jueves. 18.08.2022

Manuel Pina y Margot Moles: campeones 90 años después

gabe-abrahams-.

Manuel Pina y Margot Moles fueron un matrimonio de excepcionales deportistas de los años treinta del siglo pasado, de la época de la Segunda República Española. En 1932, Margot Moles se proclamó Campeona de España en varias disciplinas atléticas y alcanzó la plusmarca mundial de lanzamiento de martillo. En 2022, se cumplen 90 años de su gran momento. Recordamos a ambos deportistas, a modo de homenaje.

Manuel Pina Picazo (c. 1906-1942) nació en Madrid, siendo hijo de Mauricio Pina y Manuela Picazo. Desde joven, trabajó como dependiente de comercio, en diferentes establecimientos madrileños, a la vez que se aficionó a los deportes de montaña. A partir de 1925, destacó como esquiador en los torneos sociales del club madrileño de montaña Sociedad Peñalara.

En 1928, Manuel Pina ganó su primer trofeo de importancia, el trofeo Alfonso XIII de esquí, una especie de Campeonato de España oficioso. El rey estuvo presente en el acto y la foto de la entrega del trofeo ocupó la portada del diario monárquico ABC.

En 1930, Pina fue uno de los fundadores del Real Canoe Natación Club y formó parte de su primera junta directiva. En ese año, confirmó su condición de mejor esquiador de España con un gran triunfo. Se proclamó Campeón de España de esquí de fondo.

En 1934, Manuel Pina se casó en Madrid con Margarita Moles Piña, conocida como Margot Moles, una deportista extraordinaria.

Margot había nacido en Terrassa en 1910 y residía en Madrid desde 1917. Pertenecía a una familia de intelectuales, científicos y políticos. Su padre Pedro Moles Ormella fue maestro. Su tío Enrique Moles fue el químico más relevante de la ciencia española de la época. Su tío Juan Moles fue ministro de la Gobernación de la Segunda República Española en 1936.

La joven Margot Moles enseguida se mostró como una deportista excepcional. 1932 fue su mejor año. Fue Campeona de España en varias disciplinas atléticas (lanzamiento de disco y peso), alcanzando la plusmarca mundial de lanzamiento de martillo. Su plusmarca de martillo permaneció durante 43 años.

Tras su matrimonio con Manuel Pina en 1934, Margot también fue Campeona de España de hockey con el Atlético de Madrid (1934, 1935, 1936) y Campeona de España de esquí (1936), así como olímpica en los Juegos de Invierno de ese año.

En 1936, Manuel Pina emuló los grandes logros de su mujer y repitió su hazaña de 1930. Volvió a proclamarse Campeón de España de esquí con gran brillantez, en esta ocasión en la especialidad de saltos, reafirmando su condición de mejor esquiador español.

Tras el Golpe de Estado contra la Segunda República Española del 18 de julio de 1936 y el inicio de la Guerra Civil, el matrimonio de excepcionales deportistas fue fiel a la Segunda República. Manuel Pina y otros destacados esquiadores se unieron como instructores al Batallón Alpino de esquiadores del ejército republicano para combatir en Guadarrama. Margot Moles pasó a formar parte del Consejo Nacional de Educación Física de la Segunda República.

En los momentos finales de la Guerra Civil, Manuel y Margot tuvieron una hija y él ascendió al grado de teniente de infantería del Ejército de Tierra.

Acabada la guerra y consumada la victoria de los golpistas encabezados por Francisco Franco, Manuel Pina intentó escapar al extranjero a bordo del barco Stanbrook, pero fue apresado en Alicante el 1 de abril de 1939.

Encarcelado en los campos de Almendros y Albatera, fue conducido a las prisiones de San Miguel de Orihuela y Málaga. Trasladado a Madrid, un Consejo de Guerra militar de la dictadura que gobernaba España desde 1939 le condenó a muerte. Manuel Pina fue fusilado en el Cementerio del Este de Madrid el 17 de enero de 1942.

Margot Moles intentó salvarlo, pero no pudo. Manuel Pina tenía en aquel momento 35 años, Margot Moles 31. Se separaron muy jóvenes, demasiado.

Apartada del deporte por la dictadura, Margot Moles sobrevivió a la muerte de su compañero Manuel Pina, confeccionando trajes de punto y jerséis, con su hija al lado. Las desgracias familiares fueron constantes para ella en los oscuros años de la postguerra. Sus padres y uno de sus hermanos se marcharon al exilio de México, junto a su tío y ex ministro republicano Juan Moles. Su tío científico Enrique Moles se exilió en Francia en 1939 y regresó a España en 1941, siendo encarcelado por la dictadura hasta 1945.

En las décadas posteriores, Margot Moles y sus gestas deportivas fueron silenciadas por la dictadura de Franco. Las nuevas generaciones nunca leyeron o escucharon nada de sus grandes logros deportivos, ni de sus viejas plusmarcas que aún prevalecían como su plusmarca mundial de martillo de 1932. Tampoco de los logros deportivos de su marido fusilado, varias veces Campeón de España de esquí. En medio de ese olvido, Margot Moles falleció en Madrid en 1987.

Pasados casi cuarenta años de la muerte de Margot Moles, se empezó a recuperar su figura y la de Manuel Pina. En 2018, el Centro Deportivo Municipal del distrito de Vicálvaro de Madrid pasó a llamarse Margot Moles en homenaje a la deportista. A principios de la pasada década, varios colectivos empezaron a realizar un homenaje anual a Manuel Pina y a otros fusilados en el Cementerio del Este de Madrid. Este artículo, dedicado a Manuel Pina y a Margot Moles en el 90 aniversario del mejor año de Margot (1932), es también un pequeño homenaje a ambos.

Manuel Pina y Margot Moles: campeones 90 años después
Comentarios