lunes 18/10/21

Si ardes tú, nos duele a todos

Todos nuestros corazones, al unísono por nuestra hermosa isla palmera. Años de sacrificio para tener un hogar, recuerdos que se quedan colgados en las paredes, esa foto de nuestros seres queridos, lugares donde han mecido a sus hijos; lugares donde esos niños; están a la merced de la naturaleza, sus escuelas, sus amigos. Quizá no puedan salir a jugar y a mecerse, con ese aire fresco que tienen en esa preciosa tierra. No lloran los ojos, llora el corazón y nosotros gente humilde y cariñosa, también lloramos en la lejanía por nuestros hermanos palmeros.

En particular, sufro por un ser humano, gran compañero Jonás, porque desde que lo conocí, supe que era una gran persona. Su familia, lejos, puedo imaginar que junto a su mujer e hijos, vivirá pendiente. Desde aquí quiero desearle a él y a todos, el mínimo sufrimiento, que la naturaleza no les robe la alegría; esos abuelos de tus niños Jonás, esperarán verlos y abrazarlos de nuevo.

No puedo darte sino mis palabras, pero me conoces y detrás de cada una de ellas, va mi cariño y mis energías para desearte, que pronto puedan reunirse y que esta pesadilla acabe.

Que la lava se solidifique y que esa isla crezca, sin que nadie pierda su vida. Mar, lava, cielo y tierra, que sean elementos de ese ciclo de la Tierra, grandioso pero ladrón de recuerdos y caricias sepultadas en esas casas. Ánimo a todos y que toda esa gente que está ayudando e investigando tengan la gran recompensa; de alegrar vidas.

Para ti Jonás con todo mi cariño. 

Si ardes tú, nos duele a todos
Comentarios