes. 23.02.2024

 

El Lanzarote Quemao Class se ha consolidado como el evento más esperado de Europa, y en su octava edición además ha superado todas las expectativas con unas condiciones de olas espectaculares en la mundialmente reconocida ola de El Quemao, que han dejado tras de sí imágenes inolvidables superando lo visto en sus anteriores ediciones.
 
La organización de la prueba destaca este jueves en nota de prensa que el surfista francés Joan Duru terminaba coronándose como campeón de esta 8 edición, tras liderar en su modalidad desde el comienzo consiguiendo las puntuaciones más altas, además de dejar tras de sí imágenes impresionantes, consiguiendo hasta dos olas de 10 puntos cada una. “Este es un evento muy especial para mí, con una de las mejores olas del mundo, es realmente un sueño, forma un tubo perfecto”, comentaba tras su victoria.
 
Junto a él en el pódium de surf terminaban, en segundo lugar, el también francés Sam Piter, el portugués Joao Mendonça en tercer puesto, y el vasco Aritz Aranburu en cuarto lugar.
 
Este último agradecía “poder estar de vuelta y seguir estando en la lista de invitados para competir en un evento tan importante”. Aranburu destacaba además que, después de más de 20 años viniendo a Lanzarote siempre le quedan cosas por descubrir y es un valor añadido para un evento donde están garantizadas las mejores condiciones de olas.
 
Una de las grandes sorpresas de esta octava edición fue el joven lanzaroteño Makoa Gómez, quien obtuvo un wildcard para poder competir y que llegó hasta las semifinales de esta 8ª edición. Sin duda ha sido todo un ejemplo del esfuerzo y dedicación del que es una de las jóvenes promesas del surf de las islas.

 
Tampoco faltaron al Lanzarote Quemao Class el estadounidense Mason Barnes, el irlandés Gearoid McDadid y el brasileño Pedro Calado. Esta era la primera vez compitiendo en La Santa del estadounidense, que no salía de su asombro ante la espectacularidad de la ola de El Quemao. “Es incluso mejor de lo que podría haber imaginado, es una de las mejores olas que he visto nunca en mi vida”, decía.
 
En bodyboard, era el competidor de Isla Reunión, Amaury Lavernhe quien se hacía con el título de campeón. El bicampeón del mundo de bodyboard, se coronaba como vencedor por cuarta vez en el Lanzarote Quemao Class. Este conoce bien la ola de El Quemao, y se siente cómodo en esa ola. Además, “poder competir con estas condiciones de olas es increíble, rodeado de todo el público que acude a verlo. Somos todos muy privilegiados de que nos hayan invitado para poder competir”.
 
Junto a él en el pódium de bodyboard terminaron el vasco Alex Uranga en segundo lugar, el grancanario William Lujan en tercer puesto, y el francés Ethan Capdeville en cuarto puesto.
 
El Lanzarote Quemao Class es un evento único en el mundo que combina las modalidades de surf y bodyboard, y tener la oportunidad de competir juntos es todo un privilegio. Así lo expresó el hawaiano y nueve veces campeón del mundo de bodyboard Mike Stewart. Este expresaba como “no hay muchos lugares en el mundo donde las condiciones se alineen y resulten en una ola tan perfecta como esta. Es el Pipeline (Hawái) europeo. Es un lugar realmente único en el mundo”.
 
Así terminaba la competición de esta 8ª edición del Lanzarote Quemao Class, reuniendo una vez más a estrellas del surf y bodyboard mundial en La Santa, Tinajo, donde durante dos días se convertiría en el epicentro del deporte mundial, acaparando todas las miradas en la que ha sido su edición más espectacular y emocionante hasta la fecha.
 
Pero el evento no termina aquí, ya que este año se convertía en mucho más que un evento deportivo, y continuará desarrollando diferentes iniciativas para la promoción de la cultural, la educación, la sostenibilidad, la gastronomía y el turismo durante todo el año en Lanzarote.

Lanzarote Quemao Class, una octava edición para la historia
Comentarios