jueves. 30.05.2024

La historia de Darío Ramírez es la de un niño que destacó haciendo lo que más le gusta hacer en equipos locales de fútbol de Lanzarote como el Lomo o el Marítima. Era cuestión de tiempo que alguien se fijara en su descomunal talento para que tuviera que hacer las maletas y marcharse de Lanzarote. Fue la Real Sociedad la que lo tuvo claro y la que está convencida de que su apuesta va a ser un éxito seguro. De hecho, Darío debutó el pasado sábado con 16 años casi recién cumplidos en un duro enfrentamiento contra el Vasconia. ¿Qué hizo? Lo que sabe hacer casi mejor que nadie, jugar al fútbol y marcar goles. El del sábado, y seguro que no lo olvidará, fue su primer gol oficial con la camiseta blanquiazul de los donostiarras.

IMG-20210321-WA0008

La Real Sociedad se llevó al jugador lanzaroteño a San Sebastián para que se centrara en sus estudios y en el fútbol. A miles de kilómetros de su tierra Darío compagina a la perfección ambas cosas y continúa con su progresión. Mientras, el equipo le permite pequeños caprichos, como hacer de recogepelotas en un estadio que seguramente le verá más pronto que tarde debutar en Primera División. Allí, en Anoeta, este domingo cumplió alguno de sus sueños, como era estar al lado de ídolos de su cercana infancia como el mago de Arguineguín, David Silva, con quien consiguió fotografiarse y mostrar al mundo una imagen que habrá que guardar para el recuerdo, para cuando se diga que hubo otro jugador canario que llegó igual de lejos que el futbolista que lo ha sido todo y que ahora milita, probablemente en sus últimos años de carrera, en el equipo vasco.

En un partido para olvidar de la Real, en el que cayó por 6 goles a 1 contra el mejor Barcelona de la temporada, Darío Ramírez también se pudo fotografiar con otro de sus ídolos, el que para muchos es el mejor jugador de todos los tiempos, Leo Messi. La única pena que le quedó, si es que le quedó alguna, es no haberse podido sacar una foto con el otro jugador canario que está triunfando en el Barcelona, Pedri, cuyos pasos es evidente que tiene intención de seguir y de alcanzar. 

Darío Ramírez, tras los pasos de David Silva
Comentarios